CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de salud

El fentanilo es la droga más letal en Estados Unidos, confirma nuevo reporte del gobierno

Por Nadia Kounang

(CNN) — El fentanilo es ahora el fármaco más comúnmente utilizado en las muertes por sobredosis con drogas, de acuerdo con un nuevo informe del gobierno de Estados Unidos.

Cifras del Centro Nacional de Estadísticas de Salud indican que la tasa de sobredosis de drogas asociadas al opioide sintético se disparó en alrededor del 113% cada año entre 2013 y 2016.

El número de sobredosis totales aumentó en un 54% cada año entre 2011 y 2016. En 2016, hubo 63.632 muertes por sobredosis de drogas.

Según el informe del miércoles, el fentanilo estuvo involucrado en casi el 29% de todas las muertes por sobredosis en 2016. En 2011, el fentanilo solo estuvo involucrado en el 4% de todas las muertes por drogadicción. En ese momento, la oxicodona era la droga más comúnmente involucrada, y representaba el 13% de todas las sobredosis fatales de medicamentos.

De 2012 a 2015, la heroína se convirtió en el fármaco más frecuentemente relacionado con las muertes por sobredosis. En 2011, el número de sobredosis mortales por heroína fue de 4.571, o el 11% de todas las muertes por consumo de drogas. En 2016, ese número se ha más que triplicado a 15.961 muertes, lo que representa un cuarto de todas las sobredosis de drogas ese año.

Los autores del nuevo estudio también descubrieron que la mayoría de las sobredosis involucraban más de un medicamento. En 2016, 2 de cada 5 muertes por sobredosis relacionadas con cocaína también involucraron fentanilo. Casi un tercio de las sobredosis relacionadas con el fentanilo también involucraron heroína. Más del 20% de las sobredosis fatales relacionadas con la metanfetamina también involucraron heroína.

En 2016, más de 18.000 muertes por sobredosis involucraron al fentanilo y 16.000 muertes se debieron a la heroína.

Aunque muchos expertos han señalado la sobreprescripción de analgésicos recetados como la raíz de la crisis de opiáceos en Estados Unidos, dicen que ha evolucionado primero a una crisis de heroína y ahora a una epidemia de fentanilo.

En el período examinado (2011-2016), se ha reducido el número de sobredosis de medicamentos que contienen metadona.

  • Mira en este video: Caso múltiple de sobredosis en New Haven causa alarma

Pero el Dr. Andrew Kolodny, cofundador de Physicians for Responsible Opioid Prescribing, advirtió sobre la posibilidad de interpretar estos hallazgos como el fin del problema de las medicinas recetadas. Kolodny, quien no participó en el estudio, señaló estados como Oklahoma, donde las muertes por sobredosis de opioides recetados aún superan en número a las muertes por heroína y fentanilo.

“El fentanilo es muy mortal, en las regiones geográficas donde ha estado inundándose, las muertes han subido como nunca antes”, dijo.

Gran parte del énfasis de la crisis de sobredosis de drogas se ha centrado en los opiáceos, pero también ha aumentado la tasa y el número de muertes relacionadas con la cocaína y la metanfetamina.

En el mismo lapso de seis años, la cocaína fue consistentemente la segunda o tercera droga más utilizada, y la tasa de muertes por sobredosis de metanfetaminas se triplicó.

Las muertes relacionadas con la cocaína casi se duplicaron entre 2014 y 2016, pasando de 5.892 a 11.316 muertes por sobredosis.

Los autores del estudio utilizaron el análisis de texto para evaluar certificados de defunción de menciones específicas de drogas. Descubrieron que los 10 medicamentos principales en el período de seis años seguían siendo los mismos y pertenecían a tres clases de drogas:

– Opioides como fentanilo, heroína, hidrocodona, metadona, morfina y oxicodona
– Benzodiacepinas como alprazolam y diazepam
– Estimulantes como la cocaína y las metanfetaminas

El estudio descubrió que las drogas ilícitas como el fentanilo y la heroína eran las principales causas de sobredosis no intencionales, y que los medicamentos con receta tenían más probabilidades de estar involucrados en sobredosis suicidas.