CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Asia

Montañista advirtió de hacinamiento del Everest antes de morir tras alcanzar la cumbre

Por Jack Guy, Angus Watson

(CNN) — Un montañista británico que murió recientemente en el Everest advirtió sobre el hacinamiento de la cumbre en su último post a las redes sociales.

Robin Haynes Fisher murió de lo que parecía ser un mal de altura a 8.600 metros, mientras descendía de la cumbre el sábado 25 de mayo.

“Tengo la esperanza de evitar las multitudes en el día de la cumbre y parece una serie de equipos que están presionando para llegar a la cumbre el 21”, escribió en un post de Instagram el 13 de mayo. “Con una sola ruta a la cumbre, los retrasos causados por el hacinamiento podrían ser fatales, así que espero que mi decisión de ir el 25 signifique menos gente. A menos que, por supuesto, todos los demás jueguen el mismo juego de esperar”.

View this post on Instagram

Climbed up to camp 3, 7500m but the jet stream had returned closing the summit after only 2 days so I descended to basecamp. Around 100 climbers did summit in those 2 days with sadly 2 deaths, an Indian man found dead in his tent at camp 4 and an Irish climber lost, assumed fallen, on his descent. A go fund me page has been set up for a rescue bid for the Irish climber but it is a well meaning but futile gesture. Condolences to both their friends and families. Both deaths happened above 8000m in the so called death zone where the majority of deaths of foreign climbers happen. Around 700 more people will be looking to summit from Tuesday the 21st onwards. My revised plan, subject to weather that at the moment looks promising, is to return up the mountain leaving basecamp Tuesday the 21st 0230 and, all being well and a lot of luck, arriving on the summit the morning of Saturday the 25th. I will be climbing with my Sherpa, Jangbu who is third on the all time list with an incredible 19 summits. The other 4 members of our team decided to remain on the mountain and are looking to summit on the 21st. My cough had started to return at altitude so I couldn’t wait with them at altitude for the window to open without the risk of physically deteriorating too much. Furthermore as I had missed due to sickness the earlier camp 3 rotation best practice was for me to descend to allow my body to recover from the new altitude high so I could come back stronger. This was not an easy decision as the 13 hours climbing from basecamp to camp 2 in a day was the hardest physical and mental challenge I had ever done, now I have it all to do again. Finally I am hopeful to avoid the crowds on summit day and it seems like a number of teams are pushing to summit on the 21st. With a single route to the summit delays caused by overcrowding could prove fatal so I am hopeful my decision to go for the 25th will mean fewer people. Unless of course everyone else plays the same waiting game. #everest #everest2019 #lhotseface

A post shared by Robin (@1c0n0clast22) on

Haynes Fisher es uno de los nueve escaladores que murieron en el Everest en la temporada de escalada 2019 debido a que las condiciones en la montaña más alta del mundo se volvieron letales.

Durante la semana que comenzó el 20 de mayo, multitudes de escaladores quedaron atrapados en una larga fila hacia la cima, sobre el campamento más alto de la montaña a 8.000 metros sobre el nivel del mar.

La cima del Monte Everest tiene una altura de 8.848 metros, una elevación en la que cada respiración contiene solo un tercio del oxígeno encontrado a nivel del mar.

LEE: Qué le pasa a tu cuerpo cuando subes el Everest

La mayoría de las personas solo pueden pasar unos minutos en la cumbre sin suministros adicionales de oxígeno, y el área donde los escaladores hacían cola es conocida como la “zona de muerte”.

El guía de montaña Adrian Ballinger le dijo a CNN que las condiciones climáticas difíciles durante esta temporada llevaron al hacinamiento, ya que los intentos de la cumbre se limitaron a pocos días, y los problemas se vieron agravados por la falta de experiencia entre algunos equipos de escalada.

Ballinger dijo que la gente muere oficialmente por agotamiento, pero lo que generalmente significa es que se quedan sin suministros de oxígeno después de pasar demasiado tiempo en altitudes extremadamente altas.

“Estas muertes fueron totalmente prevenibles”, dijo. “Y se debieron a esta falta de juicio en una temporada difícil con un clima difícil”.

Los escaladores esperan alcanzar la cima del Everest en una larga fila, en esta imagen tomada el 22 de mayo de 2019.

En 2018, el experto médico en altura, Sundeep Dhillon, le explicó a CNN que quizás el mayor peligro es cuando los escaladores tratan la cima como el punto final del viaje.

Según las estimaciones de Dhillon, “probablemente tenga una de cada 10 posibilidades de morir al bajar”.

“La gente es perfectamente capaz de esforzarse más allá de sus capacidades mientras subestima las demandas que esas alturas extremas le imponen”, dijo.

“Se olvidan de que están en la Zona de la Muerte”.

LEE: El derretimiento del glaciar en el Everest expone los cadáveres de montañistas desaparecidos

El guía de escalada nepalí Dhruba Bista cayó enfermo en la montaña y fue transportado en helicóptero al campamento base, donde murió este viernes.

Y el escalador irlandés Kevin Hynes, de 56 años, murió este viernes por la mañana en el lado tibetano del Everest en su tienda de campaña a 7.000 metros.

Dos murieron el miércoles después de descender de la cumbre: el escalador indio Anjali Kulkarni, de 55 años, y el escalador estadounidense Donald Lynn Cash, de 55.

Kalpana Das, de 49 años, y Nihal Bagwan, de 27 años, ambos de la India, también murieron en el Everest esta semana. Ambos murieron el jueves a su regreso de la cumbre.

Ravi, un escalador indio de 28 años, murió la semana anterior el 17 de mayo.

La semana pasada, se suspendió la búsqueda del escalador irlandés Seamus Lawless, de 39 años, después de que este profesor del Trinity College de Dublín cayera mientras descendia del pico, de acuerdo con la Asociación de Prensa.

Lawless estaría muerto.

El número de muertos para la temporada de escalada del Everest 2019 no es inusual para la montaña. En 2018, cinco escaladores murieron, mientras que seis murieron tanto en 2017 como en 2016.

Más de 200 montañistas han muerto en la cima desde 1922, cuando se registraron las muertes de los primeros escaladores en el Everest. Se cree que la mayoría de los cuerpos han permanecido enterrados bajo glaciares o nieve.