CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Aviación

Avión de EgyptAir: informes contradictorios sobre los últimos momentos

Por Michael Pearson

(CNN) — La búsqueda del avión de EgyptAir continúa en medio de informes contradictorios sobre los últimos momentos del vuelo de la aeronave.

Cinco días después de desaparecer en su ruta entre París y El Cairo, algunos restos del avión -incluyendo chalecos salvavidas, objetos personales y restos humanos- han sido recuperados.

Todavía falta, sin embargo, el fuselaje y las cajas negras del avión, que proporcionarán pistas clave sobre qué ocurrió durante el vuelo.

¿Hubo o no virajes?

En el corazón de la confusión sobre los últimos momentos del vuelo están los informes contradictorios de las autoridades griegas y egipcias.

El avión volaba a una altitud de 37.000 pies cuando se perdió el contacto sobre el Mediterráneo, poco antes de que el avión saliera del espacio aéreo griego y entrara en el egipcio.

Inicialmente, el ministro de Defensa griego, Panos Kamenos, dijo que, al entrar en el espacio aéreo egipcio, el avión se desvió “90 grados a la izquierda y después giró 360 grados”, antes de caer de forma espectacular.

Pero el jefe de la Compañía Nacional de Servicios de Navegación Aérea egipcia está desafiando esa versión.  Mohi Azmi El-Din dijo al medio estatal Al-Ahram el domingo que el avión no se apartó ni perdió altitud antes de desaparecer del radar.

El avión estaba a una altitud de 37.000 pies dentro de la trayectoria de vuelo, sin ninguna desviación, dijo Azmi. Desapareció de las pantallas del radar menos de un minuto después de entrar en el espacio aéreo egipcio.

El tiempo corre en contra de los investigadores, mientras los equipos de búsqueda llegaron a los 10.000 pies de profundidad. Sumergibles egipcios y franceses están trabajando en la zona, en un intento de encontrar el registrador de datos del vuelo antes de que sus baterías expiren.

La búsqueda podría llevar días o semanas, advirtieron expertos.

Escombros y restos humanos serán llevados a una base militar y luego al aeropuerto internacional de El Cairo.

Mientras, las familias de los pasajeros franceses no se sienten seguros de que puedan confiar en la investigación de Egipto y quieren más participación de Francia.

“Necesitamos al gobierno francés en el juego diplomático para ejercer presión diplomática y en la búsqueda y la identificación de los cuerpos”, dijo Stephane Gicquel, secretario general de la Federación Nacional Francesa de Víctimas de Catástrofes.

El gobierno y los funcionarios de la aerolínea se han comprometido a ser transparentes en la investigación de lo sucedido.

Las teorías

Con poca evidencia física, las especulaciones sobre el avión permanecen abiertas, desde una bomba a una avería mecánica o un error del piloto, o incluso un accidente intencional.

Ningún grupo se ha atribuido la responsabilidad de derribar el avión, y hasta ahora, los investigadores no han encontrado nada que implique a la tripulación de vuelo o agentes de seguridad a bordo del avión, dijo un funcionario egipcio.

El avión hizo las revisiones de mantenimiento de rutina en el Cairo antes ir a París, dijo la aerolínea. Esa mañana, el avión también estuvo en Eritrea y Túnez, según los datos de los sitios web de seguimiento de vuelos.

Horas después de la desaparición del vuelo, el ministro de Aviación Civil de Egipto, Sherif Fathi, dijo a la prensa que el terrorismo era la causa más probable del desastre.

Pero fue más cauteloso el domingo, instando a los medios de comunicación a no especular sobre la causa del accidente.

“En casos como este tenemos que esperar hasta que basemos nuestro juicio sobre hechos”, dijo Fathi en una entrevista con CNN. “No podemos en este momento llegar a ninguna conclusión.”

El canciller francés, Jean-Marc Ayrault dijo a familiares de los pasajeros el sábado que “ninguna teoría” se había descartado.

Ralph Ellis, Ben Wedeman, Tiffany Ap, Catherine E. Shoichet, Joe Sterling, Hamdi Alkhshali, Madison Park, Laura Goehler, Ian Lee, Salma Abdelaziz y Sarah Sirgany contribuyeron con este reporte.