(CNN) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lanzó un desafío furioso y global al régimen de Irán el domingo por la noche, advirtiendo que cualquier amenaza a EE.UU. se enfrentaría a consecuencias nefastas no especificadas.

La diatriba señaló una inmediata escalada de las tensiones entre Washington y Teherán, y culminó un fin de semana de tuits furiosos del presidente sobre la investigación de Rusia y los problemas legales que enfrenta su exabogado personal Michael Cohen.

MIRA:Irán insiste en amenazas de bloqueo al Estrecho de Hormuz, un punto clave para el petróleo

"Para el presidente de Irán, [Hasán] Rouhaní: NUNCA, NUNCA MÁS AMENACES A ESTADOS UNIDOS DE NUEVO O SUFRIRÁS UNAS CONSECUENCIAS QUE NUNCA ANTES EN LAS HISTORIA SE HAN SUFRIDO", tuiteó Trump después de volver a la Casa Blanca tras un fin de semana en su resort de golf en Bedminter, Nueva Jersey. "NOSOTROS YA NO SOMOS UN PAÍS QUE TOLERA TUS DEMENTES PALABRAS DE VIOLENCIA Y MUERTE. ¡SÉ CAUTO!".

Los comentarios de Trump aparentemente fueron una respuesta a comentarios previos del presidente de Irán, Hasán Rouhaní, quien advirtió a Estados Unidos que la guerra con Teherán sería la "madre de todas las guerras".

Rouhaní advirtió a Trump que no "juegues con la cola del león, porque te arrepentirás eternamente". También sostuvo la posibilidad de una relación pacífica con Estados Unidos, en comentarios reportados por los medios estatales iraníes.

El lunes, un alto funcionario de la Guardia Revolucionaria de Irán, el comandante general Gholam Hossein Gheibparvar, describió las declaraciones de Trump como "guerra psicológica", informó la agencia semioficial de noticias ISNA.

Incluso antes del tuit de Trump, su Gobierno ya había intensificado la retórica contra el régimen iraní.

En un discurso intenso el domingo por la noche, el secretario de Estado, Mike Pompeo, comparó al régimen iraní con la mafia, acusando a los clérigos que gobiernan el país de enriquecerse y financiar el terrorismo a expensas de los civiles.

"Para el régimen, la prosperidad, la seguridad y la libertad para el pueblo iraní son bajas aceptables en la marcha para cumplir con la Revolución", dijo Pompeo en declaraciones pronunciadas en la Biblioteca Nacional Ronald Reagan en Simi Valley, California.

MIRA: ¿Es factible una negociación entre Estados Unidos e Irán?

"El nivel de corrupción y riqueza entre los líderes del régimen muestra que Irán está dirigido por algo que se asemeja más a la mafia que a un gobierno".

Entre las acusaciones más sorprendentes formuladas por Pompeo, que fue director de la CIA antes de convertirse en secretario de Estado, fue que el líder supremo iraní Ali Khamenei tiene un fondo de cobertura personal valorado en 95.000 millones de dólares.

Donald Trump durante la conferencia de prensa con Vladimir Putin en Helsinki, Finlandia. (Crédito: Chris McGrath/Getty Images)

Donald Trump durante la conferencia de prensa con Vladimir Putin en Helsinki, Finlandia. (Crédito: Chris McGrath/Getty Images)

Lenguaje fuerte

El exabrupto de Trump contra Rouhaní tenía ecos de su acercamiento al líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, de quien se burló y y a quien amenazó en las redes sociales antes de acordar una cumbre.

Sin embargo, incluso para los estándares de Trump, el lenguaje era fuerte y sorprendió a muchos observadores del Medio Oriente.

"Hemos visto muchas palabras belicosas de Trump en el pasado, pero este tuit... creo que lo lleva a un nuevo nivel", dijo el analista militar de CNN Rick Francona.

"Esto parece un poco fuera de lugar y realmente un poco alarmante para mucha gente", dijo Francona, un exoficial de inteligencia de la Fuerza Aérea de Estados Unidos que trabajó en Medio Oriente y se retiró como teniente coronel. "Esto es realmente peligroso".

Al ser preguntada sobre si Trump se arriesgaba a incitar a una guerra con Irán con el tuit, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo a los periodistas el lunes por la mañana que "si alguien está incitando a algo, no busque más que en Irán". Ella no aclaró directamente si Trump consultó con su equipo de seguridad nacional antes del tuit. Él habla con ellos a diario, dijo, pero se negó a dar ningún detalle sobre los pasos que Trump está tratando de tomar con Irán.

John Rood, subsecretario de Defensa para la política del Pentágono, le dijo a Barbara Starr de CNS en la Conferencia de Seguridad de Aspen, Colorado, el viernes, que Estados Unidos no había ajustado su postura militar en respuesta a las amenazas de Irán.

MIRA: Mike Pompeo, secretario de Estado, defiende nueva cumbre entre Trump y Putin

"No creo que eso esté justificado. No lo recomendaría", dijo.

Línea dura contra Irán

Trump asumió el cargo jurando tomar una línea dura contra Irán y desechar el acuerdo nuclear negociado por Obama en 2015, una promesa que cumplió en mayo.

El acuerdo obligó a Irán a reducir su capacidad de enriquecimiento de uranio para evitar el desarrollo de armas nucleares, e impuso estrictos procesos de verificación, a cambio de alivio en sanciones paralizantes.

Una de las muchas críticas de Trump al acuerdo fue que no hacía lo suficiente para evitar que Irán financiara grupos extremistas en todo el Medio Oriente.

Los otros firmantes del acuerdo han prometido mantenerlo.

Por su parte, Irán no ha dado señales de incumplir el acuerdo, motivado por los beneficios del alivio de las sanciones. Pero Washington se está preparando para volver a imponer algunas de las sanciones que llevaron a Irán a la mesa en primer lugar.

"En este momento, Estados Unidos está llevando a cabo una campaña de presión diplomática y financiera para cortar los fondos que el régimen usa para enriquecerse y apoyar la muerte y la destrucción", dijo Pompeo el domingo.

"Pedimos a todas las naciones que están hartas y cansadas del comportamiento destructivo de la República Islámica que se unan a nuestra campaña de presión".

- Allie Malloy y Sophie Tatum, de CNN, contribuyeron a este reporte.