Hong Kong (CNN) - Un puente de 20.000 millones de dólares que conectará Hong Kong y Macao con la ciudad china de Zhuhai está listo para abrir esta semana, con lo que termina la construcción del puente sobre el mar más largo del mundo, nueve años después del inicio de la obra.

Está previsto que el presidente de China, Xi Jinping, asista a la ceremonia de inauguración el martes en Zhuhai, mientras que el puente abrirá al público el miércoles.

Vista general desde Hong Kong del puente Hong Kong-Zhuhai-Macao, el 19 de octubre de 2018, cinco días antes de su ceremonia de inauguración.

Originalmente, el puente de 55 kilómetros de largo estaba previsto para abrir en 2016, pero la fecha se retrasó hasta este año.

FOTOS | 13 de los puentes más atemorizantes del mundo

El puente es un elemento clave en el plan de China para la creación de una Gran Área de Bahía de 56.500 kilómetros cuadrados a lo largo del sur del país, que incluye 11 ciudades, entre ellas Hong Kong y Macao, que en conjunto tienen 68 millones de habitantes.

Los promotores de la idea dicen que el puente acortará el tiempo de traslado entre las ciudades de 3 horas a 30 minutos, lo que, dicen, permitirá a pasajeros y turistas transportarse fácilmente alrededor de la región.

El proyecto del puente ha sido ferozmente criticado en Hong Kong, donde había poco interés por mejores vías para llegar a Macao o Zhuhai, además de temores de que la ciudad se vea inundada con turistas del territorio continental chino.

FOTOS | 11 puentes espectaculares que embellecerán a sus ciudades

En 2016, Hong Kong recibió 56,7 millones de turistas, en comparación con los 37,6 millones de turistas que visitaron Reino Unido, un país más grande.

Construido para resistir un sismo de magnitud 8, un supertifón y golpes de buques supercargueros, el puente fue construido con 400.000 toneladas de acero, 4,5 veces más que el puente Golden Gate de San Francisco, en Estados Unidos.

También incluye un túnel sumergido de 6,7 kilómetros de largo que le permite evitar las concurridas rutas marítimas sobre el delta del río Pearl. El túnel se extiende entre dos islas artificiales, cada una de 100.000 metros cuadrados, situadas en aguas relativamente poco profundas.