(CNN) - Kim Jong Un y Moon Jae-in se dieron la mano cuando cada uno de ellos estaba a su lado respectivo de la línea de demarcación militar que divide a las dos Coreas.

En una acción simbólica, Moon se unió a Kim en el lado norte de la línea antes de que ambos líderes se acercaran al lado sur, donde se lleva a cabo la cumbre del viernes. No obstante, ese momento no fue planeado, dijo la Casa Azul de Corea del Sur en un comunicado.

Kim es el primer líder norcoreano que cruza la línea que divide las dos Coreas desde el fin de los combates de la Guerra de Corea.

Por primera vez en más de una década, los líderes de Corea del Norte y Corea del Sur se reúnen para negociar el fin de una larga pugna que por momentos ha amenazado con hundir al mundo en una guerra nuclear.

Kim: "¿Por qué fue tan difícil llegar hasta aquí?"

Kim Jong Un comenzó la reunión de esta mañana con Moon Jae-in diciéndole que deberían reunirse más a menudo.

"Mientras caminaba por aquí, pensé, ¿por qué era tan difícil llegar hasta aquí?", dijo Kim a Moon y a la delegación de Corea del Sur cuando comenzaron las conversaciones.

"La línea de separación ni siquiera era tan alta para cruzar. Fue demasiado fácil cruzar esa línea y nos tomó 11 años llegar hasta aquí ".

"Ahora comienza una nueva historia"

Luego de ingresar a la Casa de la Paz para la cumbre intercoreana, Kim Jong Un escribió en el libro de invitados "una nueva historia comienza ahora" y "una era de paz, en el punto de partida de la historia".

La oficina de Moon publicó una foto del mensaje de Kim.

Kims firma un libro de visitas en la Casa de la Paz

Kim Jong Un entró a la Casa de la Paz en el lado sur de la zona desmilitarizada, donde se llevan a cabo las reuniones de la cumbre, y firmó el libro de visitas.

Kim y Moon posaron con niños para una fotografía después de saludar y estrecharse la mano

Después de cruzar al lado sur, Kim y Moon fueron fotografiados con dos niños de Daeseong-dong, la aldea de Corea del Sur dentro de la zona desmilitarizada. Sonrieron y posaron con los líderes al comienzo de la ceremonia de bienvenida.

Kim a Moon: "Tal vez este es el momento adecuado para que ingreses al territorio de Corea del Norte"

Kim Jong Un invitó a Moon Jae-in a cruzar la línea de demarcación militar y cruzar al lado norte de la zona desmilitarizada, luego de que el presidente surcoreano le preguntara al líder norcoreano sobre una posible visita al norte, el portavoz surcoreano de la Casa Azul, Yoon Young- Chan, dijo en una conferencia de prensa el viernes.

Moon felicitó a Kim con su coraje cruzando hacia el sur y cuando le preguntó al líder norcoreano cuándo sería posible visitar el norte, Kim dijo: "Tal vez este sea el momento adecuado para que ingrese al territorio norcoreano".

Kim: Estoy dispuesto a ir a Seúl

Kim Jong Un le dijo al presidente de Corea del Sur que estaría dispuesto a ir a Seúl si es invitado, dijo Yoon Young-chan.

"Si me invitan a la Casa Azul, estoy dispuesto a ir a la Casa Azul en cualquier momento", le dijo Kim a Moon cuando el presidente de Corea del Sur mencionó que la guardia de honor militar sería más grande en la capital de Corea del Sur.

Historia y simbolismo

En un encuentro cargado de historia y simbolismo, el líder norcoreano Kim Jong Un conversa con el presidente de Corea del Sur Moon Jae-in en la Casa de la Paz, ubicada al sur de la zona desmilitarizada que divide a los dos países.

En la agenda hay tres temas que potencialmente podrían cambiar mundo: la desnuclearización de la península de Corea, un acuerdo de paz y la mejora de las relaciones entre los dos países.

