CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Gran Bretaña

¿Crees que Boris Johnson rompe el molde? Conoce a Carrie Symonds, su novia de 31 años

Por Sheena McKenzie

Londres (CNN) — Cuando la novia de Boris Johnson, Carrie Symonds, se unió a la comitiva del personal que se reunía en las afueras de 10 Downing Street para ver su primer discurso como primer ministro británico, varios testigos informaron que los fotógrafos se habían vuelto “locos”.

Hasta ahora, la joven exfuncionaria de comunicaciones del Partido Conservador, de 31 años, ha hecho un buen trabajo al mantenerse alejada de los medios de comunicación: rara vez se le ha visto en la campaña y está al margen de momentos históricos como la reunión de Johnson con la reina.

Mantener un perfil bajo durante los últimos 18 meses como novia de un político de alto rango es una cosa. Pero hacer lo mismo como pareja del primer ministro de Gran Bretaña será más difícil.

En los últimos días, los medios británicos han estado a toda máquina. Desde sus arreglos de vivienda (¿se mudará ella a Downing Street?) hasta su participación en asuntos diplomáticos (¿acompañará a Johnson a sus viajes al extranjero?). Cada aspecto de la relación de Symonds con Johnson ha sido objeto de especulación.

Boris Johnson da su primer discurso como primer ministro de Gran Bretaña. A su lado, en su staff, Carrie Symonds (tercera a la izquierda). (Crédito: TOLGA AKMEN/AFP/Getty Images)

Downing Street le dijo a CNN que no sabía si Symonds se mudaría a la famosa residencia.

Estas son aguas desconocidas para el establecimiento británico: nunca en la memoria viva un primer ministro del Reino Unido ha habido una pareja soltera que ocupe este cargo. A diferencia de las primeras damas de Estados Unidos, las primeras parejas de los primeros ministros de Reino Unido no tienen un rol estrictamente definido, y Symonds tendrá que darle forma.

“Se va confeccionando un poco a medida que avanza, por lo que depende mucho de la personalidad de cada persona”, dijo el profesor Tony Travers, director del Instituto de Asuntos Públicos de la London School of Economics.

Travers señaló la forma en que la esposa del primer ministro Tony Blair, Cherie, continuó su carrera como abogada y “era su propia persona sin nada que ver” con el trabajo de su esposo.

Mientras tanto, el esposo de Theresa May, Philip, estuvo a su lado cuando pronunció su discurso final como primera ministra. “Decidió tener un apoyo, un perfil bajo, y la prensa prácticamente lo dejó así”, dijo Travers.

Stanley, el papá de Boris Johnson, es fotografiado junto a Carrie Symonds en una protesta contra la caza de ballenas en la embajada de Londres en Japón. (Crédito: John Stillwell/PA Images via Getty Images)

Una poderosa comunicadora política

El nuevo primer ministro también es inusual por tener una pareja que tenga una carrera política mucho antes de conocer a Johnson. Symonds es hija de Matthew Symonds, cofundador del periódico The Independent, y de la abogada del periódico, Josephine McCaffee. La joven tuvo una educación privilegiada en el suroeste de Londres, donde asistió a una escuela privada de niñas.

Symonds hizo estudios de teatro e historia del arte en la respetada Universidad de Warwick, antes de trabajar como jefe de prensa del Partido Conservador en 2010 y rápidamente ascender de rango.

Formó parte del equipo de campaña que ayudó a que Johnson fuera reelegido como alcalde de Londres en 2012.

El entonces secretario de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, con Carrie Symonds en la recaudación de fondos del baile Black and White del Partido Conservador en 2018. (Crédito: Chris J Ratcliffe/Getty Images). 

A los 29 años, Symonds se convirtió en la directora de comunicaciones más joven del partido, y los analistas dicen que ha sido crucial para poner en orden a la famosa desaliñada personalidad de Johnson durante la campaña de liderazgo.

“Desde que entró en escena, se ha convertido en una figura mucho más elegante, ha perdido peso, se ha cortado el cabello … definitivamente ha mejorado su apariencia”, dijo Caroline Wheeler, editora política adjunta del periódico Sunday Times.

Symonds es una “comunicadora política muy establecida”, agregó Wheeler. “Ella sabrá cómo mantener su mensaje”.

