(Crédito: Twitter Tomás Guanipa)

(CNN Español) – Venezuela empezó la semana con una nueva denuncia contra el gobierno de Nicolás Maduro por violación a los derechos humanos: el opositor Carlos Andrés García, concejal de Guadualito en Apure, murió este domingo luego de sufrir un accidente cardiovascular mientras se encontraba detenido en un calabozo del servicio Bolivariano de inteligencia (SEBIN) en dicha ciudad. El partido Primero Justicia, al que pertenecía, informó la noticia a través de su cuenta de Twitter. La organización denunció, además, que no se le ofreció ninguna atención médica, sino hasta que ya era demasiado tarde.

Durante una rueda de prensa este lunes, Tomás Guanipa, diputado y secretario general de Primero Justicia, informó que la muerte de García, de 44 años, es responsabilidad exclusivamente del gobierno nacional. “Es la mejor demostración de cómo puede ser perverso un gobierno y cómo puede importarle nada a un gobierno la vida de los venezolanos”, señaló antes de indicar que se interpondría una denuncia ante la Fiscalía, el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Relatoría de Detenciones Arbitrarias de la ONU y la Organización Mundial de la Salud.

Según Guanipa, García fue detenido el pasado 16 de diciembre por el el Sebin, cuando llegaba a su casa y “le fue sembrado un paquete de billetes de 100 que supuestamente en ese momento ya no tenía validez”. En su momento, las autoridades consideraron que la suma de dinero era sospechosa, pero García aseguró que se trató de un montaje y se declaró inocente. Desde ese momento permaneció detenido sin que, de acuerdo a su familia, se iniciara un juicio en su contra.

Guanipa sostuvo que su compañero de partido “pasó largos meses allí y entró en un cuadro de salud grave que no fue atendido en ninguna instancia y que fue absolutamente abandonado a la suerte de su cuerpo, de su espíritu, porque no hubo atención médica alguna que le pudieran dar”. Primero Justicia también informó que el pasado viernes se le había concedido a García el beneficio de casa por cárcel, pero los cuerpos de seguridad no ejecutaron dicha orden.

https://www.youtube.com/watch?v=1HphEagCaFM

Sin embargo, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) emitió un comunicado en la tarde de este lunes para "aclarar" las afirmaciones que se han hecho sobre el caso. El tribunal confirmó que García se encontraba detenido en la sede del Sebin en Apure por los presuntos delitos de hurto calificado, instigación pública e incendio "como consecuencia de actos vandálicos y saqueos que se suscitaron en la población de Guasdualito, estado Apure, en diciembre de 2016". Y señaló que desde el pasado 18 de agosto, García se encontraba internado en el Hospital Central de San Cristóbal en el estado Táchira, a donde llegó con una "patología de hipertensión arterial". 

Según el pronunciamiento, García recibió la debida atención médica desde esa fecha e incluso fue sometido a "distintos estudios médicos arrojando un resultado patológico de presunta enfermedad infecciosa inmunodeficiente, todo lo cual pudo haber producido complicaciones en la patología de toxoplasmosis cerebral". Lo que, prosigue el tribunal, derivó en la muerte. También aclara que no hay en el expediente advertencias o solicitudes sobre que García padeciera de alguna enfermedad crónica. 

Tras reconocer que el concejal contaba con la medida cautelar de casa por cárcel, el TSJ pidió a la dirigencia del país "abstenerse de emitir opiniones irresponsables con informaciones falsas y con el único objetivo de causar alarma en la población".

La oposición venezolana incluía a García en una lista de casi 600 personas que son consideradas como presos políticos y había solicitado para él una medida humanitaria por razones de salud, pues sufría de hipertensión.

Múltiples reacciones de rechazo

Tanto la comunidad internacional como líderes y organizaciones del país han rechazado la muerte de Carlos Andrés García. El secretario general de la Organizaciones de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro rechazó la “flagrante violación de derechos humanos por parte del régimen de Venezuela” y señaló que justamente estar era la causa de la muerte del concejal.

La exfiscal Luisa Ortega escribió en su cuenta de Twitter que el fallecimiento de García era una violación más a los derechos humanos porque no se ejecutó la orden de casa por cárcel.

El líder opositor y gobernador de Miranda, Henrique Capriles, extendió su pésame a la familia de García y le envió un abrazo a los compañeros en Apure.

El alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, informó sobre la muerte de García indicando que no recibió la atención médica oportuna.

Por su parte, el diputado opositor Freddy Guevara calificó el hecho de asesinato “a manos del régimen”.

La líder opositora María Corina Machado también escribió en su cuenta de Twitter sobre el fallecimiento de García.

La organización Foro Penal Venezolano exigió justicia por la muerte de García, que fue también atribuida a la falta de atención médica durante su reclusión.

Con información de Osmary Hernández.