CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Sociedad

¿Ocupación en Oregon? Es un ataque de ‘Y’all Qaeda’, ironizan internautas

Por Wilfred Chan

(CNN) — Docenas de personas de raza blanca armadas han tomado el control de un edificio del gobierno federal en Oregon… entonces, ¿por qué no están siendo llamados, ya saben, terroristas?

Esa es la pregunta que usuarios de Internet se están haciendo luego de que manifestantes en contra del gobierno, algunos con armas semiautomáticas, tomaran el control de un centro de refugio de vida silvestre cerca de Burns, Oregon, en medio de una disputa territorial.

Uno de los hombres armados, Ammon Bundy, le dijo lo siguiente a CNN por teléfono: “Si se usa la fuerza contra nosotros, nos defenderíamos”, pero añadió que “no somos terroristas”.

Y ahora que han pasados dos días desde el inicio de la ocupación, muchos cuestionan si el hecho de que los ocupantes sean de raza blanca les otorga un conjunto distinto de reglas.

¿Doble moral?

Uno de los primeros en reaccionar fue el escritor Elon James White, quién inició la etiqueta #OregonUnderAttack (Oregon bajo ataque) para describir cómo sentía que las personas reaccionarían si los ocupantes no fueran blancos.

A medida que la etiqueta se convertía en tendencia, él explicó el argumento que estaba tratando de presentar: las personas perciben un evento de manera distinta dependiendo de la raza de quien esté involucrado.

“La primera etiqueta fue #OregonStandoff. No creía que eso en realidad captara lo que estaba ocurriendo. Si fueran personas de color las responsables de esto, entonces sería #OregonUnderAttack”, explicó.

“#BLM ha sido demonizado por mucho menos”, añadió, usando un acrónimo para el movimiento #BlackLivesMatter. White no respondió inmediatamente a la solicitud de comentarios de CNN.

Otros usuarios de Twitter rápidamente adoptaron la etiqueta de White para hacer argumentos similares.

“¿Me perdí la llamada a la Guardia Nacional en Oregon? Los recuerdo en Ferguson y Baltimore”, escribió Roland Martin en un tuit que fue compartido por muchos.

Al hacer eco de otro sentimiento popular, la actriz Jackée Harry comparó la respuesta pausada de las autoridades en Oregon con el asesinato policial de Tamir Rice, de 12 años de edad, calificándola de “hipocresía”.

 

El comentarista musulmán británico también hizo uso de la etiqueta, pidiéndoles a las “personas blancas moderadas” que “alzaran la voz”, lo cual fue una referencia a la forma en la que a menudo le piden a los musulmanes que se disculpen por los ataques llevados a cabo por extremistas radicales.

 

Y el bloguero Larry Waldbillig señaló la ironía histórica de que los pistoleros “recuperaran” tierra que originalmente le pertenecía a los indígenas de Estados Unidos.

 

Pero los defensores de la milicia se apresuraron a devolver el golpe con sus propias acusaciones de doble moral.

“Justificada o no, esta una protesta en contra del abuso de poder por parte del gobierno. Si Oregon es terrorismo, entonces también lo es el movimiento #BlackLivesMatter”, escribió Paul Joseph Watson.

Otro usuario comparó la ocupación de Oregon con las protestas de Wisconsin en 2011, en las que manifestantes a favor del sindicato organizaron una enorme protesta dentro del Capitolio estatal de Wisconsin.

‘Y’all Qaeda’

Por supuesto, esta no sería una nota sobre las reacciones en Twitter sin una gran dosis de juegos de palabras y humor negro.

Poco después de que se diera a conocer la ocupación del edificio, nació el juego de palabras #YallQaeda, a medida que los usuarios comparaban a los pistoleros que llevaban puestos sobreros de vaqueros con grupos terroristas islámicos.

“#YallQaeda haciendo la guerra #YeeHawd en Estados Unidos y aun así decimos que es ‘una protesta pacífica'”, decía una publicación que fue compartida por muchos. “Es terrorismo interno y tenemos que derribarlo”.

No pasó mucho tiempo antes de que apareciera la etiqueta #VanillaISIS, con todo y una letra a manera de burla del famoso rapero blanco Vanilla Ice.

Y sí, “Yokel Haram”.

Pero algunos, mientras se burlaban del grupo también sugerían que no se les debería tomar tan en serio.

“Todas las revoluciones exitosas inician con la toma de poder de un centro de visitantes cerrado con una tienda de recuerdos”, dijo un usuario fríamente.