CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Autos

Escándalo de Volkswagen se extiende: 7.300 millones de dólares en costos y 11 millones de autos afectados

Por Mark Thompson, Ivana Kottasová

(CNN) — Volkswagen se ha visto envuelto en una creciente crisis por su intento de hacer que millones de autos diésel parecieran más limpios de lo que son.

El escándalo estalló el viernes, cuando los reguladores de Estados Unidos dijeron que la compañía alemana había programado a más o menos 500.000 vehículos para que emitieran niveles más bajos de las emisiones dañinas en las pruebas que en las calles.

Volkswagen asombró a los inversionistas el martes al admitir que el problema era mucho más grande que eso: las investigaciones internas habían encontrado discrepancias significativas en 11 millones de vehículos alrededor del mundo.

La compañía separó 6.500 millones de euros (7.300 millones de dólares) para cubrir el costo de las retiradas y los “esfuerzos por recuperar la confianza de nuestros clientes”, y en el proceso trajeron abajo su pronóstico de ganancias para el año.

Las acciones de Volkswagen bajaron otro 20% el martes, luego de colapsar en un 17% el lunes. Eso significa que más de un cuarto del valor de la compañía ha sido eliminado en solo dos días.

“Ahora parece que se está convirtiendo en un problema muy global. Será realmente malo para la reputación de la compañía por un par de años; llevará tiempo reconstruir la confianza de los clientes”, dijo Klaus Breitenbach, analista de la industria automotriz en Baader Bank. “Es verdaderamente preocupante para la compañía y también para toda la industria”.

Industria alemana

Es difícil exagerar la importancia de la crisis en Alemania, donde hacer autos de calidad es clave para la reputación del país como una fuerza de la fabricación y la exportación. La industria automotriz representa más o menos el 20% de las exportaciones, y emplea a 775.000 personas directamente.

Volkswagen, un fabricante que también es dueño de las marcas Audi y Porsche, sobrepasó a Toyota anteriormente este año para convertirse en el mayor fabricante de autos del mundo según las ventas de vehículos.

Las autoridades en Alemania le han ordenado a los fabricantes de autos del país que sean honestos respecto a la escala de la manipulación de emisiones. El gobierno francés quiere que se realice una investigación en toda Europa, e Italia quiere conocer si ha sido afectada.

Volkswagen dijo que estaba en contacto con las autoridades relevantes y con la Autoridad Federal del Transporte Motor de Alemania.

Aparte del daño financiero —Volkswagen en teoría podría enfrentar multas de hasta 18.000 millones de dólares en Estados Unidos solamente— la compañía podría perder a su jefe en medio de este asunto.

Martin Winterkorn, CEO de Volkswagen. (Crédito: Sean Gallup/Getty Images)

Martin Winterkorn, CEO de Volkswagen. (Crédito: Sean Gallup/Getty Images)

El director ejecutivo Martin Winterkom, quien sobrevivió a un intento por quitarlo de su posición anteriormente este año, se disculpó con los clientes el domingo por haber traicionado su confianza.

‘Metida de pata’

Algunos analistas dicen que su posición en la cima de Volkswagen una vez más podría verse amenazada debido a ese escándalo. Los medios alemanes informaron que él podría ser derrocado tan pronto como el viernes, para ser reemplazado por el director ejecutivo de Porsche, Matthias Mueller.

No fue posible contactar a Volkswagen inmediatamente sobre los informes.

Michael Horn, el director de Volkswagen en Estados Unidos, admitió la noche del lunes que la compañía había “metido la pata por completo”.

“Hablemos claro en esto, nuestra compañía fue deshonesta con la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), con el consejo de recursos del aire en California y con todos ustedes”, dijo Horn. “En mis palabras en alemán, hemos metido la pata por completo”.

Los reguladores en Estados Unidos dijeron que Volkswagen burló los estándares ambientales al programar un software para el manejo del motor en algunos autos diésel, a fin de que encendiera los controles de emisiones solo cuando estaban siendo probados. Los autos equipados con este dispositivo tendrían hasta 40 veces más emisiones en carretera, dijo la EPA.

Entre los modelos de VW que fueron afectados se encuentran el Jetta, Beetle y Golf del 2009 al 2015, el Passat del 2014 al 2015, así como el Audi A3, del modelo 2009 al 2015.

Entre los modelos de VW que fueron afectados se encuentran el Jetta, Beetle y Golf del 2009 al 2015, el Passat del 2014 al 2015, así como el Audi A3, del modelo 2009 al 2015.

Retiro de vehículos

Los reguladores han ordenado que Volkswagen retire los vehículos, y la compañía dijo que estaba poniendo en pausa las ventas de algunos autos en Estados Unidos.

Los modelos afectados incluyen al VW Jetta, al Beetle y al Golf de 2009 a 2015, al Passat de 2014 a 2015, al igual que al Audi A3 en los modelos de 2009 a 2015. Los propietarios de los automóviles “CleanDiesel” han presentado una demanda de acción conjunta en contra de Volkswagen.

“Debemos reparar esos autos e impedir que esto vuelva a suceder; además, tenemos que enmendar las cosas con el gobierno, el público, nuestros clientes, nuestros empleados y sobre todo, con nuestros distribuidores”, dijo Horn.

El escándalo arrastró a otros fabricantes de autos europeos por temor a que las secuelas podrían afectar a la industria más amplia. Daimler (DDAIF), el fabricante de Mercedes-Benz, había bajado en un 4,6% el martes, mientras BMW perdió 5,2%. Ambas compañías dijeron que el problema no está afectando a sus autos.