(CNN) - Los titulares sobre el tercer y último debate presidencial entre Donald Trump y Hillary Clinton hablarán de cómo el republicano se negó a decir si aceptará el resultado de la elección.

Pero para Twitter – barómetro inmediato de la opinión pública- el tema que registró una mayor tendencia que el Tribunal Supremo, Chris Wallace y Putin fue... #badhombres.

Sí, hubo otro debate.

Durante una discusión acerca de la reforma migratoria, el candidato presidencial republicano reiteró su postura sobre la deportación de inmigrantes indocumentados y utilizó la palabra en español para explicarla.

"Vamos a sacarlos, a asegurar la frontera y una vez que la frontera esté asegurada, posteriormente, vamos a tomar una decisión en cuanto al resto. Pero tenemos algunos 'hombres' malos aquí y vamos a sacarlos". (Usó la palabra en español 'hombres')

Esto llevó a la editorial de diccionarios Merriam-Webster a tuitear: "De alguna manera, esta noche termina para nosotros escribiendo un explainer hombre/ombre/ombré".

Esto, señoras y señores, es en lo que se ha convertido el decisivo careo presidencial, no una discusión sobre las cuestiones de fondo, sino en un análisis de todas las expresiones ridículas.

Es difícil de distinguir un debate de un programa de humor.

"A veces me olvido de que este es un debate presidencial y no un sketch de Saturday Night Live", escribió Ian Mayberry.

La ironía no pasó desapercibida para el analista de CNN Van Jones.

"La única vez que Donald Trump utilizó el español en esta campaña es para difamar y denigrar a los inmigrantes".