CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Celebridades

Kevin Spacey: documentos judiciales detallan mensajes de texto entre el acusador del actor y su novia

Por Evan Simko-Bednarski

(CNN) — Los documentos judiciales sobre el caso contra Kevin Spacey por agresión sexual incluyen mensajes de texto enviados por el acusador del actor la noche del presunto incidente.

Spacey está acusado de asalto indecente y agresión por presuntamente manosear a un mozo de 18 años en julio de 2016 en el restaurante y bar Club Car en la isla de Nantucket. Él se ha declarado no culpable.

Un archivo de marzo recién publicado por el abogado de Spacey incluye capturas de pantalla de los textos intercambiados entre el acusador de Spacey y su novia la noche del presunto encuentro.

CNN no publica el nombre del acusador de Spacey porque es una presunta víctima de agresión sexual.

Las capturas de pantalla se encuentran entre las pruebas extraídas del teléfono celular del acusador, que ahora ha desaparecido.

Un juez de Nantucket, Massachusetts, ordenó que el teléfono fuera entregado para que los expertos en defensa lo pudieran examinar. La policía dice que el dispositivo fue devuelto al padre del acusador, pero como informó CNN el miércoles, el acusador, su familia y su abogado dicen que no recuerdan haber recibido el teléfono y no pueden encontrarlo.

Las capturas de pantalla parecen comenzar a mitad de la conversación, con el acusador escribiendo, “como si me estuviera rodeando en el bar. Obtuvo mi número y me pidió que saliera con él”.

En el transcurso del intercambio de texto, el acusador afirma que Spacey tocó sus genitales varias veces. “Me bajó la cremallera”, le escribió el acusador a su novia, agregando más tarde: “Jesucristo, me bajó los pantalones”.

El acusador pide ayuda repetidamente a lo largo de la conversación, y en un momento le dice a su novia que “revisa snap”, probablemente una referencia a la aplicación de redes sociales Snapchat.

En el texto, el acusador escribe: “Tengo los autógrafos… y una historia de miedo”.

El abogado de Spacey argumentó en un expediente judicial que los mensajes de texto están incompletos y son exculpatorios.

“Para estar seguro, las capturas de pantalla de los mensajes de texto intercambiados entre (la novia del acusador) y (el acusador) en la noche en cuestión están incompletas”, argumenta el abogado Alan Jackson en una presentación simultánea. “Parece que hay períodos de tiempo intermedios entre cada uno de estos textos”.

Jackson ha argumentado que la evidencia exculpatoria había sido eliminada del teléfono del acusador antes de ser entregada a los fiscales.

“Las capturas de pantalla producidas por la Commonwealth sugieren que las comunicaciones adicionales en el teléfono celular (del acusador) revelarán la verdad: (el acusador) inventó y exageró los elementos de una historia para impresionar a sus amigos”, dijo.

Los fiscales le dijeron al juez Thomas Barrett el mes pasado que obtuvieron una copia de los datos del teléfono y luego devolvieron el dispositivo.

Los abogados defensores recibieron un CD con los archivos obtenidos del teléfono, pero el equipo legal de Spacey dijo que los archivos no son suficientes.

“El acceso a las bases de datos subyacentes es necesario para realizar un análisis adecuado, incluido si los mensajes pueden haber sido eliminados o para intentar recuperar los datos eliminados”, escribió el experto de la defensa Sankara Shanmugam en una declaración jurada.

Los abogados de Spacey han argumentado que se les debería permitir tratar de recuperar cualquier información eliminada del teléfono.

El juez Barrett extendió el plazo para entregar el teléfono hasta el 8 de julio. Si para entonces no se encuentra, el acusador, su madre y su abogado deben comparecer ante el tribunal para declarar sobre su paradero.

Ni Jackson, ni los fiscales ni el abogado del acusador respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Aaron Cooper y Brian Vitagliano de CNN contribuyeron a este informe