Manifestantes iraníes atacaron la embajada de Arabia Saudita en Teherán, tras la ejecución de un prominente clérigo chiita.

(CNN)– El ministro de Relaciones Exteriores de Irán dijo que Arabia Saudita está entrando en "pánico" sobre potencial reducción de tensiones entre Teherán y Occidente.

"No tenemos que escoger una pelea con Arabia Saudita", dijo Javad Zarif a Christiane Amanpour de CNN en una entrevista exclusiva.

"Creemos que Irán y Arabia Saudita pueden ser dos jugadores importantes que se pueden acomodar entre sí, que se pueden complementar entre sí, en la región".

"Desafortunadamente, los saudíes tenían la ilusión de que, con el respaldo de sus aliados occidentales, podrían empujar a Irán fuera de la ecuación en la región".

Zarif dijo que la alianza entre Arabia Saudita y los países occidentales, y la tensión entre esas naciones e Irán, construyeron una "cortina de humo" que permitió a Arabia Saudita "exportar esta ideología wahabí de extremismo". (Wahabismo es la rama del Islam sunita que se practica en Arabia Saudita).

El canciller destaco, como ya hizo en un artículo de opinión de The New York Times a principios de este mes, que 15 de los 19 atacantes del 11 de septiembre eran saudíes, y culpó a la "ideología wahabí" de gran parte del extremismo violento que ha sufrido la región y Occidente.

Las esperanzas de la mejora de relaciones entre Irán y Occidente son altas después de la implementación la semana pasada de un acuerdo para aliviar las sanciones contra Teherán a cambio de las garantías sobre la naturaleza pacífica de su programa nuclear.

Arabia Saudita: "Tenemos confianza en Estados Unidos"

El ministro de Relaciones Exteriores saudita, Adel al-Jubeir, dijo a Wolf Blitzer el martes que su país estaba profundamente escéptico sobre el acuerdo nuclear de Irán.

"No tenemos confianza en Irán", dijo. "Tenemos confianza en Estados Unidos".

Las tensiones durante largo tiempo latentes entre Irán y Arabia Saudita han ido en aumento recientemente.

Desde el año pasado, los dos han estado luchando en una guerra de poder sobre Yemen, donde Arabia Saudita lidera una coalición internacional.

Pero los problemas se encendieron realmente a principios de este mes, cuando Arabia Saudita ejecutó a 47 personas, incluyendo a un prominente clérigo chiita.

El gobierno iraní expresó indignación y manifestantes en Teherán atacaron la Embajada de Arabia Saudita. Seis naciones de Medio Oriente denunciaron el fracaso de Irán en la protección de la embajada, y Arabia Saudita cortó relaciones diplomáticas. Días más tarde, Irán acusó a Arabia Saudita de golpear intencionalmente su embajada en Yemen.