CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Seguridad

Assange, acusado formalmente por cargos de la Ley de Espionaje, lo que plantea cuestionamientos de libertades de prensa

Por Laura Jarrett, Eli Watkins

(CNN) — El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, ha sido acusado de 17 nuevos cargos en virtud de la Ley de espionaje por su papel en alentar ilegalmente, recibir y publicar información de la defensa nacional en concierto con la exanalista de inteligencia del Ejército Chelsea Manning, estableciendo una importante batalla legal sobre las protecciones de la Primera Enmienda en la era Trump.

Tradicionalmente, el Departamento de Justicia ha procesado a funcionarios del gobierno que filtran información confidencial, pero el anuncio de este jueves de que un gran jurado federal había devuelto una nueva acusación contra el distribuidor de documentos confidenciales marcó el último y más directo movimiento del gobierno de Trump a reprimir la divulgación no autorizada de información clasificada y las libertades de prensa.

MIRA: Contraloría de Ecuador detalla inconsistencias e irregularidades en la concesión de la nacionalidad a Assange

Tal cargo bajo la Ley de Espionaje nunca se ha procesado con éxito, según el analista legal de CNN Steve Vladeck.

La nueva acusación de 18 cargos dictada en el Distrito Este de Virginia (EDVA, por sus siglas en inglés) alega que Assange solicitó activamente información clasificada, incitando a Manning a obtener miles de páginas de material clasificado y entregando a Assange los cables diplomáticos del Departamento de Estado, informes significativos de actividades relacionadas con la guerra de Iraq y Información relacionada con los detenidos de la Bahía de Guantánamo.

LEE: Lo que revelan los borradores de informes sobre el asilo y la nacionalidad ecuatoriana de Assange

En abril, los abogados acusadores en Virginia revelaron que a Assange se le había acusado de un cargo único de conspiración para cometer una intrusión informática relacionada con ayudar a Manning a obtener acceso a las computadoras del Departamento de Defensa en 2010.

WikiLeaks respondió a la noticia de la acusación en su contra este jueves en un tuit, diciendo: “Esto es una locura. Es el fin del periodismo de seguridad nacional y la primera enmienda”.

Sin embargo, los funcionarios del Departamento de Justicia intentaron restar importancia a cualquier analogía entre Assange y un periodista de noticias convencional, enfatizando cómo publicó los nombres de fuentes humanas confidenciales sabiendo que estarían “expuestos a un riesgo grave e inminente” de daño, y supuestamente conspiraron con Manning para descifrar una contraseña del Departamento de Defensa.

MIRA: Nueva solicitud de extradición contra Julian Assange: ¿irá a Estados Unidos o a Suecia?

“Julian Assange no es periodista”, dijo el secretario auxiliar de Justicia, John Demers, quien encabeza la división de seguridad nacional del Departamento de Defensa.

Estados Unidos no ha acusado a Assange por obtener o recibir información clasificada de forma pasiva”, dijo el abogado de EDVA en Estados Unidos, Zach Terwilliger. “Assange no tiene cargos simplemente porque es un editor”.

Sin embargo, cuando se le preguntó si alguien había sido asesinado por lo que publicó WikiLeaks, un funcionario superior del Departamento de Justicia que habló bajo condición de anonimato dijo a los reporteros que la responsabilidad del gobierno era solo establecer el “potencial” de daño.

“Un caso importante de pruebas”

Mientras estaba en la campaña, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, promocionó regularmente las revelaciones de WikiLeaks sobre el Partido Demócrata, pero en el cargo, pidió una amplia represión contra el uso de fuentes anónimas por parte de los medios y alentó el procesamiento de personas que divulgan información sensible a reporteros.

LEE: Suecia reabrirá investigación por violación contra Julian Assange

La acusación inicial de Assange provocó un debate sobre la Primera Enmienda y si el supuesto papel de Assange en la obtención de material secreto de Estados Unidos constituía una actividad periodística protegida. Los defensores de la libertad de prensa han expresado su preocupación de que una condena a Assange podría socavar las protecciones para que los periodistas cuestionen el secreto del gobierno, mientras que los fiscales argumentaron el jueves que la conducta de Assange constituía actos criminales, no periodismo.

