CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Guerra comercial EE.UU.-China

Empresas

Huawei podría ser la primera gran víctima de la guerra comercial China-EE.UU.

Por Sherisse Pham

Hong Kong (CNN Business) — En poco más de 30 años, Huawei ha pasado de ser una pobre empresa emergente a la marca de consumo global más exitosa de China. Ahora podría convertirse en la primera gran víctima de una escalada en la lucha con Estados Unidos por el comercio y el futuro de la tecnología.

Los teléfonos inteligentes de Huawei son más populares que el iPhone de Apple y sus ventas han crecido más rápido que las de Samsung. La compañía pretendía convertirse en la marca de teléfonos inteligentes más grande del mundo para el próximo año y liderar el lanzamiento global de las redes inalámbricas 5G ultrarrápidas de próxima generación.

Luego, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le impuso una prohibición de exportación a Estados Unidos, Impidiendo que las compañías estadounidenses vendan componentes y software a Huawei sin obtener primero una licencia. La prohibición ya ha llevado a Google a bloquear los nuevos dispositivos de Huawei de la licencia de su sistema operativo Android, así como las aplicaciones y servicios populares. (Los teléfonos existentes estarán exentos, por ahora).

Huawei insiste en que su negocio puede soportar la crisis, recordando a los clientes la historia de la compañía como un luchador que hará lo que sea necesario para sobrevivir.

“La práctica actual de los políticos estadounidenses subestima nuestra fuerza”, dijo el martes el fundador y CEO de Huawei, Ren Zhengfei, en una entrevista con la televisora estatal CCTV.

LEE:¿Qué hizo Huawei para terminar en este gran aprieto con Estados Unidos?

Estados Unidos y China han estado envueltos en una amarga guerra comercial por más de un año, y Huawei podría servir como un enorme chip de negociación para doblar a Beijing. Huawei ha construido una posición dominante en 5G, tecnología que es fundamental para los servicios futuros que Estados Unidos quiere liderar.

Ren, un antiguo ingeniero en el ejército chino, dijo que a pesar del conflicto, la compañía, en última instancia, necesita trabajar con Estados Unidos para tener éxito.

“Nos sacrificamos a nosotros mismos y a las familias por nuestros ideales”, dijo. “Nos enfrentamos a Estados Unidos en el nivel más alto, pero en última instancia tenemos que contribuir juntos a la humanidad”.

El camino hacia el dominio de los teléfonos inteligentes

Huawei ha recorrido un largo camino desde sus inicios como proveedor de interruptores telefónicos baratos en los años 80. La compañía dijo que vio el potencial de los teléfonos celulares en la década de 1990, cuando millones de chinos de zonas rurales comenzaron a migrar a ciudades en busca de trabajo en fábricas. Captó la ola de la revolución de los teléfonos inteligentes en la década de 2000, cuando comenzó a fabricar teléfonos para los operadores europeos Vodafone y 3.

Hoy, Huawei es el fabricante de teléfonos inteligentes número 2 del mundo. Sus teléfonos a menudo son alabados por sus características y cámaras de alta gama y sus precios relativamente bajos.

Huawei superó a Apple en 2018 y ha estado mordiendo los talones de Samsung. Samsung vendió aproximadamente 72 millones de teléfonos en los primeros tres meses de este año, en comparación con los 59 millones de Huawei y los 40 millones de Apple, según la firma de investigación Canalys. Eso se traduce en el 17% del mercado global para Huawei, según la firma de investigación Counterpoint, detrás de Samsung, con 21%, pero delante de Apple, con 12%.

Esa tendencia hacia el liderazgo mundial ahora está amenazada por la prohibición del gobierno de Trump a la compañía.

Al igual que más del 85% de los teléfonos inteligentes del mundo, los dispositivos Huawei usan el sistema Android de Google y, fuera de China, tienen acceso a aplicaciones y servicios populares, como Gmail, Google Maps y YouTube.

La administración de Trump suavizó ligeramente las restricciones a Huawei el lunes, lo que permite a la compañía mantener las redes existentes y continuar prestando servicio a los teléfonos móviles actuales.

Pero a Huawei todavía se le prohíbe la compra de productos estadounidenses para hacer nuevos productos, lo que significa que los teléfonos nuevos no tendrán acceso al software clave de Google ni a la tienda de aplicaciones Google Play.

Ser aislado del ecosistema de Google haría que los dispositivos de Huawei sean mucho menos atractivos para los compradores globales, que el año pasado representaron casi la mitad de las ventas de teléfonos inteligentes de la marca china.

Sobrevivir sin Google

Huawei recientemente comenzó a ofrecer sus propios servicios, incluida una tienda de aplicaciones, en teléfonos móviles. Pero otras compañías han intentado ofrecer sus propios ecosistemas con poco éxito, según Nicole Peng, analista de Canalys.

Huawei estaba tratando de ver si pueden sobrevivir sin Google Play, pero la mayoría de los usuarios de la tienda de aplicaciones de Huawei están en China, donde Google está bloqueado, dijo Peng. Samsung también ha tenido poco éxito en romper su dependencia de Android.

La mayoría de los consumidores de Samsung todavía usan Google Play en lugar de la tienda de aplicaciones Galaxy de la compañía surcoreana, señaló. Microsoft y Nokia tampoco lograron convencer a un gran número de desarrolladores para que creen aplicaciones para sus tiendas.

Bryan Ma, un analista de la firma de investigación IDC, dijo que si Google no obtiene una licencia para venderle a Huawei, la prohibición comenzará a afectar en la segunda mitad de este año, cuando la compañía lance sus nuevos modelos.

“Por lo menos, sabemos que las aplicaciones de Google no estarán disponibles, y eso podría ser paralizante”, dijo Ma.

Esos teléfonos también pueden estar aislados de los servicios de Google. Eso significa que las aplicaciones de terceros, como las plataformas de transporte y de comida que dependen de Google Maps, no funcionarán en un teléfono de Huawei, lo que resultaría en una experiencia terrible para el usuario, dijo Ma.

Un actor clave en 5G

Huawei luchó una vez para construir su propia tecnología y proporcionar servicios telefónicos confiables a las áreas rurales chinas. Ahora, es el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo y el líder mundial en la próxima generación de redes móviles. Huawei ha firmado docenas de contratos comerciales de 5G hasta el momento, incluidos 25 en Europa y 10 en Medio Oriente.

Pero la compañía necesita partes y componentes críticos de EE.UU. para construir equipos de redes 5G. Huawei dice que ha estado acumulando inventarios y diversificando su cadena de suministro durante años, en previsión de ser aislado de los proveedores estadounidenses.

Tal vez pueda cumplir con los contratos 5G actuales, pero los analistas dicen que sería difícil continuar implementando la red 5G a nivel mundial si Huawei se queda sin piezas y componentes de EE.UU. por mucho tiempo. Una prohibición a largo plazo “sería crítica”, dijo Charlie Dai, analista de la firma de investigación Forrester.

En la entrevista con CCTV, Ren insistió en que la lista negra de EE.UU. no afectará el liderazgo de la compañía en la tecnología 5G.

“Al menos, nuestra (tecnología) 5G no se verá afectada. Y no solo no se verá afectada, sino que después de dos o tres años, nadie podrá alcanzarla”, dijo.

Serenitie Wang contribuyó a este informe.