CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Europa

Un ilusionista intentará una peligrosa hazaña en Año Nuevo

Por Kellie Morgan

(CNN) — En el Año Nuevo, la mayoría de las personas empiezan a intentar hacer realidad sus propósitos y resoluciones o pasan la resaca de la fiesta.

Pero no es el caso de Darcy Oake. Este ilusionista canadiense de 28 años planea un gran escape.

“Si sale bien será genial, pero si sale mal será un fracaso legendario”, dice, posiblemente entendiendo cómo es lo que parece ser un truco que pone en riesgo la vida.

El desafío al mejor estilo de Houdini implica que Oake esté suspendido a 6 metros del suelo, con ambos brazos encadenados a un marco de madera y acero, con su cabeza encerrada bajo candado en cubo de vidrio a prueba de balas lleno de agua.

Tendrá un poco más de dos minutos para abrir tres candados antes de quedarse sin aire.

No hay trucos, no hay ilusiones. Es una prueba de pura resistencia.

“He estado entrenando por el último año y medio para contener mi respiración por extensos periodos de tiempo”, explica Oake. “Puedo hacerlo en el suelo sin problema, sin ejercer energía, por lo que diría son casi tres minutos, pero cuando estás en una situación en que activamente intentas escoger candados, el juego cambia”.

Oake además enfrentará la distracción de realizar el acto frente a miles de personas durante el Desfile Anual de Año Nuevo en Londres. Nunca lo ha intentado al aire libre, donde grandes multitudes y el clime son factores desconocidos.

“Será un desafío simplemente abrir los candados”, dice. “Lo más importante para mí es recordar que no puedo entrar en pánico, porque el segundo en que empiezas a entrar en pánico no piensas bien y ese es el momento en que todo se va al traste”.

Y ha ido al traste antes. En dos previos intentos, Oake ha tenido que ser rescatado por su equipo. Durante un ensayo dejó caer un elemento para zafarse. En otro, no pudo abrir el primer candado y entró en pánico.

Aunque Oake puede ser rescatado en 10 segundos cuando está en tierra, no tendrá ese lujo cuando realice su hazaña a 6 metros.

“Si algo sale mal y hay pánico o algún tipo de catástrofe, nadie va poder traer el aparato para ayudarme”, dice, sin una pizca de temor.

Pero para Oake, no hay escenario malo.

“Si salgo, será un escape único. Eso es bastante épico, por lo que a mí respecta. Si sale terriblemente mal, también será épico”.