CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

Si Trump cierra la frontera podría haber resultados ‘catastróficos’, advierte un funcionario

Por Eli Watkins

(CNN) — Ahora que el presidente Donald Trump ha renovado sus amenazas de cerrar la frontera sur de EE.UU., los funcionarios de su gobierno observan con nerviosismo la cuenta de Twitter del mandatario.

Trump ha sido repetidamente advertido por los funcionarios de que el cierre de la frontera entre México y Estados Unidos podría ocasionar miles de millones de dólares en pérdidas económicas, desestabilizar los pueblos y ciudades fronterizas y hacer poco para detener el flujo de migrantes a través de la frontera sur, según le dijeron a CNN múltiples funcionarios del gobierno actual así como de administraciones anteriores.

Pero ante la oleada de inmigración ilegal y la realidad de los centros de detención con exceso de capacidad en la frontera de Estados Unidos, Trump ha vuelto a la posibilidad de tomar medidas drásticas para indicar que México debe hacer más.

Los resultados, advirtió un funcionario de la administración, podrían ser «catastróficos».

«Podríamos estar en un mundo entero de dolor», dijo a CNN otro funcionario de la Casa Blanca.

Trump ha sido informado varias veces desde el año pasado sobre las consecuencias económicas de cerrar los puertos de entrada de EE.UU. en la frontera sur, pero sigue contemplando la idea de cerrar secciones o la frontera en su totalidad. Y algunos de sus asesores más cercanos lo han alentado a seguir adelante con esa idea.

publicidad

El presidente sondeó a varios de sus asesores políticos en la última semana, dijo una fuente familiarizada con las discusiones. Y mientras algunos le han advertido sobre las consecuencias económicas, otros han apreciado la posibilidad de otro movimiento dramático que llame la atención sobre lo que han descrito como una crisis de inmigración ilegal en la frontera sur.

La administración volvió a las discusiones sobre el cierre de la frontera después de que Trump tuiteó el viernes que estaría «CERRANDO la frontera, o grandes secciones de la frontera», en la próxima semana (esta) si México no toma medidas contra los cruces fronterizos ilegales.

Aunque el ultimátum era nuevo, Trump ha amenazado con cerrar la frontera sur antes. Esta vez, los funcionarios de la Casa Blanca no han estado dispuestos a apostar si Trump seguirá adelante.

«Nunca se sabe», dijo otro funcionario de la Casa Blanca. «Puede pasar cualquier cosa».

El funcionario comparó la incertidumbre con una declaración de emergencia para financiar la construcción del muro fronterizo, lo que Trump finalmente decidió hacer.

«En su mente, él piensa que hay una influencia allí», dijo un funcionario de la administración, explicando que Trump cree que cerrar la frontera presionaría a México para detener a más migrantes que vienen de América Central de viajar por el país para cruzar a Estados Unidos.

Los funcionarios de la Casa Blanca han mantenido varias reuniones desde el año pasado para discutir la posibilidad de cerrar la frontera entre Estados Unidos y México.

Durante una reunión en noviembre dirigida por el personal del Consejo de Política Nacional del presidente, los funcionarios comenzaron a considerar los impactos económicos de varios escenarios, incluido el cierre de todos los puertos de entrada de EE.UU. y México, en lugar de cerrar solo los que vinculan a México con California o Texas, dijo un funcionario. Los funcionarios también trabajaron para evaluar el impacto económico en México.

Si bien las amenazas de Trump para cerrar la frontera han ido y venido, algunos asesores creen que ahora es más probable que convierta esa retórica en acción. Está rodeado de menos asesores que consideran que su función es protegerse contra sus decisiones más impulsivas y varios asesores principales lo alientan a insistir en su agenda de línea dura sobre la inmigración.

Una decisión esta semana para sellar partes de la frontera entre Estados Unidos y México vendría a raíz de la decisión de cortar la ayuda externa a varios países centroamericanos, otra medida que había amenazado repetidamente desde principios de su presidencia, pero que ejecutó solo la semana pasada.

Es la tercera vez que Trump amenaza con cerrar la frontera.

«Esta vez parece más real», dijo un funcionario de la administración.

Investigan el impacto económico

Más temprano el lunes, un importante asesor económico de la Casa Blanca se negó a especificar este lunes qué impacto económico espera el gobierno si el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cierra la frontera entre su país y México esta semana, como amenazó que iba a hacer.

«Es algo que estoy seguro de que estaremos mirando y estudiando», dijo a los reporteros Kevin Hassett, el presidente del Consejo de Asesores Económicos.

MIRA: Trump critica a Iván Duque por no frenar el tráfico de drogas de Colombia a EE.UU.: “No ha hecho nada por nosotros”

El impacto económico probablemente sería significativo si sigue adelante. EE. UU. y México son importantes socios comerciales y, junto con Canadá, se unieron el año pasado para una firma ceremonial del Acuerdo EE.UU., México-Canadá, un posible reemplazo para el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Trump amenazó en varias ocasiones el año pasado con cerrar la frontera entre México y Estados Unidos. Incluso, en un momento dijo que EE.UU. cerraría la frontera «permanentemente».

«México debería ondear su bandera para que los migrantes, muchos de los cuales son criminales con frialdad, regresen a sus países. Háganlo en avión, háganlo en autobús, háganlo de la manera que deseen, pero NO llegarán a Estados Unidos. Cerraremos la frontera permanentemente si es necesario. ¡Congreso, financie la PARED!», tuiteó Trump en noviembre.

LEE: Juan Luis Cebrián: “Trump no es un hombre de negocios, es un negociante”

Hassett habló con reporteros fuera de la Casa Blanca este lunes por la mañana, y cuando se le preguntó si había un modelo económico para evaluar el impacto económico potencial de un cierre en la frontera, enfatizó la naturaleza compleja y única del tema.

«Hay muchas cosas que se mueven y exactamente cómo lidiarían con el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) y la Patrulla Fronteriza, sería algo sobre lo que tendremos que consultar con ellos, si llegamos a eso», dijo Hassett.

Añadió: «Habría potencialmente más cosas en Estados Unidos por un tiempo, pero es algo sobre lo que tendríamos que hablar con la Patrulla Fronteriza y ICE».

Hassett señaló que podría haber «reglas especiales para ciertos tipos de cosas» en el caso de un cierre en la frontera.

MIRA: Trump suspende ayuda económica a El Salvador, Guatemala y Honduras

También hizo referencia al enfoque de la administración Bush en la frontera después de los ataques del 11 de septiembre de 2001. La respuesta de EE. UU. al 11 de septiembre incluyó un aumento de las inspecciones y condujo a líneas más largas en la frontera, y se produjo junto con un cierre temporal de los viajes aéreos.

Los expertos legales se han dividido en la medida en que Trump podría «cerrar» la frontera.

El colaborador legal de CNN Steve Vladeck dijo el año pasado que si Trump tomaba la medida, no podía «hacerlo de una manera que viole los derechos constitucionales, ya sea de un origen nacional en particular o de aquellos que no son ciudadanos con suficientes conexiones con Estados Unidos para activar las protecciones de debido proceso».

«Por ejemplo, cerrar categóricamente la frontera entre El Paso y Ciudad Juárez atraparía a miles (si no decenas de miles) de estadounidenses y no ciudadanos que legalmente tienen derecho a estar en Estados Unidos al otro lado de la frontera, aunque muchos de ellos tendrían un fuerte reclamo de un derecho a viajar / regresar a casa / etc, que podría plantear serios problemas constitucionales», dijo Vladeck.

Zachary Wolf, Allison Malloy y Joe Johns, de CNN, contribuyeron a esta noticia.