CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Medio Oriente

7 cosas que debes saber sobre la violencia entre Israel y los palestinos

Por Ben Wedeman

(CNN) — Durante las últimas semanas, la violencia en el conflicto israelí-palestino, que ha durado varias décadas, se ha intensificado.

El derramamiento de sangre no es poco común en esta parte de Medio Oriente, pero esta particular ola de agresión — apuñalamientos, así como tiroteos y atropellos a la multitud— es muy diferente a los ataques con misiles o los bombardeos suicidas organizados del pasado.

Los ataques han llevado a hablar de forma generalizada de una tercera Intifada palestina o agitación.

Esto es lo que necesitas saber.

1. ¿Qué dio inició a la última ronda de violencia? ¿Por qué ahora?

El último aumento de violencia en Jerusalén inició cuando dos israelíes fueron apuñalados hasta la muerte por un palestino en la Ciudad Vieja, a lo cual le siguió una serie de apuñalamientos y otros ataques.

Un grupo de dolientes lleva el cuerpo sin vida de Muataz Ibrahim Zawahara que murió en enfrentamientos violentos cerca a la ciudad de Belén; los hechos incrementaron más la violencia entre israelíes y palestinos.

Un grupo de dolientes lleva el cuerpo sin vida de Muataz Ibrahim Zawahara que murió en enfrentamientos violentos cerca a la ciudad de Belén; los hechos incrementaron más la violencia entre israelíes y palestinos.

Un punto de contienda en particular es el Monte del Templo, conocido por los musulmanes como Haram Al-Sharif, en la Ciudad Vieja.

En un acuerdo no escrito, vigente desde que Israel tomó el control de la totalidad de Jerusalén en 1967, a los judíos no se les permite orar en el Monte del Templo, donde se encuentran la mezquita de Al-Aqsa y la Cúpula de la Roca.

Cada vez más en los últimos años, los activistas judíos radicales han exigido un mayor acceso al Monte del Templo y los políticos de derecha han exigido el derecho para que los judíos oren allí.

Esto ha provocado una generalizada preocupación entre los palestinos en relación a que el status quo está siendo violado y que terminará en la división del Monte del Templo.

Durante los últimos años, las tensiones han coincidido con las festividades judías de otoño, conocidas como “Días temibles”. Este año, la festividad coincidió con la festividad de Eid-al-Adha de los musulmanes y las tensiones aumentaron aún más.

2. Sin embargo, la seguridad ha empeorado durante algún tiempo, ¿cierto?

De hecho, la situación de seguridad en Jerusalén y Cisjordania ha sido cada vez más tensa desde el 2014, cuando tres colonos israelíes adolescentes fueron secuestrados y asesinados en Cisjordania por parte de militantes de Hamás.

Palestinos protestan en Rafah, al sur de Gaza el 13 de octubre.

Palestinos protestan en Rafah, al sur de Gaza el 13 de octubre.

Unas semanas después, extremistas judíos secuestraron y asesinaron a un palestino de 17 años de Jerusalén Oriental. Esto intensificó aún más las tensiones y desencadenó enfrentamientos en el históricamente árabe Jerusalén Oriental. Posteriormente, una serie de ataques contra civiles israelíes perpetrados por palestinos de Jerusalén Oriental sacudió a la ciudad en el otoño.

El 31 de julio, en Cisjordania, los colonos israelíes incendiaron una casa palestina en un llamado “ataque de precio a pagar”, en el que murió un niño de 18 meses y sus padres. El 1 de octubre, una pareja israelí fue asesinada a tiros frente a sus cuatro hijos, cerca de la ciudad palestina de Nablus. La policía israelí ha detenido a una célula de Hamás, que según ellos estaban detrás del ataque.

Todo esto surge en un contexto que muchos palestinos consideran como una interminable y humillante ocupación israelí que ha tenido lugar desde la guerra de 1967, cuando Israel conquistó toda Jerusalén, Gaza, Cisjordania y los Altos del Golán sirios.

3. ¿Acaso estos ataques con cuchillos es una nueva forma de terrorismo organizado?

Incluso los funcionarios de inteligencia israelíes no están culpando por ninguno de estos ataques a los grupos militantes palestinos o facciones, como al Yihad Islámico, a las Brigadas de los Mártires de Al-Aqsa Mártires o Hamás. Hamás ha elogiado a los atacantes, pero no se atribuyó la responsabilidad.

Al parecer, muchos de los atacantes han sido motivados por lo que ven en Facebook y Twitter, donde se publican fotos y videos de los ataques.

Los atentados suicidas que eran el sello distintivo de la Segunda Intifada necesitaba una infraestructura… abastecer a los bombarderos, fabricar y suministrar explosivos y llevarlos al lugar para llevar a cabo los ataques. Las fuerzas israelíes lograron destruir gran parte de esta infraestructura para finales de ese levantamiento.

Soldados israelíes apuntan sus armas contra protestantes palestinos durante desórdenes en Belén el 12 de octubre.

