Decenas de mujeres acusan de comportamiento sexual inapropiado a ginecólogo de la Universidad del Sur de California.

Advertencia: este artículo contiene información que puede resultar demasiado explícita para la audiencia.

Los Ángeles (CNN) - Noventa y tres mujeres más han acusado al veterano ginecólogo de la Universidad del Sur de California (USC, por sus siglas en inglés), el doctor George Tyndall, de conducta sexual inapropiada, de acuerdo con el fiscal del caso.

Tyndall era el único ginecólogo de tiempo completo en la clínica para estudiantes en la escuela durante 30 años.

El fiscal John Manly dijo que 93 antiguas estudiantes son representadas en dos nuevas demandas.

Las antiguas estudiantes alegan que la universidad ignoró las quejas sobre el doctor durante décadas y que encubrió sus acciones.

Hablando ante reporteros el jueves, Manly pidió al fiscal general de California, Xavier Becerra, investigar la universidad. La oficina del fiscal general declinó hacer comentarios sobre el asunto.

El abogado de Tyndall, Leonard Levine, no hizo comentarios, pero dijo que el doctor sigue cooperando con la investigación.

En julio, después de que más de 50 personas demandaran a Tyndall y a la universidad, Levine dijo en un comunicado que su cliente "está convencido de que no cometió ninguna conducta criminal mientras practicaba medicina en la USC. Él cree firmemente que cuando todos los hechos se conozcan y sean consultados expertos en el campo de la ginecología y la obstetricia, se concluirá que sus exámenes a las estudiantes de la USC fueron con propósitos médicos definidos y consistentes con el estándar de cuidado para ese tipo de exámenes", decía el comunicado.

Las mujeres dicen que fueron abusadas sexualmente y acosadas por Tyndall, quien fue despedido de la universidad en 2017 por comportamiento inapropiado, de acuerdo con la USC. Funcionarios de la universidad dijeron que la institución buscó un acuerdo con el médico y que en su momento no lo reportó a la justicia ni a las autoridades médicas del estado.

En un comunicado enviado a CNN, la universidad dijo: "Estamos al tanto de las denuncias. Buscaremos una pronta y justa resolución que sea respetuosa de las antiguas estudiantes. Estamos comprometidos con ofrecer a las mujeres de la USC el mejor, más completo y respetuoso servicio de salud de cualquier universidad".

Las últimas acusaciones están en línea con aquellas hechas previamente contra Tyndall. Muchas de estas mujeres afirman que nunca habían visto a un ginecólogo antes que a Tyndall y que no se dieron cuenta de que su conducta no era médicamente legítima hasta que se hicieron públicas las primeras denuncias en mayo.

Las mujeres acusan a Tyndall de hacer comentarios racistas, derogatorios y misóginos mientras abusaba de ellas sexualmente "sin ninguna otra razón que satisfacer sus lascivos deseos sexuales".

Algunas de las acusaciones contra Tyndall incluyen "tocar los pechos de las Demandantes; penetrar con los dedos las vaginas de las Demandantes, algunas veces sin guantes y con las manos sin lavar; fotografiar los genitales y los cuerpos desnudos de las Demandantes; exponer su propio cuerpo desnudo ante las Demandantes...".