CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

Muchos estadounidenses están superando la clase media, pero ¿están en mejores condiciones?

Por CNNMoney

(CNNMoney) — La clase media se ha reducido en casi todos los estados de Estados Unidos, pero en la mayoría de los lugares, más personas han ascendido comparado con aquellas que han bajado de nivel social, de acuerdo con un nuevo análisis de Stateline.

Sin embargo, el ascenso viene acompañado de una gran advertencia: las familias que han superado la clase media aún se encuentran en peores condiciones que en el 2000 debido a que el ingreso promedio se ha reducido en todos los estados, excepto en cuatro, luego de los ajustes derivados de la inflación.

“Las personas están pasando de esa categoría media a una categoría superior, pero se desconoce si se encuentran en mejores condiciones o no”, dijo Harry Holzer, profesor de la Universidad de Georgetown y economista en jefe del Departamento de Trabajo de Estados Unidos durante la administración de Clinton.

La “clase media” incluye a las personas que ganan entre dos tercios y el doble del ingreso promedio familiar de un estado, con base en una definición desarrollada por el Centro de Investigación Pew. Los ingresos promedios varían ampliamente, desde 39.680 dólares en Mississippi a 73.971 dólares en Maryland.

(La definición del Centro de Investigación Pew ajusta los ingresos según el tamaño del hogar, lo cual no se hace en el análisis de Stateline. El análisis de StateLine tampoco ajusta las diferencias en el costo de vida en todos los estados. El Pew Charitable Trusts provee financiamiento tanto para el Centro de Investigación Pew como para Stateline, el cual proporciona informes diarios y análisis de tendencias de las políticas de estado).

Para muchos economistas, el hecho de que la clase media se esté reduciendo es preocupante, independientemente de si más personas están superando esa categoría o bajaron de categoría. De cualquier manera, el resultado es una mayor desigualdad en los ingresos, lo que puede reducir la movilidad intergeneracional… la posibilidad de que a los niños de familias de bajos ingresos les vaya mejor que a sus padres.

Estos economistas sostienen que la creciente desigualdad disminuye la demanda de bienes y servicios —y perjudica la economía general— ya que los hogares acomodados ahorran más y gastan menos. También impulsa a las familias de bajos ingresos a prestar más para sostener su propio gasto de consumo.

En otro indicador de la creciente desigualdad, el análisis de Stateline encontró que en 44 estados, los ingresos han crecido más rápido para los hogares que se encuentran en el 20% con mayores ingresos.

Pero Scott Winship, economista del conservador Manhattan Institute, sostiene que sin importar en qué nivel se encuentran las familias estadounidenses en la escala de ingresos, más de ellos disfrutan los estándares de vida de la clase media que antes, gracias a la tecnología y a más opciones en todo tipo de bienes y servicios.

“Lo que a la gente realmente le preocupa es si con el tiempo menos personas tienen estándares de vida de la clase media y si están quedando fuera de la clase media para caer en el grupo más bajo”, dijo Winship.

Los estados que están en problemas, dijo Winship, son los ocho donde más personas están bajando de nivel en lugar de subir. Pero incluso en esos estados, dijo, enfocarse exclusivamente en los ingresos pasa por alto otras medidas de bienestar financiero, tales como el seguro médico y las inversiones.

“La clase media de hoy en día sigue siendo la más rica en la historia estadounidense, y más o menos la clase media más rica de la historia mundial”, dijo.

Ohio en el ‘epicentro’

Ohio, uno de los 42 estados donde más personas sobrepasaron la clase media que las que cayeron por debajo de la misma, ilustra el lado oscuro de esa estadística aparentemente buena.

Ohio ha perdido 350.000 empleos en el sector manufacturero desde el 2000. Ahora, la atención médica es el empleador más grande del estado, y los puestos de trabajo pagan menos que los trabajos en fábrica que se desvanecieron. Ajustado por la inflación, el ingreso promedio del estado ha disminuido a 49.308 dólares en el 2014, de 57.748 dólares en el 2000. Desde el 2000, la clase media de Ohio se ha reducido más que en cualquier otro estado.

Incluso aquellas familias de Ohio que han sobrepasado la clase media están sintiendo el impacto.

Considera la posibilidad de que un hogar en Ohio aumentó sus ingresos de 75.000 dólares en el 2000 a 100.000 en el 2014. Ese aumento del 33% permitió que la familia superara la clase media, de acuerdo con la definición de Stateline. Pero debido a que la inflación fue del 41%, la familia tenía menos poder adquisitivo a pesar de los mayores ingresos.

La economía del estado ha avanzado en los últimos años, de acuerdo con Will Cooley, profesor de historia en la Universidad de Walsh en Ohio, quien se especializa en las relaciones laborales y la movilidad social. Pero la pérdida de empleos en el sector manufacturero ha tenido un enorme impacto en los ingresos de la clase media.

“Nos encontramos en el epicentro del descenso”, dijo Cooley.

Muchos de los trabajos en el sector manufacturero de Ohio que desaparecieron fueron trabajos del sindicato. El porcentaje de los ingresos familiares destinados a la clase media en Ohio se ha reducido casi al mismo ritmo que la afiliación sindical desde la década de 1970, dijo David Madland, quien publicó un libro el año pasado sobre la reducción de la clase media estadounidense.

“Los sindicatos son fundamentales para la reconstrucción de la clase media”, dijo Madland, un miembro del liberal Centro para el Progreso Americano. “El sistema solo está funcionando para las personas que se encuentran en la cima”.

Movimiento descendente

La desaparición de los trabajos del sindicato también podría ser un factor en algunos de los estados donde más gente bajó de la clase media que aquella que superó la misma.

Históricamente, las tasas de pobreza han sido altas en Virginia Occidental, pero la pérdida de puestos de trabajo en la minería ha exacerbado el problema. La competencia por el gas natural barato, el cual emplea a menos personas, ha “alcanzado su punto más bajo” en el mercado del carbón del estado, dijo el economista Roger Congleton de la Universidad de Virginia Occidental.

“Cuando la gente está acostumbrada a los empleos de sindicatos, muy bien pagados en la minería de carbón y de pronto desaparecen, no saben qué hacer”, dijo Congleton.

Los empleos de cualquier tipo son relativamente escasos en Nuevo México, el cual tiene la tasa de desempleo más alta del país (6,7%) y la segunda tasa de pobreza (21,3%) más alta después de Mississippi. Dado que otras partes del país se han recuperado de la recesión, muchos de los residentes de Nuevo México han dejado el estado para buscar oportunidades en otro lugar, de acuerdo con Adelamar Alcantara, un demógrafo de la Universidad de Nuevo México.

“Cuando empiezan a oír que la economía es buena, allí es cuando la gente comienza a irse”, dijo Alcántara.

El ingreso promedio se ha reducido en todos los estados, excepto en cuatro, luego de los ajustes hechos por la inflación.