CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Tiroteos

Hallan muerto a un sobreviviente de la masacre de Columbine: Austin Eubanks murió a los 37 años

Por dzaratsian, Amir Vera

(CNN) — Austin Eubanks, uno de los sobrevivientes del tiroteo de Columbine, en Colorado, en 1999, fue hallado muerto en su casa el sábado temprano, según el Condado de Routt, Colorado, el forense Robert Ryg.

Eubanks fue encontrado muerto durante un chequeo de asistencia social después de que no contestó su teléfono, dijo Ryg. Eubanks tenía 37 años.

No se sospecha de un crimen, y está programada una autopsia para el lunes, dijo Ryg.

LEE: la policía dice que ella estaba obsesionada con la masacre de Columbine, pero no es la única

Según su sitio web, Eubanks tuvo problemas con la adicción a los opiáceos después del tiroteo y luego se convirtió en un orador público que discutía los problemas del abuso de sustancias en el país. De su cuenta de Twitter, parece que habló por última vez en la Conferencia de Prevención de Opioides y Medicamentos Recetados de Connecticut de 2019, el 2 de mayo. “Los opioides se llevaron la emoción”, dijo Eubanks.

Eubanks tenía 17 años cuando ocurrió el tiroteo de Columbine, de acuerdo a KMGH, cadena afiliada a CNN.

Él estaba en la biblioteca con sus amigos, tratando de decidir si iban a ir a pescar o jugar al golf después de la escuela, cuando escucharon el sonido de disparos.

Austin Eubanks, en una imagen de su época escolar y en una más actual.

Austin Eubanks, en una imagen de su época escolar y en una más actual.

“Una maestra corrió por las mismas puertas que entramos en la biblioteca, gritándole a todos que se metieran debajo de las mesas, que alguien tenía un arma, y recuerdo que estuve en shock”, dijo Eubanks a CNN el año pasado.

Eubanks, su mejor amigo y un par de otros estudiantes se escondieron debajo de la misma mesa. Aproximadamente 10 minutos después, los tiradores entraron a la biblioteca y dispararon metódicamente debajo de cada mesa, dijo Eubanks. Le dispararon en la mano y la rodilla. Su mejor amigo fue asesinado al instante.

“Obviamente, después de eso, mi vida tomó un desvío bastante grande”, dijo Eubanks.

“Como resultado de mis lesiones, recibí una medicación bastante significativa unos 45 minutos después de recibir el disparo. Recuerdo que me sentí atraído por ese sentimiento porque me quitó la emoción”, dijo sobre el medicamento para el dolor.

En cuestión de semanas, dijo, desarrolló una adicción a los opioides.

LEE: Cómo combatir la adicción a los opioides

Eubanks continuó luchando con la adicción en sus 20 años, dijo. Luego, después de varios intentos de tratamiento residencial, encontró una recuperación a largo plazo y decidió dedicar su tiempo a hablar sobre la recuperación de la adicción.

Su familia emitió una declaración a KMGH diciendo que Eubanks “perdió la batalla con la enfermedad contra la que tanto luchó para ayudar a otros a enfrentar. Ayudar a construir una comunidad de apoyo era lo más significativo para Austin y planeamos continuar su trabajo”.

Hollie Silverman y Jacqueline Howard, ambas de CNN, contribuyeron a este informe.