CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

Juez envía a la cárcel a Paul Manafort, exasesor de campaña de Trump

Por Evan Perez

(CNN) — El exdirector de la campaña de Trump Paul Manafort esperará su juicio desde la cárcel.

Dos semanas después de que los fiscales de Robert Mueller retiraran las nuevas acusaciones de falsificación de testigos sobre él, un juez federal revocó el viernes la fianza actual de Manafort, que le permitió el arresto domiciliario.

La fiscalía argumentó en una corte federal de Washington que Paul Manafort, el exasesor de la campaña presidencial de Donald Trump, es un “peligro para la comunidad” y que cometió un crimen mientras estaba en libertad, el de obstrucción a la justicia.

Inmediatamente después del fallo del juez tres agentes de la corte condujeron a Manafort, sin esposas, hacia el área de espera de prisioneros. Antes de desaparecer por la puerta, Manafort se volteó hacia donde estaba su esposa y sus seguidores y les dio un saludo forzado. Minutos después, un agente de la corte le permitió entregarle a su esposa Kathleen la billetera, cinturón y corbata que llevaba hoy.

Los fiscales aseguraron que Manafort llevó a cabo “una campaña sostenida durante cinco semanas” usando diferentes teléfonos y aplicaciones para tratar de moldear el testimonio de un testigo.

Paul Manafort, exidrector de campaña de Donald Trump, saliendo de la sede de la Corte Federal en Washington, en febrero de 2018. (Créditos: Drew Angerer/Getty Images)

Los abogados de la defensa dijeron que la revocatoria de la fianza sería muy difícil. Ellos dijeron que Manafort no sabía quiénes eran los testigos del gobierno y que la solución es que el gobierno diga quiénes son sus testigos y el juez pueda ordenarle que no se contacte con esas personas. “Esto no volverá a pasar”, dijo el abogado defensor Richard Westling.

Manafort se declaró este vienes inocente de dos cargos adicionales impuestos contra él la semana pasada, por manipulación de testigos y obstrucción a la justicia.

En total, Manafort enfrenta siete cargos criminales en una corte federal de Washington. Además enfrenta otros 18 cargos criminales por fraude financiero y denuncias de informes falsos en una corte federal de Virginia.

El pasado 5 de junio la oficina del fiscal especial para la trama rusa Robert Mueller acusó a Manafort de intentar hacer que testigos mientan por él en la corte, por lo que le ha pedido al juez enviar a Manafort a la cárcel mientras espera su juicio.

Uno de los testigos les dijo a los investigadores que Manafort quería que ellos cometieran perjurio sobre un esfuerzo de cabildeo que hicieron para él en Estados Unidos, dice el documento.

En ese entonces un juez federal de Washington ordenó que Paul Manafort responda a las acusaciones que hizo el equipo de fiscales de Robert Mueller sobre supuesta manipulación de testigos, audiencia que se lleva a cabo en Washington.