(CNN) - Reciclar es un concepto tan viejo como la basura misma. Por ahora, estamos acostumbrados a ver materiales útiles, como vidrio y papel, reprocesados para seguir siendo lo mismo pero de menor calidad, y productos descartados que son transformados en diseños completamente nuevos. (La silla Navy 111 de Emeco, hecha de 111 botellas usadas de Coca-Cola, es un buen ejemplo).

Pero hoy estamos presenciado el surgimiento de una nueva tendencia de reciclaje, impulsada por la industria del diseño de lujo. Esos materiales versátiles, que reemplazan maderas convencionales, plásticos y piedra, vienen en forma de láminas o baldosas listas para ser cortadas, moldeadas y manipuladas por arquitectos y diseñadores.

MIRA: 'Reciclaje' culinario para no desperdiciar la comida

La empresa Smile Plastics coge los desechos plásticos del Reino Unido y los transforma en nuevos materiales decorativos y muy deseables.

Tal vez porque están siendo desarrollados por los diseñadores que los van a usar, más que por la industria manufacturera, son decididamente decorativos y atractivos así como fuertes, económicos y fáciles de usar. Guardan todos los atributos de los materiales que reemplazan y, en algunos casos, incluso más.

Una de las compañías que está a la vanguardia de esta tendencia es Really, empresa danesa que transforma textiles usados en láminas de un material parecido a la madera contrachapada. En abril, la marca presentó su primera colección, una serie de bancos diseñados por Max Lamb, en el Salón del Mueble de Milán (Italia).

La buena acogida y el éxito frente a la crítica de las propuestas de Really demuestra no solo el potencial creativo de estos nuevos materiales, sino también que hay un saludable apetito por ellos en la comunidad de diseñadores.

Mira la galería que acompaña este artículo para descubrir nuevos e innovadores materiales que están transformando el diseño.