(CNN) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió que su país llegaría hasta el fondo de lo que le sucedió al periodista saudí desaparecido y que habría un "severo castigo" si se descubre que fue asesinado.

En un extracto de una entrevista en el programa "60 Minutes" dado a conocer el sábado por la cadena CBS, Trump dijo que el caso de Jamal Khashoggi estaba "siendo visto muy, muy fuertemente" y que su gobierno "estaría muy molesto" si resultara que el gobierno de Arabia Saudita ordenó su asesinato.

LEE: El periodista saudí Jamal Khashoggi habría grabado su propia muerte con su Apple Watch, según diario turco

"Hasta este momento, ellos lo niegan, y lo niegan con vehemencia. ¿Pudieron ser ellos? Sí", dijo Trump.

Khashoggi, columnista del Washington Post, ingresó al consulado de Arabia Saudita en Estambul, Turquía, el 2 de octubre para obtener documentos que le permitirían casarse con su prometida turca. Desde entonces no ha sido visto en público.

El viernes, una fuente familiarizada con la investigación le dijo a CNN que las autoridades turcas tenían evidencia visual y de audio que mostraba que Khashoggi fue asesinado en el interior del consulado.

La evidencia, que fue descrita a la fuente por una agencia de inteligencia occidental, muestra que hubo un ataque y una pelea dentro del consulado.

También existe evidencia del momento en que Khashoggi fue asesinado, dijo la fuente.

El servicio de inteligencia extranjero encontró que la naturaleza de la evidencia, que fue proporcionada en una reunión con funcionarios turcos, era "impactante y repugnante", le dijo la fuente a CNN.

Arabia Saudita niega cualquier involucramiento en la desaparición y dice que el periodista abandonó el consulado por la tarde. Pero su prometida, Hatice Cengiz, quien estaba esperando afuera del consulado, dice que ella no lo vio volver a salir. Turquía le ha pedido a funcionarios de Arabia Saudita que proporcionen evidencia de que el periodista dejó el consulado.

Las declaraciones de Trump se dan mientras un creciente número de empresas globales se han retirado de una próxima cumbre en Arabia Saudita debido a las inquietudes por la desaparición de Khashoggi.