CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Aviación

Por arrastrar a la fuerza a pasajero de United, dos agentes fueron despedidos

Por Darran Simon

(CNN) – Las autoridades de aviación de Chicago despidieron a dos agentes y suspendieron a otros dos por estar involucrados en el retiro forzoso de un pasajero en un vuelo que iba con sobrecupo de la aerolínea United Airlines.

Las imágenes del incidente, que fueron grabadas con teléfonos móviles, muestran a los agentes de seguridad cuando toman al doctor David Dao por sus brazos y piernas y lo arrastran a la fuerza a través del pasillo y fuera de la aeronave. El pasajero fue sacado del vuelo antes de que despegara del aeropuerto internacional O’Hare de Chicago, con rumbo hacia Louisville, Kentucky, el pasado 9 de abril.

Dao quedó ensangrentado y con moretones, luego del episodio que terminó por convertirse en una tormenta para la aerolínea.

Tres funcionarios de seguridad del Departamento de Aviación de Chicago y un sargento “manejaron mal una situación que no representaba ninguna amenaza y que resultó en la remoción físicamente violenta de un pasajero” a bordo del vuelo. Así lo concluyó una investigación de la Agencia de Inspección General de Chicago, que fue revelada por las autoridades este martes.

La indagación también encontró que los empleados hicieron “declaraciones engañosas y deliberadamente eliminaron hechos importantes de sus informes”.

El departamento de aviación, actuando según las recomendaciones y hallazgos de la investigación, despidió al agente que “inapropiadamente escaló el incidente”, señaló la agencia de inspección. Además, el sargento “involucrado en eliminar deliberadamente hechos de un informe de empleados” también fue expulsado de su cargo, indicaron las autoridades. Y añadieron que otros dos oficiales fueron suspendidos.

Sin embargo, ninguno de los cuatro agentes fue nombrado.

“El uso de excesivo de la fuerza provocó que el pasajero se golpeara en su rostro con un apoyabrazos, lo que resultó en una contusión en la cabeza, una nariz rota y la pérdida de dos dientes”, explicaron.

Una “lección” para los agentes

A través de un comunicado, el abogado de Dao, Thomas Demetrio, sostuvo: “Es desafortunado que la conducta de estos dos empleados de aviación de la ciudad haya resultado en la pérdida de sus empleos”. Sin embargo, destacó que “hay una lección aquí para los agentes de policía en todos los niveles: no declares algo que es claramente contrario al video que todo el mundo ha visto”.

El incidente que generó una tormenta para United

Los hechos empezaron cuando funcionarios en la sala de abordaje preguntaron si había voluntarios que estuvieran dispuestos a renunciar a su cupo para dárselo a una tripulación de United que necesitaba llegar a otro vuelo.

Inicialmente, Dao y su esposa aceptaron tomar un vuelo que saldría más tarde, según le dijo a CNN un pasajero que iba en el mismo avión. Sin embargo, la pareja cambió de parecer cuando se enteró de que el siguiente vuelo salía hasta el otro día.

United le había ofrecido una compensación a cualquiera que quisiera entregar su cupo. Y, al parecer, Dao fue elegido al azar cuando no hubo suficientes voluntarios.

En un video grabado por Joya y Forest Cummings, dos pasajeros que estaban sentados detrás de Dao, él se negó en repetidas ocasiones a bajarse del vuelo, explicándoles a los funcionarios que es un médico y que debía trabajar en la mañana.

Los Cummings le relataron a CNN que Dao no fue agresivo y sólo se molestó ligeramente cuando un segundo agente llegó al vuelo y le exigió que saliera. Dao nunca alzó su voz, agregó la pareja.

Sin embargo, los informes de los agentes sobre el incidente señalaban que Dao estaba moviendo sus brazos y que tenía los puños cerrados mientras intentaban sacarlo de su asiento.

United reconoció que el vuelo no estaba con sobrecupo, a pesar de sus afirmaciones iniciales. El director ejecutivo de la aerolínea, Óscar Muñoz, se disculpó días después, refiriéndose a los hechos como “realmente horribles”. Además, prometió una “revisión exhaustiva”. Semanas después del incidente, United llegó a un acuerdo con Dao.

Esta disputa generó repercusiones en toda la industria.

Southwest anunció que no reservaría de más sus vuelos, en un intento por garantizar que los clientes con sus boletos nunca fueran expulsados de los aviones. Por su parte, Delta señaló que ofrecería hasta 10.000 dólares a los pasajeros que renunciaran a su puestos en vuelos con sobrecupo.

Jackie Wattles, Euan McKirdy, Holly Yan y Emanuella Grinberg contribuyeron a este informe.