CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Cannes en primera fila

Cannes 2016: El santuario en el que te das a conocer con un humilde afiche

Por Thomas Page

(CNN) – Hoy en día es difícil sorprenderse durante una película.

Probablemente sea porque ya hemos visto la gran parte de la trama de la cinta en el trailer de dos minutos y durante su promoción meses antes de que podamos sentarnos en una butaca para disfrutar la película.

Pero si estás esperando que algún tipo de desenlace o sorpresa mejor busca el póster de la película.

Un título, el nombre del director y una imagen: tal vez una frase. Eso es todo.

Por supuesto, algunos pósteres son muy malos, otros son imitaciones o están llenos de clichés. Sin embargo, si el afiche es bueno, puede superar al adelanto de la película a la vez que nos genera un sinnúmero de preguntas.

Por ejemplo ‘Mademoiselle’, la más reciente obra del director surcoreano Park Chan-wook.

El mismo que creó ‘Oldboy’ y ‘Stoker’ se encuentra en Cannes presentando su adaptación de ‘Fingersmith’, la novela de Sarah Water basada en el Japón y Corea del Sur de la década de los treinta.

Nos prometieron una lucha entre clases, engaños y una densa trama.

Entre los arces japoneses una mujer –creemos se trata de la criada principal– sostiene un paraguas sobre la señora de la casa; dos amantes desnudos se abrazan. Un hombre mira preocupadamente el suelo mientras un abuelo que parece llevar una silla y un libro a sus espaldas. Y de uno de los arces, una joven mujer cuelga ahorcada.

Muchas preguntas en un solo afiche. Y más preguntas surgen si lo comparas con la versión coreana del mismo. El abreboca perfecto para una película de suspenso.

(Crédito: FirstShowing.net)

(Crédito: FirstShowing.net)

Al otro lado del espectro está ‘Goksung’ (‘The Wailling’ en inglés), representando el brillante diseño gráfico del este asiático, aunque las versiones originales del póster no son exhibidos en Cannes.

Pensamientos de ansiedad y melancolía impregnan a los personajes, mientras sus caras “flotan” sobre un sereno lago.

Por su parte, el afiche del psicodrama de Nicolas Winging Refn, ‘The Neon Demon’, muestra una imagen con destellos dorados, inspirados en las obras de Klimt. El subtítulo es claro: el cuerpo de la modelo (Elle Fanning) es tan consumible como la ropa de marca que viste.

LEE: El abecé de Cannes

Estos, tal como otros, demuestran el poder de una imagen, provocando la curiosidad de los espectadores. Para los puristas, los afiches de las películas siguen siendo un antídoto contra la avalancha de las promociones que debemos atravesar antes de llegar a una sala de cine.

Mira la galería al inicio de este artículo para que veas nuestra selección de los mejores afiches presentados en el Festival de Cannes 2016.