CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Medicina

Trump firmará un decreto para aumentar los trasplantes renales y mejorar la atención que reciben los pacientes

Por CNN

(CNN) — El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmará este miércoles un decreto dirigido a transformar la atención renal para los más de 37 millones de estadounidenses con algún tipo de enfermedad en los riñones. El gobierno dijo que es el primer decreto centrado en los riñones desde 1973.

El primer objetivo es mejorar la detección, el diagnóstico y el tratamiento, en parte a través de una campaña de concienciación pública para evitar que los pacientes sufran insuficiencia renal. El objetivo es reducir el número de pacientes en un 25% para 2030. La medida proporcionaría incentivos para la atención preventiva, ya que muchas personas que tienen problemas renales no lo saben hasta que es demasiado tarde para tomar medidas preventivas.

El segundo objetivo es aumentar el acceso a las opciones para pacientes con enfermedad renal en etapa terminal. Esto incluiría encontrar más formas de brindar atención a domicilio a más personas, en lugar del tratamiento en los centros de diálisis.

El tercer objetivo es duplicar el número de órganos transplantados para 2030. La orden creará nuevos modelos de pago como incentivo para que los centros de tratamiento modernicen el sistema de trasplante de órganos. También llamará al Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de Estados Unidos a que mejore el apoyo a los donantes vivos de riñón. El secretario del HHS, Alex Azar, dijo que habrá nuevos modelos de pago que alentarán a los pacientes a recibir trasplantes, en lugar de permanecer en diálisis.

El gobierno de Estados Unidos actualmente gasta más de 110.000 millones de dólares en pacientes con enfermedad renal. Eso es una quinta parte del gasto total de Medicare, dijo Azar. Azar cree que esto ahorrará dinero a largo plazo con esta orden ejecutiva.

Cuando CNN le preguntó si la primera dama Melania Trump o su oficina tenían alguna participación en el decreto, dado su propio procedimiento renal el año pasado, el director del Consejo de Política Nacional Joe Grogan no respondió, pero dijo: “Este es el tipo de problemas que al presidente le gusta enfrentar”, señalando que esta era un área que “el presidente entendió que se debe abordar”, y que está “muy orgulloso de estar tomando esta iniciativa”.