(CNN) - Al parecer Wall Street piensa que el controversial nuevo anuncio que lanzó Nike con el mariscal de campo Colin Kaepernick lo arruinó todo.

Las acciones de la compañía de zapatillas deportivas cayeron cerca de 3% en el mercado este martes. La etiqueta #NikeBoycott fue tendencia en Twitter, y varias personas publicaron fotos y videos rompiendo medias de Nike y quemando tenis de esa marca.

Muchas personas también escribieron mensajes de apoyo a Kaepernick, quien se volvió famoso por ser el primer jugador de la NFL en arrodillarse durante el himno nacional antes de un juego en 2016. Kaepernick dijo que estaba protestando por los tiroteos contra personas negras por parte de la policía.

  • Mira en este video: Hace 33 años Nike también causó polémica

Kaepernick sigue sin firmar contrato y no ha jugado desde 2016, pero empezó un movimiento que ha polarizado a los estadounidenses.  El presidente Donald Trump ha criticado a los jugadores que protestan en los juegos.

Un analista expresó su preocupación por los vínculos de Nike con Kaepernick.

“"La campaña de Nike generará tanta atención como discusión, que podría decirse es uno de sus objetivos centrales”, escribió Neil Saunders, director de GlobalData Reatil, en un reporte este martes. “Sin embargo, también es una estrategia riesgosa por lo que se refiere, y parece tomar una posición, en un tema altamente politizado”.

En última instancia, el anuncio podría alienar a los clientes y convertirlos en productos de los rivales, lo que no era el propósito de la campaña publicitaria, dijo Saunders.

Sin embargo, otro analista no piensa que Nike vaya a quedar afectado por el tema de Kaepernick.

“Esta es una compañía que no tiene miedo de tomar posición”, dijo Tom Stringfellow, jefe de la oficina de inversiones Frost Investment Advisors. “Hace parte de la marca ser controversial y sacar a relucir su nombre”.

Nike también ha resistido otras tormentas de relaciones públicas este año. Trevor Edwards, el presidente de marca de Nike, renunció en marzo después de acusaciones de conducta indebida en el lugar de trabajo.

Los clientes no se retiraron. Nike ha gozado de fuertes ventas y ganancias este año. Las acciones de Nike siguen arriba un 30%, incluso después de la caída del martes.

Rivales como Adidas y Under Armour también están en un buen momento. Las acciones de adidas subieron más de un 20%, mientras que las de Under Armour han ganado más del 40%.

La creciente amenaza de Adidas y Under Armour es la razón principal por la que Saunders no cree que fue una buena idea de Nike crear semejante controversia. Él teme que esta situación pueda afectar el dominio de Nike en el mercado.

“Aunque es noble tomar posición sobre algo, también es comercialmente imprudente lanzarse precipitadamente a un tema tan delicado que polariza la opinión”, escribió Saunders, agregando que Nike “no puede darse el lujo de tomar malas decisiones”.

La compañía reportará sus ganancias el 25 de septiembre. Los ejecutivos podrían hablar sobre la nueva campaña y su efecto en las ventas durante una llamada con analistas.