CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Un primer representante republicano dice que Trump está “involucrado en una conducta que justifica un juicio político”

Por Eli Watkins, Kevin Bohn

(CNN) — Justin Amash, representante del Partido Republicano por Michigan, dijo este sábado que había concluido que el presidente Donald Trump cometió una “conducta que justifica un juicio político” y acusó al fiscal general William Barr de engañar al público intencionalmente.

Los comentarios de Amash en los que recomendaba al Congreso que estipulara los cargos por obstrucción de la justicia contra Trump fueron la primera instancia de un republicano en ejercicio en el Congreso que dijo que la conducta del presidente cumple con el “umbral del juicio político”.

Amash es un raro crítico del Partido Republicano de Trump y dijo anteriormente que la conducta de Trump al presionar al entonces director del FBI, James Comey, podría merecer el juicio político. En un hilo de Twitter este sábado, Amash dijo que creía que “pocos miembros del Congreso incluso leían” el informe del fiscal especial Robert Mueller y que el informe mismo establecía “múltiples ejemplos” de que Trump cometía una obstrucción de la justicia.

LEE: Este es el Estados Unidos de Donald Trump (análisis)

“Contrariamente a la imagen de Barr, el informe de Mueller revela que el presidente Trump se involucró en acciones específicas y en un patrón de comportamiento que cumple con el umbral de juicio político”, dijo Amash en una serie de mensajes en Twitter.

Aunque muchos demócratas han pedido un juicio de destitución contra Trump, muchos miembros del Partido Republicano han estado de acuerdo con las afirmaciones de Trump sobre el informe Mueller y han defendido su conducta. Por su parte, Barr dijo que el informe no establecía una conspiración entre Trump y Rusia y que él y el entonces vicesecretario de Justicia Rod Rosenstein no creían que sus hallazgos fueran suficientes para acusar a Trump de obstruir la justicia.

Los comentarios de Amash este sábado con respecto al juicio político fueron más allá incluso que muchos miembros del liderazgo demócrata de la Cámara. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo este jueves que “todos los días dan lugar a un juicio político”, al tiempo que argumenta que no quiere impugnar, aunque no descartó la posibilidad.

La representante demócrata Rashida Tlaib, también de Michigan, respondió al hilo de Twitter de Amash y lo invitó a unirse a su resolución de acusación.

“. @ justinamash, ven a buscarme a Longworth en 1628. Tengo una resolución de investigación de acusación que querrás copatrocinar”, escribió Tlaib.

Amash, un conservador libertario elegido durante la ola del Tea Party de 2010, fue un miembro fundador del House Freedom Caucus, un bloque clave de los republicanos que trabajaron para hacer que el Partido Republicano se moviera hacia la derecha en muchos temas, pero que en la era Trump se ha alejado de sus aliados conservadores cercanos al presidente.

Amash dijo el sábado que llegó a sus conclusiones “solo después de haber leído el informe redactado de Mueller de manera cuidadosa y completa, de haber leído o visto las declaraciones y testimonios pertinentes, y haber discutido este asunto con mi personal, que revisó a fondo los materiales y me proporcionó un análisis más profundo”.

Dijo que Barr engañó al público en una serie de aspectos con respecto al informe Mueller, un cargo que los demócratas y otros han hecho repetidamente que el secretario de Justicia ha rechazado.

“Las tergiversaciones de Barr son significativas pero a menudo sutiles, y frecuentemente toman la forma de cualidades de juego de manos o falacias lógicas, que espera que la gente no se dé cuenta”, dijo Amash.

Justin Amash, representante republicano crítico de Donald Trump.

Amash dijo que “contrariamente a la descripción de Barr”, las acciones de Trump “alcanzan el umbral para el juicio político” y que cualquiera que no tenga las protecciones legales únicas de la presidencia se enfrentará a una acusación.

Argumentó que era función del Congreso avanzar con el juicio político y acusó a personas en ambos lados del pasillo de motivos políticos, diciendo que habían cambiado “sus puntos de vista 180 grados… dependiendo de si discuten (el expresidente) Bill Clinton o Donald Trump”.

“Nuestro sistema de controles y balances se basa en que cada rama guarda celosamente sus poderes y cumple con sus deberes bajo nuestra Constitución”, escribió Amash. “Cuando la lealtad a un partido político o a un individuo triunfa sobre la lealtad a la Constitución, el Estado de Derecho, el fundamento de la libertad, se desmorona”. La presidenta del Comité Nacional Republicano, Ronna McDaniel, criticó a Amash.

“Es triste ver al congresista Amash repitiendo los puntos de discusión de los demócratas sobre Rusia”, dijo McDaniel en un comunicado.

“Las únicas personas que aún están obsesionadas con el engaño de Rusia son los enemigos políticos del presidente Trump que esperan derrotarlo en 2020 por cualquier medio desesperado posible. Los votantes en el distrito de Amash apoyan firmemente a este presidente, y preferirían que su congresista trabaje para apoyar las políticas del presidente que ha traído empleos, aumentado los salarios y mejorado la vida de los estadounidenses”.

Clare Foran y Ashley Killough, de CNN, contribuyeron a este informe.