El golfista sordo Allen John, durante el Porsche European Open en Hamburgo, Alemania.

(CNN) - El golfista amateur sordo Allen John estuvo a un tiro de una "increíble" empate en el primer puesto en el Porsche European Open en Hamburgo.

El alemán, que solo tiene 5% de audición y se ha valido de audífonos durante casi toda su vida, disparó 67 golpes en la ronda final, el mejor puntaje del día, para terminar en un empate triple en el segundo lugar, tras el ganador Richard McEvoy.

"La atmósfera que hay, la gente que ha estado conmigo los 18 hoyos, es simplemente una sensación increíble", dijo John a los periodistas tras su ronda de este domingo.

El italiano Molinari gana el Abierto Británico de Golf en gran exhibición de Tiger Woods

El jugador de 30 años terminó por delante de grandes nombres en un campo repleto de estrellas, que incluyó al campeón del Masters 2018 Patrick Reed, el ganador del Masters 2011 Charl Schwartzel y la estrella estadounidense en ascenso Bryson DeChambeau.

Medalla de oro

John jugó en Hamburgo, Alemania, por invitación de un patrocinador, pero tuvo que renunciar a su cheque de 198.500 dólares al no ser golfista profesional.

Comenzó la cuarta ronda con siete golpes a la deriva, pero cuatro birdies en sus últimos nueve hoyos lo llevaron hacia el liderazgo mientras los otros fallaban.

John se convirtió originalmente en profesional en 2011 y compitió en el Challenge Tour, la gira de segundo nivel de Europa, al año siguiente, antes de recuperar su condición de amateur en 2016.

MIRA: A menos de 48 horas del Abierto Británico femenino

Compitió por Alemania en el Summer Deaflympics 2017, ganando la medalla de oro inaugural del deporte para su país.

Su actuación en Hamburgo dejó a John analizando otro intento de convertirse en profesional.

"Tengo mucha confianza en mí mismo que puedo sacar del torneo, estar en la pelea, terminar segundo", dijo. "Es una sensación bastante sorprendente y me da mucha confianza en las habilidades que puedo hacer en un campo de golf", agregó.

McEvoy lo logró

El hombre que acabó con el sueño de victoria de John en su tierra natal fue Richard McEvoy, de 39 años.

Tal vez nadie en el Tour encarna mejor el mantra "Si al principio no tienes éxito, intenta, intenta, intenta de nuevo" que el inglés.

Desde que se convirtió en profesional hace 17 años, McEvoy ha llevado su oficio por el Challenge Tour y el European Tour.

Antes del domingo había ganado tres títulos en el Challenge Tour, pero jamás la victoria en el nivel más alto.

En 12 ocasiones distintas McEvoy asistió a la European Tour Qualifying School, el evento clasificatorio anual que da a los golfistas profesionales la oportunidad de ganar un lugar en el Circuito Europeo, pero retuvo su tarjeta del Tour dos veces.

McEvoy transmitió la confianza de haber ganado su tercer título de segundo nivel la semana pasada en Normandía, conviertiéndose en el primer golfista desde 2010 en ganar títulos consecutivos del Challenge Tour y del European Tour.

LEE: La historia de dos "caddies" que crearon un negocio que genera millones al año

"Es increíble", dijo McEvoy a los periodistas. "Esperé mucho tiempo, 17 años como profesional, dentro y fuera del Tour", agregó.

Muchos años malos, muchos años buenos, pero nunca sucedió del todo.

"Este era mi momento. Luché mucho, lo creí e incluso al final convencí a mi caddy para darme la mejor oportunidad de hacer un birdie", indicó McEvoy.

La victoria coloca a McEvoy dentro de los primeros 150 del mundo y, quizás lo más importante, le da la tranquilidad de una exención de dos años en el Tour.

El cheque del ganador de 394.000 dólares tampoco es tan malo.