CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

Policía busca a sospechosos tras masacre en Pensilvania

Por Faith Karimi

(CNN) — Comenzó como una espontánea comida familiar al aire libre en un patio trasero en Pensilvania. Un grupo de familiares se reunieron en una cálida noche, conversaban mientras hacían un asado y jugaban dominó.

Horas después, se produjeron disparos desde detrás de un callejón, dijeron las autoridades.

Hombres, mujeres y niños huyeron hacia el porche, donde otro atacante esperaba con un “arma estilo AK-47”, dijo Stephen Zappala, el fiscal del distrito para el condado de Allegheny.

Los dos hombres armados mataron a seis miembros de la familia en el hogar en Wilkinsburg, entre ellos una mujer que tenía ochos meses de embarazo.

‘Había fuegos artificiales afuera’

Jessica Shelton se encontraba en la comida al aire libre el miércoles por la noche, pero se fue una hora antes del tiroteo.

“Perdí a tres hijos anoche y a dos sobrinas… no es justo”, dijo Shelton, entre lágrimas, en una conferencia de prensa.

Sus hijos, Brittany Powell, Chanetta Powell y Jerry Shelton murieron. También murieron sus primos, Tina Shelton y Shada Mahone.

Chanetta Powell estaba embarazada, y las autoridades han contado a su feto como una de las víctimas mortales, dijo el superintendente de la policía del condado de Allegheny.

El nieto de seis años de Shelton apenas salió con vida, y más adelante le contó a su abuela lo que había pasado.

“Él dijo, ‘Nana había fuegos artificiales afuera. Después vi a mamá y a todos ellos en el suelo. No quería que el hombre malo me atrapara, así que corrí hacia arriba'”.

Además de las muertes, tres personas resultaron heridas. Dos hombres se encuentran en condición crítica mientras una mujer fue tratada y dada de alta.

“Para los atacantes que están allá afuera… no solo mataron a personas inocentes, también hicieron que niños perdieran a sus padres”, dijo Shelton.

Atacantes en fuga

Se cree que los atacantes no identificados escaparon a pie y siguen prófugos. La policía habló con una víctima en el hospital, pero dijeron que no tienen una descripción suficiente.

Zappala dijo que este fue el ataque más brutal que él ha visto en sus 18 años como fiscal del distrito.

“No fue como si él disparara al azar”, dijo. “Siempre les disparó a la cabeza. Fue premeditado, calculado, planificado”.

Las autoridades recuperaron 48 casquillos en la escena.

Si bien no está claro si las víctimas conocían a los atacantes, Zappala dijo que la venganza podría ser una motivación o que podría haber relación con las drogas.

“No hay indicio en relación a que esto haya sido una casa donde guardaban drogas o si estaban llevando a cabo una operación afuera de aquí”. “Pero las drogas definitivamente estaban en juego”.

Vecinos aterrorizados

Jackie Johnson, quien vive cerca de la casa en el barrio en las afueras de Pittsburgh, dijo que ella escuchó 30 disparos.

“Cuando salí, había personas gritando y corriendo”, le dijo Johnson a KDKA, afiliada de CNN. “Y había cuerpos tendidos en el… porche”.

Otro vecino dijo que él vio a un perro lleno de sangre que salió corriendo del jardín con una bala en su cola.

“Mataron a un grupo de personas así, instantáneamente”, le dijo Johnson a la afiliada. “Simplemente es una locura. Y tiene que terminar. Tiene que terminar”.

La policía y otros funcionarios de seguridad se reunieron el jueves afuera de la casa; la parte lateral de esta tiene agujeros de bala.

Había una Biblia roja y un oso de peluche blanco en el umbral de la puerta.