(CNN Español) - El comisionado nacional de Seguridad de México, Renato Sales, informó este domingo que las autoridades de seguridad federales y estatales desplegarán un operativo conjunto para contrarrestar la violencia en algunas zonas del país.

Para este fin, según les explicó Sales a periodistas, “se han conformado grupos especiales con las siete divisiones de la policía federal los cuales serán desplegados en ciudades clave para complementar órdenes de aprehensión”.

Las entidades en las que las fuerzas de policía federal, la Procuraduría General y las autoridades estatales actuarán con esta fuerza conjunta son Colima, Cabos, Ciudad Juárez, Cancún, entre otras, les dijo a periodistas este domingo.

Imagen de archivo. Las cifras de homicidios relacionados con las drogas en México alcanzaron su punto más alto en 2017, con más de 25.000 muertos. (Créditos: ALDO FALCON/AFP/Getty Images)

El comisionado no dio detalles adicionales de los operativos, pero dijo que el fin es “crear mayores condiciones de seguridad y tranquilidad de la población”.

El anuncio llega solo días después del más reciente informe de seguridad en México dado a conocer por el gobierno. En este se evidencia un aumento del 23% en casos de violencia relacionados con las drogas respecto a 2016: 2017 se ubicó como el año con más homicidios en su historia reciente con más de 25.000 homicidios relacionados con las drogas.

Según Sales, en 2017 las autoridades de México rescataron a 265 víctimas de secuestro en todo el país y detuvieron a 120 presuntos secuestradores.

“Las siete divisiones de la policía federal… serán desplegadas en ciudades clave para complementar ordenes de aprehensión de alto impacto, con el objetivo de pasar de operativos presenciales a operaciones de investigación”, dijo Sales a periodistas en Ciudad de México.

Muchas partes del occidente de México –incluidos los estados de Guerrero, Jalisco, Sinaloa y Baja California Sur– han quedado atrapadas en medio de la violencia entre los carteles de droga que compiten entre sí.

La seguridad y el crimen parecen estar entre los principales problemas a tratar la temporada de la campaña presidencial de México, que oficialmente comienza en marzo.

La elección es el próximo 1 de julio. El presidente de México Enrique Peña Nieto, con baja popularidad en las encuestas, no puede postularse nuevamente, debido a los límites del mandato. Él y su partido político, el PRI, han sido duramente criticados por su incapacidad para controlar el crimen relacionado con las drogas.

La problemática es tal, que el ministro de Turismo, Enrique de la Madrid, abrió la semana pasada la discusión sobre legalizar el consumo recreativo de la marihuana en importantes destinos turísticos para contrarrestar la violencia por las drogas.