CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

10 trucos para ahorrar 300 dólares al mes

Por CNN en Español

(CNNMoney) — Es un hecho que a los estadounidenses les cuesta ahorrar. El año pasado, GOBanking Rates informó que el 69% de los adultos de EE.UU. tienen menos de 1.000 dólares en el banco, mientras que el 34% no tiene ningún ahorro.

Y aunque acumular una gran suma de dinero no es algo que suceda de la noche a la mañana, se puede ir amasando “despacito”, “pasito a pasito”. Con ese objetivo en mente, estos son 10 trucos para ahorrar 300 dólares al mes sin tener que amargarte la vida.

1. ¿Necesitas tu coche?

No cabe duda de que tener un automóvil es muy cómodo, pero deshacerte de él y utilizar transporte público puede ahorrarte mucho dinero. Según AAA, tener un vehículo nos cuesta en promedio 725 dólares mensuales. Por su parte, el costo mensual del transporte público en Washington, D.C. (que tiene el transporte más caro del país) es de 237 dólares. Si sustraes esa cantidad de los 725 que gastarías en un coche, ya tienes un ahorro inmediato de 300 dólares al mes.

2. Reduce tus costos de vivienda

La vivienda suele ser el gasto mensual más fuerte de un trabajador estadounidense típico. Pero si estás dispuesto a hacer ciertos sacrificios, puedes ahorrarte un buen dinero en tu alquiler o hipoteca. Buscar un lugar más pequeño, por ejemplo, puede bajar fácilmente tu alquiler en 300 dólares al mes, así como mudarte a un barrio donde se viva bien sin ser necesariamente la zona más codiciada de la ciudad.

3. Compartir vivienda

Si no puedes encontrar una casa más asequible, o no quieres cambiarte de vecindario, la mejor opción es encontrar a alguien con quien vivir y compartir costos. Siempre y cuando tu contrato de arrendamiento lo permita, podrías convertir parte de la sala de estar en un segundo dormitorio y reducir a la mitad el costo del alquiler. Si eres el dueño de tu casa y estás dispuesto a alquilar una habitación o parte de tu sótano, puedes lograr una meta similar y ahorrar ese dinero en el banco.

4. Comer en casa

Un restaurante promedio cobra un margen de beneficio de alrededor de 300% en los alimentos que sirve, lo que significa que si te gastas 30 dólares en un plato fuerte, esa misma comida la podrías haber cocinado tú mismo por tan sólo 10 dólares. Si eres de los que sale con frecuencia a comer fuera, podrías estar gastando más de lo necesario en alimentación. Digamos que te sueles gastar 10 dólares diarios en el almuerzo en tu delicatessen local, además de otros 100 dólares por semana en restaurantes y comida para llevar. En total, eso supone 600 dólares en gastos en comida que fácilmente podrías reducir a 200 si cocinaras tú.

5. Hazlo tú mismo

Muchos de nosotros contratamos gente para hacernos ciertas labores de la casa, aunque podríamos hacerlas nosotros. Hay trabajos como limpiar cañerías y podar árboles que, por su riesgo, es mejor que lo hagan profesionales. Pero cortar el césped es algo que podrías hacer tú mismo sin mucho peligro. Si por ejemplo estás gastando 200 dólares al mes en un servicio de limpieza y 100 en cortar el césped, hacerlo tú podría ahorrarte 300 dólares mensuales.

6. Busca entretenimiento gratuito

A nadie le gusta aburrirse, y es natural querer pasar un buen rato en el tiempo libre que tenemos. Pero no es necesario gastar una fortuna. Explora opciones gratuitas, como senderismo al aire libre o conciertos gratuitos o películas en el parque. Buscando bien podrías ahorrar fácilmente 300 dólares en un mes.

7. Dejar de fumar

Fumar no solo es malo para la salud; también para tu billetera. Un paquete de tabaco cuesta 5,51 dólares en promedio, y muchos fumadores fuman dos paquetes al día, o sea, se gastan un total de 330 al mes o más. Si eliminas ese hábito, no sólo podrás ahorrar ese dinero, sino también reducir el riesgo de problemas de salud a largo plazo, lo que podría ahorrarte muchísimos dólares en gastos médicos a lo largo de la vida.

8. Refinanciar la hipoteca

Aunque la refinanciación de una hipoteca implica ciertos gastos, podrías ahorrar mucho dinero si consigues una tasa mucho más baja. Si, por ejemplo, sacaste una hipoteca de 200.000 dólares hace cinco años, cuando tu historial crediticio no era tan bueno; y tu puntuación ha mejorado, podrías llegar a bajar tu tasa de interés y así fácilmente reducir los costos de interés mensuales en 300 dólares.

9. Aprovecha el 401 (k) de tu trabajo

Aunque no todas las empresas patrocinan un plan de pensión 401 (k), de las que lo hacen, un 92% iguala en mayor o menor medida las contribuciones que hacen los trabajadores. Si tu empresa lo hace, si haces una contribución suficiente de tu propio dinero podrías recibir 300 dólares mensuales cortesía de tu empleador. Digamos que tu empresa está dispuesta a igualar hasta el 3% de tu salario, y que tú salario es de 120.000 dólares al año. Si aportas 3.600 de tu propio dinero, obtendrás otros 3.600 de tu empresa. Así de simple.

10. Busca un trabajo complementario

Si tus ingresos y gastos actuales no permiten ahorrar mucho dinero, buscar un segundo trabajo podría ser la solución. Un estudio reciente de Bankrate descubrió que 44 millones de estadounidenses tienen algún tipo de segundo empleo, y de ellos, el 25% ingresa 500 dólares adicionales por ese segundo trabajo. Si estás dispuesto a dedicar el tiempo, esos fines de semana o tardes podrían rendir un buen fruto en cuanto a ingresos.