(CNN) - El jefe de la Policía de San Antonio, William McManus, aseguró en una rueda de prensa que fue arrestado Otis Tyrone McCain, de 31 años, considerado como sospechoso del asesinato del detective Benjamin Marconi el pasado domingo.

McCain fue detenido mientras se encontraba en un vehículo con una mujer y un niño de dos años. Según el informe oficial, no presentó resistencia al momento de ser puesto en custodia.

Según investigaciones, McCain estuvo en la sede de la Policía de San Antonio cuatro horas antes de atentar con arma de fuego contra Marconi. El detective de 50 años, quien tenía veinte de servicio en la fuerza, sufrió un disparo mientras estaba en su patrulla.

El sospechoso caminó hacia la ventanilla del pasajero y disparó al oficial en la cabeza, dijo McManus. Luego, el sospechoso entró al vehículo y le disparó al policía una segunda vez.

"Esta es la pesadilla de todos, de los oficiales del departamento, de las familias y de todos los que apoyan a los policías", dijo McManus.

"Consideramos que el sospechoso (Otis Tyrone McCain) es extremadamente peligroso y una clara amenaza para los oficiales de la ley y el público", añadió el jefe policial.