CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Salud mental

¿Cómo encontrar ayuda profesional para la depresión y la ansiedad?

Por Amy Chillag

(CNN) — Mayo es el Mes de la Concientización sobre la Salud Mental, un momento para renovar el enfoque en la salud mental. Es un problema de salud crítico en EE.UU., según el Departamento de Salud.

Se estima que 46 millones de adultos estadounidenses experimentan enfermedades mentales en un año determinado, pero solo 41% recibe ayuda para esto, según la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales. Los problemas van desde la depresión y la ansiedad hasta el abuso de sustancias.

El estigma es una gran razón por la que tantos no buscan ayuda. Pero no hay vergüenza en encontrar a alguien que escuche, una voz cariñosa y, a veces, solo ser escuchado y discutir soluciones es todo lo que necesita.

Estas son algunas de las formas en que puede obtener ayuda, desde beneficios para empleados hasta servicios de asesoramiento gratuitos y de escala móvil.

Beneficios de salud mental para el empleador

Según un informe de la Society for Human Resource Management, 81% de los empleadores de EE.UU. ofrece beneficios de salud mental. Pero muchos empleados no los aprovechan.

Llama a tu aseguradora para obtener una lista de los proveedores cubiertos en tu área, incluidos terapeutas, psicólogos y psiquiatras. En la mayoría de los casos, una vez que alcanzas tu deducible, esos beneficios se activan de la misma manera que lo harían por problemas de salud física y solo pagarás el copago.

Algunas compañías también ofrecen programas de asistencia a los empleados que pueden incluir un terapeuta con horario de atención en el lugar de trabajo, sin cargo para una cierta cantidad de visitas por año. De las compañías con al menos 250 a 1.000 empleados, 75% tiene programas de asistencia para empleados, según la organización sin fines de lucro Mental Health America. Ese número sube 95% para las empresas con más de 5.000 empleados. Pero solo 7% de los empleados de estas empresas utilizaron el servicio, según una encuesta de 2015.

Alrededor de 30% de todos los psicólogos no toman ningún tipo de seguro, de acuerdo con Mental Health America. En ese caso, pregunta por las tasas de efectivo y las escalas móviles.

Asesoramiento pro bono y de escala móvil

Si calificas para Medicaid o Medicare, los servicios de salud mental son parte de la cobertura. Pero hay una brecha de cobertura para aquellos que no tienen seguro a través de tu empleador.

Hay miles de terapeutas en todo el país que brindan asesoramiento gratuito o brindan terapia en una escala variable.

Puedes averiguar quiénes son esos proveedores en tu ciudad comunicándote con las siguientes agencias:

También hay formas de examinarte para determinar si estás experimentando síntomas de una afección de salud mental, proporcionada por la organización sin fines de lucro Mental Health America.

Asesoramiento grupal y apoyo entre pares

Comunícate con cualquiera de las organizaciones de salud mental mencionadas anteriormente para encontrar grupos de compañeros y otros servicios de asesoramiento grupal. Estas organizaciones a menudo tienen afiliados en ciudades que albergan reuniones grupales. Ofrecen mecanismos de afrontamiento para lidiar con el estrés, la depresión, la ansiedad y cualquier otra afección de salud mental.

Línea directa para crisis

Si conoces a alguien que necesita ayuda inmediata y puede tener pensamientos suicidas:

Formas proactivas de mantenerse mentalmente saludable

Los terapeutas llaman a esta lista “buena higiene de salud mental”. Y debes tratar de hacer estas cosas todos los días.

Trata de dormir bien. Revisa lo que come: demasiada azúcar y cafeína pueden afectar tu estado de ánimo. Sal afuera todos los días entre plantas, animales y otras personas. Mantente en movimiento, ya sea caminando, haciendo yoga o bailando con amigos. Limita tu tiempo ante las pantallas. Cada vez más, los terapeutas están encontrando una conexión entre demasiada tecnología, depresión y ansiedad.