(CNN) - El secretario general de la Casa Blanca, John Kelly, fue entrevistado por el equipo del abogado Robert Mueller en los últimos meses, dijeron a CNN tres personas con conocimiento del asunto.

Kelly respondió a un conjunto limitado de preguntas de los investigadores de los fiscales especiales luego de que los abogados de la Casa Blanca se opusieran inicialmente a la solicitud de Mueller para realizar la entrevista a principios de este verano, dijeron las fuentes. Se espera que Kelly deje su cargo en los próximos días y ya no está hablando con el presidente Donald Trump, informó CNN el viernes.

Kelly es el último funcionario de alto rango de la Casa Blanca que se sabe que proporciona información para la investigación de Mueller, aunque su entrevista marca un cambio pues Kelly no se unió a la Casa Blanca sino hasta julio de 2017. La mayoría de las docenas de otras entrevistas han sido con personas quienes estuvieron asociados con la campaña de Trump, fueron parte de la transición o se desempeñaron en la primera parte de la administración.

Las preguntas de Mueller a Kelly se centraron en un conjunto limitado de temas en la investigación de la posible obstrucción de la justicia, principalmente el recuerdo de Kelly de un episodio que tuvo lugar después de que surgieran nuevos informes sobre cómo el presidente había tratado de despedir a Mueller. El presidente estaba enojado con el entonces abogado de la Casa Blanca, Don McGahn, por lo que había sido informado por The New York Times. McGahn se había negado a negar públicamente la información. El fiscal especial quería intentar corroborar la versión de los eventos de McGahn.

La oficina del abogado de la Casa Blanca inicialmente había luchado contra la solicitud de Mueller. Una fuente familiarizada con el asunto dijo que Emmett Flood quería asegurarse de que se negociaran las "reglas básicas".

"Para cuestionar a un funcionario del gobierno sobre las cosas que sucedieron en el transcurso de los asuntos del Gobierno, debe demostrar que es muy importante y que no puede obtenerlo en ningún otro lugar", dijo la fuente.

La fuente señaló que la solicitud de Kelly llegó en un momento delicado, luego de las redadas en la casa y la oficina de Michael Cohen, el ahora ex abogado del presidente.

La resistencia a que Kelly hiciera una entrevista representó un giro clave para el presidente y sus abogados, quienes previamente habían permitido que el fiscal especial entrevistara al personal actual y anterior de la Casa Blanca y entregó cientos de miles de documentos.