(CNN) - Las frutas y los vegetales son parte esencial de una alimentación saludable durante el embarazo, pues proveen vitaminas y fibra. Sin embargo, algunos pueden venir con residuos de pesticidas.

Según un estudio publicado este lunes en la revista científica JAMA Internal Medicine, entre las mujeres que se someten a tratamientos de infertilidad en EE.UU., un mayor consumo de frutas y vegetales con más altas cantidades de residuos de pesticidas se asocia con menos posibilidades de quedar en embarazo y un mayor riesgo de aborto.

Los pesticidas son sustancias que matan las plagas y se aplican con frecuencia a frutas y verduras para proteger esos alimentos, y a quienes los comemos, de hongos nocivos, roedores, maleza a insectos. Cada vez crece más la preocupación de que la exposición a los pesticidas está relacionada con problemas de salud agudos y crónicos.

“La mayoría de los estadounidenses están expuestos a los pesticidas diariamente, al consumir frutas y verduras cultivadas convencionalmente”, dice la doctora Yu-Han Chiu, investigadora del Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard y autora principal del estudio.

Según ella, el efecto adverso en la salud de los pesticidas es más notorio en algunos grupos poblacionales específicos, más vulnerables a los mismos: las mujeres en embarazo y sus fetos, y los niños.

Sin embargo, Janet Collins, vicepresidente ejecutiva de Ciencia y Asuntos Regulatorios de CropLife Internacional, una asociación comercial que representa a los fabricantes de pesticidas, dice que los hallazgos de la investigación deberían ser interpretados con cuidado, pues no muestran un vínculo directo entre el consumo de residuos de pesticidas y el resultado del embarazo. Collins no participó en el estudio.

LEE: ¿Cuál de estas comidas rápidas tiene más químicos?

¿Qué tan nocivo puede ser lo que ingerimos?

La investigación involucró a 325 mujeres entre 18 y 45 años, que siguen un tratamiento de infertilidad con tecnología de reproducción asistida en el Hospital General de Massachusetts.

Los investigadores tomaron su dieta, peso, altura y salud en general, e investigaron la exposición de cada mujer a pesticidas, determinada según si las frutas o vegetales que consumían tenían altos o bajos niveles de residuos de pesticidas, con base en la escala del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Entre los alimentos con poca cantidad de residuos de pesticidas están los aguacates, las cebollas, las ciruelas secas o las uvas pasas, el maíz y el jugo de naranja.

Aquellos con alta cantidad de pesticidas incluyen las ciruelas frescas, los melocotones, las fresas, la espinaca y los pimientos.

Los investigadores hallaron que, comparado con las mujeres que comían menos de una porción diaria de frutas y vegetales con alta cantidad de residuos de pesticidas, las que comieron 2,3 porciones o más tenían un 18% menos probabilidad de quedar en embarazo y un 26% menos probabilidad de dar a luz un bebé vivo.

Aunque los investigadores admiten que no hallaron una relación causal y directa entre la exposición a los residuos de pesticidas en frutas y vegetales y resultados reproductivos adversos, y dicen que se necesitan más estudios para confirmar sus descubrimientos, recomiendan buscar las frutas y vegetales con menor cantidad de residuos de pesticidas y comprarlas en una tienda orgánica, en la medida de lo posible.

La Alianza para la Comida y la Agricultura, una organización sin ánimo de lucro que reúne a agricultores tradicionales y orgánicos, señala en su página web que las frutas y vegetales son parte importante de una dieta saludable y dice que “la sola presencia de residuos de pesticidas en la comida no significa que sean perjudiciales”.

En general, la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos recomienda consumir frutas y verduras para una buena nutrición, pero siguiendo una rutina básica de seguridad, que incluye lavar muy bien con agua los productos frescos, antes de prepararlos y de comerlos.