(Crédito: TIMOTHY A. CLARY/AFP/Getty Images).

(CNN) – El doctor que ha generado el único registro médico público sobre la salud de Donald Trump, durante la campaña presidencial, dijo que tomó sólo cinco minutos para escribirlo.

Harold Bornstein, el médico de Trump, escribió en diciembre pasado una nota de cuatro párrafos en la que declaró que el entonces aspirante presidencial republicano sería "la persona más sana que haya sido elegida alguna vez a la presidencia”.

El viernes admitió que pasó muy poco tiempo elaborando la nota.

"Trato de escribir cuatro o cinco líneas lo más rápido posible para que puedan estar felices", dijo a NBC News, explicando que escribió la nota mientras esperaba que una limusina lo recogiera.

"Con la prisa, creo que algunas de esas palabras no salieron exactamente de la forma en que estaban concebidas", argumentó Bornstein,

El especialista dijo que añadió algo de hipérbole a la nota porque "creo que recogió el tipo de su lenguaje y entonces sólo lo interpreté en el mío", agregó el médico.

Cuestionado sobre la salud de Trump, Bornstein le dijo a NBC: "No creo que esté en mejor o peor (forma) que la persona promedio que va y hace ejercicio todos los días", respondió.

"No fuma, no bebe – y eso es simplemente la mejor de las ventajas que uno puede tener para vivir – y él (Trrump) tiene una buena historia familiar".

Trump y sus aliados han levantado sospechas sobre la salud de Hillary Clinton en los últimos días, pero ni él ni su campaña han dado a conocer prácticamente ningún otro registro acerca de su propia salud más allá de la nota de Bornstein.

Como la expuso Brianna Keilar, en el programa "The Situation Room" de CNN, esta semana: "No hay nada que nos lleve a creer que es saludable. ... La carta de su médico está en el límite de lo ridículo cuando se habla con otros médicos que la ven".

Trump, a los 70 años, sería el hombre más viejo en asumir la presidencia de Estados Unidos si es elegido en noviembre, unos ocho meses más que Ronald Reagan cuando juramentó por primera vez hace más de 35 años.

Pero tanto para él como Clinton, de acuerdo con un modelo federal de la esperanza de vida de 2013, sus probabilidades de vivir son estadísticamente holgadas durante y más allá de dos potenciales mandatos en la Casa Blanca, y hasta los 80 años.

Hay muy poco en la historia médica personal de Trump o en su estilo de vida para sugerir que él está propenso de manera desproporcionada a riesgos futuros.

Gregory Krieg contribuyó a este informe