CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

Bitcoin vs. las burbujas más grandes de la historia: nunca terminan bien

Por Daniel Shane

(CNNMoney) – ¿Está el boom del bitcoin a punto de convertirse en uno de los peores fracasos de la historia?

El crecimiento masivo de la criptomoneda en lo que va corrido del año –subió más de un 1.400%– tiene todas las características de una gran burbuja especulativa, según personas como Warren Buffet.

Y si estalla, los resultados probablemente serán espectaculares.

“En términos de cómo termina, la historia de las burbujas sugiere que será con una explosión, en lugar de un gimoteo”, apuntó Sharon Zoller, economista de ANZ. “No puedo pensar en ninguna razón por la cual esta vez vaya a ser diferente”, añadió.

Para comprender mejor lo que realmente puede venir, esto es lo que ocurrió con cuatro de las burbujas financieras más famosas en la historia.

Tulipomanía

A principios del siglo XVII, la especulación en los Países Bajos llevó a que el valor de los bulbos de los tulipanes se disparara a precios nunca antes vistos. Recién importadas de Turquía, estas plantas eran toda una novedad en ese momento.

Los datos duros de esa época son escasos, por lo que es difícil calcular exactamente cuánto subieron los precios. Pero, las personas estaban poniendo sus casas como garantías, según el Rijksmuseum, el Museo de los Países Bajos, ubicado en Ámsterdam.

Como muchas otras burbujas, los precios fueron impulsados ​​por la codicia o el miedo a perder la oportunidad. Los especuladores compraban bulbos con la esperanza de poder venderlos a un valor mucho más alto. Nuevamente, esta situación duró poco: un frenesí de ventas provocó un efecto dominó y los precios colapsaron.

Stephen Innes, jefe de operaciones asiáticas en el corredor de divisas Oanda, cree que la burbuja del bitcoin podría seguir el mismo camino. “Los precios llegarán a estar tan fuera del alcance de las personas comunes que en últimas la demanda desaparecerá”, aseguró.

Burbuja de los mares del sur

Durante el siglo XVIII, las acciones de South Sea Company, una empresa comercial británica, subieron como la espuma debido a las expectativas de que pronto obtendría beneficios inmensos a raíz del comercio con Sudamérica.

Pero el gran dinero nunca se materializó.

Sudamérica estaba controlada por España, que en ese momento estaba en guerra con el Imperio de Gran Bretaña. Esa situación hizo poco probable un monopolio comercial británico en la región, según la Enciclopedia Britannica.

Sin embargo, los inversionistas británicos de tiendas familiares se amontonaron por las acciones de South Sea Company, que aumentaron alrededor del 900% en el periodo de tan solo un año.

Poco después, las acciones comenzaron a hundirse cuando los especuladores se convirtieron en vendedores. El colapso de la burbuja de los mares del sur dejó una huella de quiebras a su paso.

La caída de Wall Street en 1929

En los cinco años previos a la gran caída de 1929, las acciones que estaban en el Promedio Industrial Dow Jones aumentaron un 500%.

Durante los exitosos años 20, los inversionistas se volvieron muy optimistas, lo que provocó que siguieran subiendo los precios de las acciones. Pero, con el tiempo, comenzaron a aparecer las grietas en la economía.

El colapso no ocurrió en un solo día. El dolor se había extendido a lo largo de múltiples caídas grandes en el Dow, según la Reserva Federal.

Y lo que fue peor: muchos inversionistas se subieron a la tendencia con dinero prestado.

La caída llevó al tremendo sufrimiento de la Gran Depresión.

Pero Wall Street no tocó fondo sino hasta dos años después, cuando el Dow terminó un 90% por debajo de su pico en 1929.

El ‘boom’ de las puntocom

A finales de los años 90, los inversionistas estaban atrapados en un frenesí por internet. Se amontonaron en compañías enfocadas en la web, impulsando así el índice Nasdaq a un aumento del 200% en poco más de un año.

Esas ganancias fueron empujadas por una cadena de flotadores bursátiles multimillonarios en ese momento, muchos de los cuales eran compañías de software y de internet no rentables.

Pero, la fiesta no duró. La burbuja estalló a principios de 2000, en parte porque el aumento en las tasas de interés llevó que los préstamos fueran más caros. El Nasdaq se desplomó alrededor del 80% durante los siguientes años.

Pero Shane Oliver, economista de AMP Capital en Australia, señaló que el ascenso meteórico de bitcoin no se parece a ninguna burbuja que haya visto antes.

“El bitcoin las deja por muertas”, aseguró.