CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Religión

¿Cómo celebran los ateos la Navidad?

Por Todd Leopold

(CNN) — A Hemant Mehta le encanta la época de Navidad.

Le encanta reunirse con la familia y los amigos. Le encanta dar regalos. Le encanta el espíritu alegre y las multitudes que compran en la avenida Michigan de Chicago. Incluso tiene un árbol.

El único detalle es que Mehta es ateo.

Pero eso no es razón para no disfrutar de “la época más maravillosa del año”, como dice la canción.

“Los cristianos no son dueños de diciembre. Incluso si la Navidad como fiesta cristiana no existiera ahora mismo, creo que habría muchas razones por las que tiene sentido tomar un par de semanas de descanso a fin de año, cuando el clima no es el mejor, cuando todo el mundo necesita un descanso del trabajo”, dijo Mehta, un escritor del área de Chicago y ex profesor de matemáticas que escribe para el blog The Friendly Atheist. Esta es una forma agradable de relajarse y pasar tiempo con la familia. Si coincide con las fiestas religiosas de la mayoría, genial”.

Hoy en día, Mehta no está solo en su ateísmo. Según una encuesta de 2014 de Pew, el porcentaje de estadounidenses que se identifican como ateos —aunque todavía es relativamente bajo— se ha duplicado desde 2007, del 1,6% al 3,1%. Además, los ateos generalmente son más jóvenes que la población general, lo que quizá indica un mayor crecimiento en los próximos años.

“Lo que estamos viendo es el crecimiento continuo de personas que carecen de la creencia en Dios”, dijo Nick Fish, director del programa nacional para el grupo ateo American Atheists.

No todas las personas que carecen de la fe en Dios afirman ser “ateos”, añadió, y parte de lo que American Atheists está tratando de hacer es rebatir las ideas falsas sobre a lo que él en broma se refiere como “la terrible palabra A”.

“La gente desconfía de nosotros. La gente oye esa terrible palabra A y cree que eso dice algo acerca de la clase de persona que eres. Eso es lo que necesitamos disipar”, dijo. “Ese es el trabajo que tenemos que hacer acerca de ser abiertos y honestos sobre lo que creemos y lo que no creemos”.

Pero la época de las fiestas de fin de año —incluso llamarla “temporada de las fiestas”— puede ser problemático para los ateos, sin mencionar para quienes no son cristianos. Esta es la época del año en la que grupos presentan demandas por el pesebre en el centro de la ciudad, o se quejan por una “guerra contra la Navidad” si un empleado de una tienda por departamentos les da el saludo más secular de “Felices fiestas”.

Incluso Starbucks fue criticado por sus sencillas tazas rojas, aunque la controversia quizá fue una tormenta en una taza de café.

‘Nosotros también celebramos’

Sin embargo, American Atheists ha herido a algunos feligreses con vallas en Colorado Springs, Colorado, y Raleigh, Carolina del Norte, que dicen “¡Adelante, no vayas a la iglesia! Solo pórtate bien. ¡Felices fiestas!”

La afiliada a CNN, KXRM de Colorado Springs, notó que la valla no fue bien recibida por algunas de las personas que la veían.

“Puede ser un insulto para los que son religiosos y lo celebran, para el cristianismo y la religión en general”, dijo un espectador.

Randy Gotovich, de American Atheists, no estuvo de acuerdo.

“Estamos tratando de incluir a todos en la Navidad, y estamos diciendo que todos pueden celebrarla. No debería ser considerada estrictamente como una fiesta cristiana”, dijo.

Tal fricción está arraigada en la historia estadounidense, dice el profesor de religión de la Universidad de Boston, Stephen Prothero. La Navidad puede ser una fiesta religiosa, pero también es profundamente secular, lo que crea un conflicto natural.

“Siempre ha habido más personas en Estados Unidos que quieren volverla más religiosa… más cristiana”, dijo. “Pero la razón por la que lo hacen es que los cristianos en gran medida han perdido el control de la celebración”.

Su libro de 2013, “American Jesus”, habla acerca de cómo Jesús ha sido reclamado y adaptado por otras creencias y culturas en Estados Unidos. Lo mismo ha ocurrido con la Navidad, dice.

“Ya no es solo una fiesta cristiana. Implica muchas cosas más”, dijo.

Irónicamente, añade, mantener ese equilibrio probablemente ayuda a los cristianos directamente.

“Existe una manera en la que más cristianos conservadores quieren tener más de Jesús, pero también entienden que si la Navidad se vuelve demasiado sobre Jesús, no puede llegar al espacio público, y ellos la quieren en el espacio público”, dijo. “Creo que existe una ambivalencia en ese sentido. Se hace más grande de una forma si se seculariza un poco”.

Para Mehta, todo el concepto de una “guerra contra la Navidad” —quizá liderado por ateos como él— le deja de interesar.

“No sé contra quiénes luchan los partidarios de la ‘guerra contra la Navidad’, porque no somos nosotros; nosotros también la celebramos”, dijo.

Todo lo que los ateos quieren es ser aceptados, añade, lo que significa que no haya favoritismo por parte de las entidades del gobierno.

“No le estamos pidiendo a los gobiernos que digan ‘Dios no existe'”, dijo. “Estamos pidiendo que todos sean tratados equitativamente. No veo que ningún ateo pida un trato especial”.

Newtonmas y otras celebraciones

Para los ateos, las celebraciones de las fiestas van desde inexistentes hasta todo el asunto familiar. Algunas personas han empezado a celebrar “Newtonmas”, en honor al científico inglés Isaac Newton, quien nació el 25 de diciembre según el calendario juliano que se usaba en Inglaterra en aquella época.

La celebración, la cual fue dada a conocer por el fundador de Skeptics Society, Michael Shermer, podría contar con regalos de libros de ciencia y extensiones humanistas. Apareció en un episodio de “The Big Bang Theory” en 2009.

Irónicamente, Newton creía en Dios.

Mehta dice que su celebración de la Navidad probablemente no parece muy diferente a la de la mayoría de los estadounidenses.

“Sí a los árboles, porque es divertido, sí a los regalos, sí a pasar tiempo con la familia”, dijo. “Creo que si vieras lo que hago en teoría y no supieras nada más sobre mí, asumirías que soy religioso. Creo que lo único que no hacemos es tener un servicio en la iglesia. Pero en este momento, suenan villancicos en la casa de mis suegros, y ninguno de nosotros somos religiosos. Simplemente es agradable”.

Y si le dices “Feliz Navidad” a Mehta, aceptará alegremente tu saludo.

“Simplemente lo tomo al pie de la letra. Lo que ellos quieren decir es ‘Te deseo lo mejor'”, dijo. “Así que no me ofendo. Digo ‘Igualmente’ o ‘Felices fiestas'”.