(CNN) - El presidente de EE.UU. Donald Trump despidió este miércoles al secretario de Justicia Jeff Sessions, según la carta escrita por el propio Sessions.

En sus palabras de renuncia dirigidas al secretario general de la Casa Blanca John Kelly, Sessions escribió: "A su solicitud, estoy presentando mi renuncia". Según una fuente del gobierno, el secretario de Justicia no recibió ninguna llamada telefónica de Trump: fue Kelly quien le comunicó el mensaje en la mañana del miércoles.

Trump publicó en su cuenta de Twitter que estaba complacido de anunciar que Matthew G. Whitaker asumirá como el secretario de Justicia interino, mientras se postula un reemplazo permanente a futuro. El presidente también le agradeció a Sessions "por su servicio".

Se espera que Whitaker encargue de la investigación sobre la trama rusa y del fiscal especial Robert Mueller, quien era supervisado por el vicesecretario Rod Rosenstein. Sin embargo, CNN ha informado previamente que puede inhibirse en el tema de Rusia por escritos y apariciones en televisión anteriores.

Todavía no hay información de cuándo será juramentado Whitaker y de si Mueller supo de la decisión con antelación.

La medida representa un abrupto final de lo que fue un mandato turbulento para Sessions, originalmente uno de los primeros y más leales partidarios de Trump cuando fungió como senador republicano de Alabama. Sessions fue una figura clave para ejecutar la visión que Trump quiere a Estados Unidos y revirtió significativamente las políticas del gobierno de Barack Obama sobre inmigración, reforma policial y derechos civiles.

Sessions fue uno de los que llevó a cabo gran parte del enfoque de mano dura de la administración de Trump contra la inmigración y elogió constantemente las fuertes palabras del presidente sobre el crimen. A pesar de que continuaba implementando la agenda de Trump, su relación con el mandatario permaneció tensa durante meses debido a la investigación de Mueller sobre Rusia.

Trump no respondió una pregunta directa sobre Sessions durante su conferencia de prensa este miércoles, y dijo que, en general, está "extremadamente" satisfecho con su gabinete.

Sessions se encuentra aún en el Departamento de Justicia y se espera que salga al final del día, según el funcionario del gobierno.

La discordia por la investigación sobre Rusia

Las tensiones entre Sessions y Trump empezaron en marzo del año pasado, cuando el secretario se inhibió de participar en las investigaciones sobre la trama rusa durante las elecciones presidenciales de 2016. Una situación que molestó al presidente y sobre la que dijo era "muy injusta" porque Sessions había "aceptado" el trabajo para después inhibirse. CNN informó en su momento que Trump estaba frustrado con la decisión de Sessions.

Meses después, en junio de 2017, Sessions ofreció su renuncia tras tener acaloradas discusiones con Trump a raíz de su determinación. Desde entonces, Trump ha criticado reiteradamente a Sessions, diciendo incluso que se arrepiente de haberlo nombrado secretario de Justicia. Lo ha calificado entre otras cosas, "asediado", "idiota" y "VERGONZOSO".

Incluso, el mandatario se quejó en privado de que Sessions no lo ha defendido adecuadamente, según le dijeron a CNN varias fuentes el año pasado. Sin embargo, el entonces secretario defendió su decisión y continuó ofreciendo señales públicas de que no intentaba renunciar de cara a las críticas.

En agosto pasado, Trump tuiteó que Sessions "debería detener" la investigación de Mueller, planteando preguntas sobre si el presidente estaba intentando obstruir la justicia. El abogado de Trump Rudy Giuliani le dijo a Dana Bash de CNN que Trump simplemente "estaba "expresándole su opinión sobre su medio favorito".