CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

El FBI pide ayuda al público para encontrar a la niña desaparecida cuyos padres fueron encontrados muertos

Por Amanda Watts, Holly Yan

(CNN) — Han pasado dos días desde que los padres de Jayme Closs fueron encontrados muertos y la niña de 13 años desapareciera. Pero mientras los investigadores luchan para encontrarla, pocas respuestas han emergido.

Más de 400 pistas han emergido desde que Jayme desapareció de su casa en Wisconsin el lunes. Pero el FBI está pidiendo más ayuda para encontrar a la niña, por quien se emitió una Alerta Amber, que es un sistema de notificación de menores de edad desaparecidos, que hace referencia a Amber Hagerman, una niña que fue secuestrada y días después fue encontrada sin vida.

Los investigadores están tratando de saber no solo dónde está Jayme, sino también lo que llevó a las muertes de sus padres en la pequeña ciudad de Barron. Los padres de Closs recibieron disparos mortales y sus muertes fueron declaradas homicidio, dijo el shérif del condado Barron, Chris Fitzgerald este miércoles. Ningún arma fue encontrada en la escena del crimen, agregó él.

“Seré honesto. Estoy luchando con esto porque no tengo ninguna de esas respuestas que quiero darles”, les dijo Fitzgerald a los reporteros.

Los familiares esperan en agonía

Seara Closs dijo que quisiera ser la que está en peligro, no su prima Jayme. Seara le escribió una carta abierta a Jayme en Facebook.

“Estoy revisando nuestras fotos familiares, preocupada por ti 😦 quisiera que pudiéramos cambiar lugares solo para que estés en casa y fuera peligro”, publicó Seara Closs.

Las autoridades identificaron a los padres de Jayme como James Closs, de 56 años, y Denise Closs, de 46.

En su publicación, Seara le recordó a su prima que su familia —incluyendo sus fallecidos padres— la aman sinceramente.

“El abuelo Jim (James) Closs, tu mama oso, Denise Close y tu propio caballero de armadura reluciente, tu papi Jim JR Closs… todos te aman”, escribió Seara Closs.

La administradora del distrito escolar del área Barron, Diane Tremblay dijo que Jayme, miembro del equipo de atletismo de la escuela, es “una niña dulce que es una amiga leal y ama bailar”.

Durante una reciente tarea escolar, a Jayme se le preguntó qué haría con un millón de dólares que recientemente le fue asignado a su escuela, ella escribió que “alimentaría a los hambrientos y les daría el resto a los pobres”.

Los empleadores de sus padres lloran sus muertes

No está claro desde cuándo habían muerto James y Denise Closs cuando sus cuerpos fueron descubiertos el lunes.

Tanto James como Denis Closs fueron empleados de larga data del almacén Jennie-O Turkey Store en Barron, dijo la compañía controlan de Jennie-O, Hormel.

“Nuestros pensamientos están con la familia Closs y con toda la comunidad Barron”, dice en un comunicado de Jennie-O Turkey.

“Este es un momento difícil para todo nuestro equipo y estamos llorando esta pérdida y aún procesando esta terrible tragedia. También esperamos el regreso seguro de su hija, Jayme, y la mantenemos tanto a ella como a la familia Closs en nuestros pensamientos”.

Fitzgerald dijo que las autoridades creen que Jayme estaba en su casa en el momento de los disparos. El shérif dijo que las autoridades no pueden decir si los Closs fueron atacados.

Chris Fitzgerald, shérif del condado Brown, en Wisconsin, dijo que Jayme Closs, podría estar en peligro.

Durante una llamada al 911 el lunes, el operador escuchó un alboroto de fondo, pero nadie le habló directamente al operador, dijo Fitzgerald.

El shérif dijo que las autoridades llegaron después de menos de cuatro minutos tras la llamada al 911. Ningún vehículo fue encontrado en el área cercana, dijo Fitzgerald.

Las autoridades dicen que determinaron desde qué celular fue hecha la llamada, pero se negaron a identificar al propietario.

En ‘Crime & Justice’ de HLN, Fitzgerald le dijo este miércoles a la presentadora Ashleigh Banfield que las autoridades recuperaron el celular.

Según él, otras agencias, entre ellas el FBI, están involucradas en la investigación. “Ellos son expertos en descifrar grabaciones del 911, revisar nuestros teléfonos y encargándose de toda la evidencia”, agregó.

Joan Smrekar, que vive al lado de la casa de los Closs, le dijo a Banfield que escuchó dos disparos poco después de las 12:30 a.m. del lunes, con pocos segundos de diferencia.

“Fue como ‘bang’ y ‘bang’”, dijo Smrekar.

Jayme Closs mide 1,52 metros; pesa unos 45 kg y tiene ojos verdes y pelo rubio a rubio rojizo, dijo la oficina del Sherif. Cualquier persona que tenga información puede llamar a la línea 1-855-744-3879.

— Jason Hanna, Carma Hassan y Darran Simon de CNN contribuyeron con este reporte.