A lo largo de la campaña de liderazgo, Johnson fue “muy cuidadoso” acerca de con quién habló, dijo Wheeler, haciendo pocas entrevistas en los periódicos y evitando algunos de los principales debates televisivos.

“Ha sido una figura mucho más disciplinada y mucha gente le ha acreditado a Carrie esa transformación”, dijo Wheeler.

Symonds ahora trabaja como asesora principal de la organización benéfica conservacionista Oceana, y su cuenta de Twitter está llena de historias que van desde la sobrepesca hasta la prohibición de trofeos de caza.

Algunos analistas creen que ella estará hablándole al oído al primer ministro sobre la crisis climática y el bienestar animal, un tema que Johnson mencionó inesperadamente durante su discurso inaugural.

“Ella influirá en las políticas, particularmente en el medio ambiente“, dijo el locutor de la radio LBC y comentarista político Iain Dale. Johnson ha estado “hablando mucho sobre el cambio climático durante la campaña”, dijo.

El ‘violador de taxi’

Symonds también ha hablado sobre otros asuntos importantes para ella. Apenas fuera de su adolescencia, habló públicamente sobre su encuentro con John Worboys, conocido en el Reino Unido como el “violador de taxis” que se cree que atacó al menos a 100 víctimas.

A los 19 años, Symonds tomó un viaje con Worboys a su casa en el oeste de Londres y durante el viaje le ofreció alcohol, al igual que otras bebidas alcohólicas que les dio a sus víctimas. Ella dijo que no sabe qué pasó después.

Symonds renunció a su anonimato en el caso, contándole a varios periódicos británicos sobre su terrible experiencia. También ayudó a lanzar una revisión judicial después de que la junta de libertad condicional decidiera que Worboys ya no era una amenaza.

La revisión más tarde descubrió que Worboys aún representaba un riesgo importante para el público y permanecería en la cárcel.

El sistema de justicia nos había “defraudado”, escribió Symonds en el Evening Standard. “Finalmente hemos probado que tenemos razón”.

  • Mira: Boris Johnson y Donald Trump: dos mandatarios con mucho en común

Objetivo para la prensa sensacionalista

Hoy, Symonds está en los periódicos británicos por diferentes razones.

A los 55 años, Johnson es más de dos décadas mayor que ella. Todavía está casado con su esposa con la que duró 26 años, Marina Wheeler, con quien tiene cuatro hijos.

La pareja se separó el año pasado y los informes de los supuestos asuntos extramaritales de Johnson, y los niños fuera del matrimonio, han aparecido en las páginas de los periódicos del Reino Unido.

Boris Johnson y su exesposa Marina Wheeler en una foto de 2014. (Crédito: Peter Macdiarmid/Getty Images).

Johnson nunca ha abordado públicamente el tema de sus hijos extramatrimoniales. CNN contactó a la oficina de Johnson para obtener comentarios, pero no había recibido una respuesta al momento de la publicación.

Dada la complicada vida privada de Johnson, su relación con Symonds “tiene todos los ingredientes para el tipo de cosas que aman los periódicos sensacionalistas”, dijo Travers.

Pero su relación también es un reflejo de la Gran Bretaña moderna, dijo Wheeler. “Hay muchas personas que eligen vivir juntas sin estar casadas”, dijo. “Y creo que es importante que quienes dirigen el país reflejen lo que muchas personas en este país están haciendo”.

La relación de la pareja se puso en el centro de atención como nunca antes durante la campaña de liderazgo después de que la policía fuera llamada por una discusión en el apartamento de Symonds, en el sur de Londres.

Los vecinos grabaron a Symonds diciéndole a Johnson “quítate de encima mío” y “sal de mi casa”. La policía dijo que los agentes llegaron y “hablaron con todos los ocupantes de la dirección, y que estaban todos sanos y salvos”.

El incidente planteó preguntas sobre si el próximo líder de Gran Bretaña le debía al público una explicación de lo que sucede a puerta cerrada.

“Se supone que la prensa británica debe operar sobre una base de ‘interés público'”, dijo Travers. Lo que significa “¿la vida privada del primer ministro afecta de alguna manera su capacidad para hacer su trabajo?”.

Con el Reino Unido en la peor crisis política en décadas, Johnson está bajo una gran presión para entregar brexit antes de la fecha límite del 31 de octubre. El primer ministro probablemente siente que puede prescindir del enfoque adicional en su vida privada.

 

— Karl Bostic de CNN contribuyó a este informe