CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Trump declara una mentira incendiaria sobre el aborto en un mitin de Wisconsin

Por Eli Watkins

(CNN) — Donald Trump, presidente de Estados Unidos, hizo un comentario incendiario en un mitin este sábado por la noche, desviando las críticas del gobernador demócrata de Wisconsin a una falsa afirmación de que las madres y los médicos tienen la opción de «ejecutar» a los bebés.

Hablando en un mitin en Green Bay, Wisconsin, este sábado, Trump señaló al exgobernador republicano de Wisconsin, Scott Walker, quien estuvo presente, y dijo que el sucesor de Walker, el gobernador demócrata Tony Evers, «sorprendentemente declaró que violará la legislación que protege a los bebés de Wisconsin nacidos vivos».

Según el Milwaukee Journal Sentinel, Evers planeaba vetar un proyecto de ley estatal respaldado por el Partido Republicano que podría haber significado sentencias de por vida en prisión para los médicos que intencionalmente no brindaron atención médica a los bebés nacidos vivos después de un aborto fallido.

LEE: ¿Qué es el aborto tardío (y qué quiere decir Trump con eso)? Dos ginecólogas lo explican

Trump continuó con el tema después de su comentario inicial para afirmar que las madres y los médicos tienen la opción de «ejecutar» un bebé.

«El bebé nace», dijo Trump. «La madre se reúne con el médico. Ellos cuidan al bebé. Envuelven al bebé a la perfección, y luego el médico y la madre determinan si ejecutarán o no al bebé. No lo creo».

La afirmación de Trump de que las madres y los médicos pueden ejecutar a un bebé después de que sale de la matriz es incorrecta. El proyecto de ley al que se refería obligaría a los profesionales de la salud a hacer todo lo posible por mantener vivo a un bebé si «nació vivo» y penalizaría a cualquier persona que dejara morir a un bebé.

trump-aborto-wisconsin

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, gesticula mientras habla durante un mitin de Make America Great Again en Green Bay, Wisconsin. (Crédito: SAUL LOEB / AFP / Getty Images)

Trump insistió en su manifestación de que esto era «increíble» y también hizo una referencia implícita a un comentario del gobernador demócrata de Virginia, Ralph Northam, quien generó confusión y controversia a principios de este año cuando se le preguntó sobre la legislación que haría más laxos los requisitos sobre el aborto en el tercer trimestre de gestación.

«Hasta que este loco en Virginia lo dijo, nadie pensó en eso», dijo Trump. «¿Alguien ha pensado en eso? Escuchas último término, pero esto es cuando el bebé nace, sale, está ahí, está envuelto y eso es todo».

Northam le dijo a la estación de radio WTOP de Washington en enero: «[Los abortos del tercer trimestre se realizan] en los casos en que puede haber deformaciones graves. Puede haber un feto que no sea viable. Entonces, en este ejemplo en particular, si una madre está en trabajo de parto, puedo decirte exactamente lo que pasaría «.

«El bebé sería entregado. El bebé se mantendría cómodo. El bebé sería resucitado si eso es lo que deseaban la madre y la familia. Y luego se produciría una discusión entre los médicos y la madre» dijo Northam, un neurocirujano pediátrico.

Más tarde, un portavoz de Northam dijo que sus comentarios se tomaron fuera de contexto y «se limitaron a las acciones que los médicos tomarían en caso de que una mujer en esas circunstancias [es decir, el embarazo no viable y las anomalías fetales graves] entrara en trabajo de parto», pero la aclaración no abordó el comentario de Northam de que «el bebé sería entregado».

CNN habló con un par de ginecólogos a principios de este año y ambos se mostraron en desacuerdo con la frase «a término» y la retórica sobre el tema.

«El aborto más adelante en el embarazo no se usa como una alternativa al parto de embarazos a largo plazo y viables para mujeres sanas», dijo la doctora Barbara Levy, vicepresidenta de políticas de salud del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos. «Además, es insensato sugerir que las mujeres sanas con embarazos viables a término cambian de opinión repentinamente y buscan la atención del aborto como la solución».

Cuando se le preguntó por qué ocurrirían los abortos en una etapa posterior del embarazo, la doctora Jennifer Conti, miembro del grupo de defensa Médicos para la salud reproductiva y co-presentadora del podcast The V Word, dijo: «Esos casos excepcionalmente raros, que ocurren después de 24 semanas se dan porque a menudo un feto tiene una afección que no se puede tratar y que nunca podrá sobrevivir, independientemente de la edad gestacional o del trimestre». «Esta es la razón exacta por la que no tiene sentido legislar estos casos: nadie llega a la decisión de abortar después de 24 semanas sin cuidado», dijo Conti. «Más bien, es el caso raro de enfermedad cardíaca materna rápidamente descompensada o un diagnóstico tardío de anencefalia, donde el feto se forma sin un cerebro o cráneo completo, lo que lleva a las personas a tomar estas decisiones».

Meg Wagner, Holmes Lybrand, Devan Cole y Jessica Ravitz, todos  de CNN, contribuyeron a este informe.