CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Inmigrantes indocumentados

Madre guatemalteca le pide clemencia a un soldado mexicano en nuevas fotos tomadas en la frontera de Estados Unidos

Por Leah Asmelash, Brian Ries

(CNN) — Nuevas fotos que muestran la desesperación que enfrentan los migrantes en la frontera de Estados Unidos se están difundiendo en las redes sociales.

Una muestra a una madre, a su hijo y a un miembro de la Guardia Nacional de México, a quien le está suplicando que le permita cruzar a Estados Unidos.

LEE: Guatemala firma de acuerdo de cooperación sobre asilo con Estados Unidos

En esa imagen, tomada por el fotógrafo de Reuters José Luis González, la madre, identificada por el fotógrafo como Lety Pérez, se ve en cuclillas en un camino de tierra. Ella se cubre la cara con la mano, ocultando sus lágrimas. Su otro brazo está alrededor de su hijo de 6 años, Anthony, que está mirando al guardia.

Otras fotos de la serie también muestran su súplica al oficial.

Guatemalan migrant Lety Perez embraces her son Anthony while asking a member of the Mexican National Guard to let them cross into the United States, as seen from Ciudad Juarez, Mexico July 22, 2019. REUTERS/Jose Luis Gonzalez

La migrante guatemalteca Lety Pérez abraza a su hijo Anthony mientras le pide a un miembro de la Guardia Nacional de México que los deje cruzar a Estados Unidos, desde Ciudad Juárez, México, el 22 de julio. REUTERS/José Luis González

Las imágenes son las últimas de un número cada vez mayor de fotos desgarradoras provenientes de la frontera sur, que muestran tanto la dificultad de cruzar a Estados Unidos como la desesperación de los migrantes.

En junio, la imagen de dos migrantes salvadoreños muertos, un padre y una hija llevados por las aguas del Río Grande, apareció en las noticias. Esta fue seguida por la foto de un miembro de la Guardia Nacional mexicana, que se integró apenas en junio, jalando a una mujer fuera del Río Grande. El año pasado, una foto de una niña de 2 años que lloraba mirando a su madre mientras los guardias fronterizos registraban a la mujer, generó una controversia similar.

González, el fotógrafo de la última serie, habló con CNN sobre las imágenes, cómo las capturó y las personas en el centro de la crisis.

Cuéntanos sobre la asignación que te llevó a estos migrantes

El lunes por la mañana, me pidieron imágenes de la frontera y la Guardia Nacional. Caminaba a lo largo de la frontera hasta el anochecer porque esperaba ver el momento en que algunos migrantes cruzan o son detenidos por oficiales. En los últimos días, he notado que los intentos de cruce aumentan al anochecer porque los migrantes se aprovechan del hecho de que son menos visibles para los agentes. Sin embargo, no esperaba la escena que encontré.

¿Quienes son? ¿Cuál fue su historia? ¿Qué les pasó después de este momento?

Su nombre es Lety Pérez y Anthony Díaz el de su hijo, él tiene 6 años. Ambos son migrantes de Guatemala. Ella dejó su país con la esperanza de darle a su hijo un futuro mejor. Ella dijo que era madre soltera; el padre de Anthony la abandonó cuando tenía 9 meses y nunca los ayudó. Ella había gastado todo lo que tenía para llegar a la frontera, lloró e imploró a los oficiales de la Guardia Nacional que la dejaran cruzar. Les pidió que no la enviaran de vuelta a su país. Finalmente, en un descuido del oficial que estaba frente a ella, corrió hacia el Río Bravo (que está seco y lleno de malezas) y se entregó a la Patrulla Fronteriza que estaba al otro lado arrestando a los migrantes que habían cruzado antes.

¿Fue esta escena típica de lo que te encuentras en el lado mexicano de la frontera?

Sí, desde que la Guardia Nacional está en la frontera. Antes, no había nadie en el lado mexicano para evitar que los migrantes cruzaran, ahora hay oficiales casi cada 100 metros. Al principio, los vi tratando de detener físicamente a los migrantes para evitar que se cruzaran y entregarlos al Instituto de Migración, ahora se paran enfrente como si estuvieran creando una barrera. La gran mayoría de las mujeres que cruzan la frontera van acompañadas de sus hijos, a veces incluso los hombres. Aunque no siempre se rompen a llorar, le piden a la Guardia Nacional que les permita continuar su viaje.

¿Los guardias mexicanos dijeron algo sobre el momento?

Ella le dijo a uno de los oficiales directamente que la ayudara y la dejara pasar, él solo respondió “No puedo”. Luego le dijo que no se preocupara, que cuando llegaran los agentes de inmigración la ayudarían. Ella le preguntó si la llevarían de regreso a su país y él le dijo de nuevo que esperara a Inmigración (cuando la interceptaron, llamaron por radio a agentes del Instituto de Migración que también custodian la frontera). Cuando la Sra. Pérez logró cruzar al lado estadounidense, varios oficiales mexicanos se encontraron en el punto donde la habían detenido, no sé de qué hablaron.

¿Algo más que te gustaría saber?

Me gustaría saber qué pasó con ella. En las últimas semanas, los inmigrantes que cruzan la frontera son devueltos casi inmediatamente, uno o dos días después. Ella, como muchos migrantes, esperaba cruzar y obtener una mejor vida para su hijo. No sé lo que piensa ahora, sabiendo que será devuelta a México para esperar una cita en la corte.

LEE: Sus hijos lloran de noche tras la separación en la frontera. Estos padres están buscando una indemnización por el daño que sufrieron

La foto ilustra el nuevo papel de México

La foto muestra el papel que México está jugando en la crisis de los migrantes.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, suspendió en junio la amenaza de aranceles sobre los productos mexicanos luego de llegar a un acuerdo con el gobierno mexicano. Los aranceles estaban destinados a presionar al gobierno mexicano a hacer más para frenar el flujo de migrantes de Centroamérica que cruzan la frontera de México con EE. UU.

El acuerdo se produjo después de que México se comprometió a enviar 6.000 soldados de la Guardia Nacional a su frontera con Guatemala para obstaculizar el movimiento de migrantes. Pero el nuevo acuerdo hizo que México intensificara su patrulla fronteriza en todo el país.

MIRA: 45 días después del acuerdo migratorio entre México y EE.UU., el flujo de migrantes baja en un 36%

Todo esto ocurre un año después de que México eligió un nuevo presidente, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador. El nuevo presidente, que llegó al poder en diciembre, dijo en la campaña que México no haría el “trabajo sucio” para Estados Unidos cuando se trataba de hacer cumplir la ley de inmigración. Pero desde que asumió el cargo, su tono ha cambiado, y se ha adaptado en gran medida a las demandas de Trump sobre inmigración.