CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Europa

30 años después, esta mujer se tomó exactamente las mismas fotos en Europa

Por Francesca Street

(CNN) — Es imposible volver a visitar el pasado, pero gracias a la fotografía moderna puedes tratar de recrearlo. Si no lo crees, pregúntale a Lisa Werner.

En 1987, cuando Werner estudiaba en un colegio alemán fotografió todo su viaje por Europa. En 2017, exactamente 30 años después, regresó a la región del Río Rhin y decidió repetir algunas de sus imágenes favoritas de ese entonces.

“Pensé que sería un proyecto fotográfico divertido para mi canal de YouTube”, le explicó Werner a CNN Travel. “Me sorprendí de lo poco que han cambiado esos lugares”.

En su canal de YouTube, Werner subió un video con las imágenes del antes y el después. En esta foto aparece en un puente de Estrasburgo, en Francia.

Viaje de vuelta a la memoria

Antes de partir, Werner desempolvó sus viejos álbumes de fotos y escaneó sus 13 imágenes favoritas. Cuando llegó a Europa, logró encontrar con éxito los lugares exactos donde se tomó las fotografías originales y decidió imitar la pose que tenía 30 años antes. Así creó las nuevas versiones.

Después, publicó las fotos del antes y el después en su canal de YouTube y en su blog.

Las imágenes documentan su viaje desde Estrasburgo (Francia) a Ámsterdam (Holanda). “Recuerdo fácilmente dónde estaban exactamente todos los lugares”, sostuvo la fotógrafa. “Desearía haber escaneado más de 13 fotografías”, añadió.

En esta foto, Werner se recrea a sí misma comiendo un pastel frente a la Catedral de Estrasburgo (Francia).

Belleza conservada

Las nuevas imágenes de Werner se destacan porque demuestran lo poco que han cambiado esos lugares. Sus fotos incluyen puentes cubiertos de flores y catedrales en Francia, el sinuoso Camino de la Serpiente en Heidelberg y el arte moderno en Mainz (los dos últimos en Alemania).

Esas preciosas ciudades europeas siguen intactas y al parecer no han sufrido grandes transformaciones en cientos de años. Las únicas diferencias tienen que ver con el follaje, pues alguna vegetación fue plantada o creció bastante desde su visita en los años 80.

Tiempos de cambio

En realidad, son los hábitos de la fotografía y cámara los que han cambiado desde 1987. No las locaciones. “En ese momento la cámara era de rollo, ahora todo se hace con un iPhone, en uno o dos minutos”, indicó Werner.

“La gente comenta que hoy en día tomamos selfies, pero ya en ese entonces nos ubicábamos entre las locaciones y caracterizábamos aún más los lugares”, relató.

En las fotos de Werner, las del pasado y las del presente, las ubicaciones son el centro de atención. Como fotógrafa que colabora con la agencia global Getty, Werner está acostumbrada a mostrar paisajes.

Su gran pasión es fotografiar arte rupestre. “Siempre me ha obsesionado fotografiar antiguas pinturas rupestres”, afirmó. En su búsqueda de esas pinturas, ya ha recorrido Estados Unidos, México y Australia.

Werner incluso les pidió a otros que la ayudaran a recrear con exactitud las fotos originales tomadas hace 30 años. En Heidelberg (Alemania) tuvo que pedirles a unos estudiantes que colaboraran.

Los próximos 30 años

Werner siempre tendrá una inclinación por Europa. Sobre todo ahora, que atesora todo un conjunto de recuerdos e imágenes. Además, planea volver y recrear otra vez las mismas imágenes, pero dentro de otros 30 años.

“Planeo volver a tomar cada una de estas fotos cuando tenga 87 años”, afirmó.