CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Moda

Retiran línea de bufandas de Ivanka Trump hechas en China porque son inflamables

Por Jethro Mullen

(CNNMoney) — Al parecer Donald Trump tiene más problemas con los productos hechos en China.

Cerca de 20.000 bufandas de la línea de ropa de Ivanka Trump, la hija de Donald Trump, que fueron hechas en China, deberán ser retiradas del mercado debido a que son inflamables, según dijo este miércoles la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos (CPSC por sus siglas en inglés).

Los consumidores deben dejar de usar las bufandas de rayón de la compañía Trump —que vienen en dos estilos diferentes— y regresarlas al lugar donde las compraron para que se les devuelva el total del dinero, según aconsejó la CPSC.

A pesar de que no se han reportado heridos relacionados con el uso de esta prenda, la Comisión alertó de “riesgos de quemaduras” y solicitó que sean retiradas del mercado porque no cumplieron los estándares federales de inflamabilidad.

Donald Trump ha hecho del comercio un tema clave en su campaña para la nominación republicana criticando a compañías estadounidenses por producir productos fuera del país. Pero muchos de los productos de su colección y de su hija Ivanka —incluyendo los trajes y corbatas de Trump— son hechos en lugares fuera de Estados Unidos como China.

Las bufandas en cuestión de Ivanka Trump fueron vendidas entre octubre de 2014 y enero de 2016 en tiendas como Century 21 y Lord & Taylor, dijo el CPSC, y también en tiendas on line como Amazon y loehmanns.com.

“Es decepcionante que Global Brands Group, nuestro socio, tenga que retirar dos estilos de las bufandas de Ivanka Trump, pero estamos aliviados de que se tomen medidas inmediatamente”, dijo la compañía en un comunicado.

Global Brands Group, cuya sede está ubicada en Hong Kong, no respondió inmediatamente a un requerimiento para hacer comentarios.

Donald Trump dijo tener conocimiento de que algunos de sus productos sean fabricados en China.

“Hablo sobre mis corbatas en mis discursos. Soy abierto. Muchas veces he dicho que mis corbatas son hechas en China”, le dijo Trump a Jake Tapper de CNN el año pasado.

“Es muy difícil tener prendas de vestir hechas en este país”, dijo él.

Trump ha dicho que quiere elevar los impuestos a productos hechos en China y en México como ropa que se importa a los Estados Unidos para aumentar los trabajos de la clase media de ese país. Los impuestos podrían quedar entre un 35% y 40% para esas compañías.

Los economistas alertan que estas medidas podían iniciar una guerra comercial que causaría una recesión en la economía de Estados Unidos.

China y México y posiblemente otras naciones podrían responder poniendo impuestos a bienes y servicios de Estados Unidos, hecho que también podría producir que los productos diarios sean cada día más caros para los estadounidenses.

Heather Long contribuyó a este reporte.