Irish protest. People take part in a protest in Dublin, in support of the woman at the centre of a rape trial after two Ireland ruby players were acquitted. Picture date: Saturday March 31, 2018. See PA story ULSTER Rugby. Photo credit should read: Tom Honan/PA Wire URN:35814103

(CNN) - Mujeres de todo el mundo están publicando fotos de su ropa interior en Twitter después de que un hombre de 27 años fue absuelto en un juicio por violación en Irlanda, durante el cual se usó una tanga de una adolescente como prueba.

MIRA: Pamela Anderson critica el movimiento #metoo: "Paraliza a los hombres"

Un jurado en el tribunal penal de la ciudad de Cork se tomó una hora y media deliberando el 6 de noviembre para declarar inocente al acusado de violar a una joven de 17 años en una calle por la noche.

En su discurso final, la abogada de defensa Elizabeth O'Connell pidió a los miembros del jurado que tuvieran en cuenta la ropa interior que llevaba la adolescente.

"¿La evidencia descarta la posibilidad de que ella se sintiera atraída por el acusado y estuviera dispuesta a conocer a alguien y estar con alguien? Hay que mirar la forma en que estaba vestida. Llevaba una tanga con un frente de encaje", dijo, según el Examinador irlandés.

El uso de una tanga como evidencia de consentimiento implícito fue criticado por muchas mujeres en redes sociales que consideran que se está intentando culpar a la víctima. Las mujeres comenzaron a publicar imágenes de propia su ropa interior utilizando el hashtag #ThisIsNotConsent (que traduce esto no es consentimiento).

MIRA: Joven víctima de violación es acusada de intentar asesinar a su bebé: enfrenta 20 años de cárcel

"Teníamos la esperanza de que como sociedad nos habíamos alejado de estos mitos de violación arcaicos y que culpan a las víctimas", le dijo a CNN Susan Dillon, que forma parte de un grupo de mujeres en Irlanda que inventó el hashtag y trató de difundir la noticia.

A principios de este año, Dillon creó la página de Twitter "I Believe Her – Ireland" con el objetivo de proporcionar un espacio anónimo y seguro para que sobrevivientes de violencia sexual compartan sus historias y obtengan apoyo.

Lo hizo después del juicio por violación de Belfast en marzo de 2018 en el que los exjugadores de rugby Paddy Jackson y Stuart Olding de Ulster fueron absueltos de violar a un estudiante en una fiesta en casa, otra sentencia controvertida que encendió las protestas.

Ruth Coppinger, un miembro socialista del parlamento irlandés, tuiteó una foto de su ropa interior después de que ella dijo que cuando la había exhibido en Dáil Éireann, la cámara baja de la asamblea. También instó a sus seguidores a unirse a las protestas en Dublín contra el veredicto de Cork:

"Escuché que las cámaras giraron en otra dirección cuando exhibí esta ropa interior en #Dáil. En las cortes, la ropa interior de las víctimas pueden pasar como prueba y está dentro de las reglas, por lo tanto, es necesario mostrarla en Dáil".

Las protestas en toda Irlanda están siendo organizadas por la organización feminista socialista ROSA. Se les pide a los partidarios que traigan su ropa interior.

Otras mujeres de todo el mundo se unieron al #ThisIsNotConsent.