LEE: Los datos clave sobre Corea del Norte que necesitas saber

La cumbre es el resultado de meses de disputas diplomáticas y negociaciones por parte de Moon, un antiguo defensor de la paz entre las Coreas. También se definirá el escenario para el primer encuentro entre un presidente estadounidense en funciones y un líder norcoreano, cuando Donald Trump y Kim se reúnan en mayo o junio.

Empezó la cuenta regresiva para la reunión entre los presidentes de Corea del Sur y Corea del Norte.

Sin embargo, las apuestas son altas y algunos analistas dudan que las dos partes puedan cerrar la brecha creada durante 60 años de antagonismo y sospechas.

"El problema siempre ha sido que las dos Coreas nunca han podido implementar totalmente sus acuerdos anteriores que definen la paz y el establecimiento de la paz", explicó a CNN Duyeon Kim, investigador principal del Foro Futuro de la Península de Corea.

Rumores de tratado de paz

Moon y Kim se encontrarán por primera vez a las 9.30 a.m. hora local de este viernes (8:30 de la noche del jueves en hora del este de EE.UU.), anunció este jueves el jefe de gabinete del presidente de Corea del Sur, Im Jong-seok.

Las cámaras de todo el mundo estarán esperando el momento en que Kim cruce el línea de frontera que atraviesa la zona desmilitarizada.

Es la tercera cumbre entre los líderes de Corea del Norte y del Sur, la última fue 2007 cuando el entonces mandatario surcoreano Roh Moo-hyun conoció al padre de Kim, Kim Jong Il. El presidente Moon era en ese momento el jefe de personal de Roh y un amigo cercano. Las dos reuniones anteriores se llevaron a cabo en la capital de Corea del Norte, Pyongyang.

La cumbre del viernes comenzará a las 10.20 a.m. y se extenderá hasta la hora del almuerzo. Después, Kim y Moon plantarán un pino como un llamado simbólico a la paz y la prosperidad entre los dos países.

Al igual que con todos los aspectos de las conversaciones de este viernes, el momento de plantar el árbol será profundamente simbólico: la tierra que se utilizará es una mezcla de los dos lados de la frontera, así como el agua que se verterá en el árbol.

LEE: El líder de Corea del Sur se enfrenta a una prueba por la cumbre con Kim

Si bien aún no hay indicios de lo que probablemente acordarán Kim y Moon, Im señaló que habría un anuncio tras la cumbre y se firmaría un acuerdo.

Luego, la pareja de mandatarios asistirá a una cena, que será aproximadamente las 6:30 p.m. hora local e incluirá platillos procedentes de ambos países.

Cuando Moon y Kim abandonen el banquete, verán un video proyectado en la Casa de la Paz, retratando el pasado, presente y futuro de la Península de Corea.

Afiches en Seúl muestran una Corea unida sobre una imagen de dos manos unidas antes de la cumbre.

Relaciones agitadas

El gobierno de Corea del Sur ha buscado que el evento sea lo más abierto y transparente posible. Por eso, organizó una transmisión gratuita en vivo para que los surcoreanos la vean en sus teléfonos móviles o en pantallas gigantes de televisión ubicadas en lugares públicos.

La especulación en las últimas semanas se ha centrado en la posibilidad de que la reunión entre Moon y Kim pueda llevar a la firma de un tratado de paz entre el Norte y el Sur, poniendo oficialmente un fin a la Guerra de Corea después de casi 70 años.

LEE: China teme que Kim Jong Un se aleje de su órbita por las conversaciones con Corea del Sur y Estados Unidos

Atrapados entre el avance de las fuerzas soviéticas y el ejército de los Estados Unidos, los dos países se dividieron inicialmente después del final de la Segunda Guerra Mundial.

Las tensiones entre las Coreas recién separadas llevaron a una sangrienta guerra que comenzó en 1950 y solo terminó con la firma del armisticio en 1953. Sin embargo, ningún tratado de paz se firmó oficialmente.

Durante los siguientes 60 años, los dos países han tenido una relación inestable y agitada, que empeoró en la última media década  por el impulso concertado de Pyongyang para desarrollar sus programas nucleares y de misiles.

James Griffiths, de CNN en Seúl, contribuyó a este informe.