Soldados israelíes apuntan sus armas contra protestantes palestinos durante desórdenes en Belén el 12 de octubre.

Las fuerzas israelíes han invertido una gran cantidad de dinero en desarrollar una red de inteligencia —incluyendo colaboradores e informantes— en Jerusalén Oriental y Cisjordania, construyendo una barrera de separación (denominado “Muro del Apartheid” por los palestinos) alrededor de Cisjordania para detener a los potenciales atacantes suicidas y al desarrollar el sistema de defensa antimisiles Cúpula de Hierro para interceptar los cohetes disparados desde Gaza.

Sin embargo, es fácil comprar un cuchillo en Jerusalén. Los ataques con cuchillos son la última respuesta de baja tecnología ante la costosa seguridad de alta tecnología de Israel. Representan una forma sencilla de lograr lo mismo que los atacantes suicidas lograron: horrorizar a los israelíes comunes y corrientes.

4. ¿Cómo están reaccionando los palestinos e israelíes?

Los israelíes comunes y corrientes se encuentran en estado de alarma. Están tomando medidas de protección: hay increíblemente menos gente en las calles. Aquí, los israelíes están reconsiderando las rutas para ir al trabajo… prefieren conducir que tomar el autobús o el tren ligero.

Ahora más israelíes portan armas y más personas solicitan licencias de armas. El alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, hizo un llamado a los propietarios de armas con licencia para que las portaran. Los palestinos también tienen miedo; muchos más de ellos han muerto en ataques de represalias y tiroteos por las fuerzas de seguridad.

Sin embargo, existe resentimiento y odio, de una magnitud tal que nunca antes había visto.

Durante la Segunda Intifada, la cual tuvo lugar desde el 2000 hasta el 2005, hubo mucho miedo y desconfianza mutua, pero aún había recuerdos de cuando la gente coexistía en la década de 1990.

Para la generación más joven de palestinos e israelíes, eso ha desaparecido por completo. Después de la Segunda Intifada y tres guerras en Gaza, con lo único que asocian a la otra parte es con la violencia.

5. ¿Qué están haciendo los políticos?

En resumen, muchas palabras y poca acción.

En términos políticos, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se encuentra bajo mucha presión para que responda de manera más agresiva.

Un político le dijo que “dejara de titubear y empezara a actuar”. Una encuesta de opinión publicada el fin de semana encontró que el 73% de los israelíes no están satisfechos con la forma en que el gobierno está manejando la última ola de violencia. Ellos quieren una respuesta más severa ante los ataques.

En el lado palestino, el líder Mahmoud Abbas, ahora de 80 años de edad, no cuenta con demasiado apoyo público. Él está siendo visto como viejo, incompetente y suave con Israel. Él ha pedido que se reduzcan las tensiones, pero otros líderes palestinos no parecen dispuestos a seguir su línea.

6. ¿Qué pasó con el proceso de paz? ¿Acaso no se suponía que los palestinos obtendrían su propio estado?

Se le prestó especial atención al proceso de paz durante la Segunda Intifada y los sucesivos presidentes de Estados Unidos han intentado una y otra vez revivirlo.

Sin embargo, bajo el mandato de Ariel Sharon, quien fue primer ministro del 2001 a principios del 2006, y de Benjamin Netanyahu, desde el 2009 hasta ahora, el gobierno israelí, en el mejor de los casos, ha sido indiferente en relación al proceso de paz.

El último intento que hizo el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, por relanzar el proceso de paz en el verano del 2013 no logró ningún avance.

Un obstáculo importante es la continua construcción de asentamientos en Cisjordania por parte de Israel. Según estimaciones realizadas por el grupo israelí de derechos humanos B’Tselem, existen casi 550.000 colonos que viven en comunidades exclusivamente judías en Cisjordania. Los asentamientos son considerados ilegales según el derecho internacional, algo que Israel impugna.

Kerry ha dicho que viajará a Medio Oriente para ayudar a calmar la situación, aunque dados los resentimientos entre el presidente estadounidense Barack Obama y Netanyahu sobre su oposición al acuerdo nuclear de Irán es cuestionable cuánto se quiere involucrar Estados Unidos diplomáticamente.

7. ¿Acaso esto podría convertirse en una Tercera Intifada?

Es poco probable. Es una ola de ataques que posiblemente disminuirá.

La Segunda Intifada tuvo una enorme consecuencia en la economía palestina y su forma de vida. Muchos jóvenes palestinos eran demasiado pequeños para recordar los días más oscuros de la sublevación… pero sus padres lo recuerdan y no quiero pasar por eso de nuevo, incluso si resienten la ocupación desde hace 48 años por parte de Israel.

Ellos no tienen la energía para enfrentar años de violencia, cierres, detenciones, muertes y funerales. Mi preocupación es que estos ataques se harán cada vez más frecuentes. Disminuirán rápidamente, pero el odio mutuo solo se intensificará.