Barry Pollack, un abogado de Assange, dijo que las acusaciones contra Assange en la acusación hecha pública el mes pasado “se reducen a alentar a una fuente para que le brinde información y se esfuerce por proteger la identidad de esa fuente. Los periodistas de todo el mundo deben estar profundamente preocupados por estos cargos criminales sin precedentes”.

Después de los cargos de la Ley de Espionaje este jueves, Vladeck le dijo a CNN que este será un “caso de prueba importante” en ambos lados del Atlántico.

MIRA: El abogado de Assange denuncia no saber de las pertenencias de su defendido

Vladeck explica que hay una excepción en el tratado entre Estados Unidos y Reino Unido por cargos políticos. Los nuevos cargos refuerzan el argumento de Assange de que algunos de ellos podrían caer dentro de la excepción por delitos políticos.

“Si eso no funciona, seguramente argumentará en los tribunales de EE.UU. que la Constitución prohíbe el procesamiento penal por publicar información que alguien más filtró”, dijo Vladeck.

Vladeck dice que el gobierno probablemente argumentará que Assange provocó las filtraciones, así que no se trata estrictamente de un editor externo.

La Unión Estadounidense de Libertades Civiles(ACLU, por sus siglas en inglés) emitió una declaración tras el anuncio de los cargos de la Ley de espionaje contra Assange que condenaba la medida como un “asalto directo a la Primera Enmienda”.

LEE: Mira a Julian Assange patinando dentro de la embajada de Ecuador

“Establece un precedente peligroso que se puede usar para atacar a todas las organizaciones de noticias que responsabilizan al gobierno al publicar sus secretos”, dijo Ben Wizner de la ACLU en un comunicado. “Y es igualmente peligroso para los periodistas estadounidenses que descubren los secretos de otras naciones. Si Estados Unidos puede procesar a una editorial extranjera por violar nuestras leyes de secreto, no hay nada que impida que China o Rusia hagan lo mismo”.

La acusación contra Assange dijo que hasta 2010, WikiLeaks dijo que aceptaba “material clasificado, censurado o restringido de importancia política, diplomática o ética”. Una nota al pie en la acusación dice que WikiLeaks más tarde eliminó la palabra “clasificado” y agregó una línea en su sitio web que dice que “acepta una variedad de material, pero no lo solicitamos”.

La decisión del Departamento de Justicia llegó el jueves a Estados Unidos para presentar su solicitud formal que describe todos los cargos legales que Assange, quien está bajo custodia del Reino Unido, enfrentaría si fuera transferido a Estados Unidos.

También se produjo después de que un importante fiscal sueco dijo a principios de este mes que Suecia volvería a abrir una investigación por violación de Assange, que fue suspendida en 2017. Assange ha negado cualquier delito.

Horas después de su retiro el mes pasado del refugio en la Embajada de Ecuador en Londres, Estados Unidos acusó a Assange de ayudar a Manning a acceder a las computadoras del Departamento de Defensa en 2010 en un esfuerzo por divulgar documentos secretos del gobierno.

Manning sigue tras las rejas

Manning fue declarada culpable por su papel en las revelaciones que incluyeron un video clasificado titulado “Asesinato colateral”, en el que se ve a un helicóptero estadounidense que ataca a civiles y periodistas en Iraq en 2007.

En uno de sus últimos actos en el cargo, el presidente Barack Obama conmutó la sentencia de Manning y fue liberada de prisión hace dos años.

MIRA: Chelsea Manning sale de la cárcel de Virginia después de 62 días

Sin embargo, Manning volvió a la cárcel recientemente después de negarse a declarar ante un gran jurado y sigue encarcelada.

Los fiscales le dijeron al equipo de Manning que los nuevos cargos de Assange no cambiarán su situación, dijo una persona familiarizada con el caso a CNN. A principios de mayo, la fiscal sueca Eva-Marie Persson dijo a los reporteros que después de que las autoridades de Reino Unido despidieran a Assange de la embajada ecuatoriana en Londres, las autoridades suecas buscarían una nueva entrevista con Assange y “que todavía existen motivos para que Julian Assange sea sospechoso por causa razonable de la acusación de violación”.

LEE: Chelsea Manning de vuelta a la cárcel

WikiLeaks dijo en 2016, antes de que se suspendiera la investigación sueca, que Assange había emitido una declaración ante un fiscal sueco en la Embajada de Ecuador.

Kevin Collier, de CNN, contribuyó a esta noticia.