CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Tiroteos

Lo que sabemos sobre el tiroteo en El Paso, Texas

Por Amir Vera

(CNN) — Un tiroteo en un complejo comercial en El Paso, el sábado, dejó al menos 20 personas muertas, dijo el gobernador de Texas, Greg Abbott.

Más de dos docenas de personas resultaron heridas en el tiroteo en Walmart, donde parte del caos fue captado por cámaras que muestran a las víctimas tendidas en el estacionamiento.

LEE: Los desarrollos minuto a minuto del tiroteo en Texas

La policía dice que tiene bajo custodia a un hombre de 21 años en relación con el tiroteo.

Esto es lo que sabemos:

Dónde ocurrió el tiroteo

El tiroteo tuvo lugar en una tienda Walmart, cerca del centro comercial Cielo Vista, dijo a periodistas el sargento Robert Gómez, un portavoz de la policía de El Paso.

LEE: “Fue una masacre”: tiroteo en El Paso, Texas, deja 20 muertos

La policía comenzó a recibir informes de un tirador activo alrededor de las 10 a.m. (mediodía ET). La policía recibió múltiples llamadas de tiendas en el complejo del centro comercial, donde se encuentra Walmart.

En un video de Snapchat transmitido por CNN, una mujer que sostiene la cámara corre por los grandes almacenes del centro comercial y llega a un estacionamiento.

Mientras el grupo se apresura a pasar por los estantes de ropa y cajas de mercancías, se escuchan voces gritando: “¡Manos arriba!”

Otro video, filmado afuera del Walmart, muestra a personas tendidas en el suelo, algunas de ellas al lado de una mesa dispuesta junto a la entrada de la tienda.

“Hay un hombre tendido en el puesto que instaló una escuela”, dice en español el hombre que sostiene la cámara.

“¡Ayuda!”, grita otro hombre en inglés.

Gómez dijo que se estima que hasta 3.000 compradores y 100 empleados estaban dentro de Walmart en el momento del tiroteo.

El número de víctimas

Al menos 20 personas murieron en lo que fue “uno de los días más mortales en la historia de Texas”, dijo Abbott el sábado por la noche durante una conferencia de prensa.

Las víctimas no han sido identificadas públicamente, a la espera de la investigación y de notificar a los familiares, dicen las autoridades.

Tres mexicanos están entre las víctimas mortales, dijo el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a través de Twitter.

Al menos 26 personas resultaron heridas, dijo el jefe de policía de El Paso, Greg Allen. De los heridos, 23 fueron trasladados a dos hospitales del área, dijeron dos voceros del hospital a CNN. Seis mexicanos estaban entre los heridos, dijo el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, a través de Twitter.

Trece personas fueron llevadas al Centro Médico de la Universidad de El Paso, donde uno murió, dijo el portavoz del centro médico, Ryan Mielke.

Otras 11 personas fueron llevadas al Centro Médico Del Sol, según el portavoz Víctor Guerrero. El Dr. Stephen Flaherty dijo que los pacientes tenían entre 35 y 82 años.

Al menos dos pacientes en Del Sol están en una “situación riesgodsa”, dijo Flaherty más tarde en una conferencia de prensa.

Nueve pacientes estaban en estado crítico, dijo Flaherty. De ellos, dijo, siete pacientes requirieron operaciones de emergencia. Dijo que la mayoría de los pacientes probablemente necesitarán más intervenciones en los próximos días.

El autor del tiroteo

El sospechoso de los tiroteos mortales en el complejo comercial ha sido identificado como Patrick Crusius, de 21 años, de Allen, Texas, dijeron tres fuentes a CNN.

La información proporcionada a CNN provino de dos fuentes federales de la policía y una fuente del gobierno estatal. Las fuentes federales le dijeron a CNN que los investigadores están revisando un escrito publicado en línea días antes de los disparos, el cual podría indicar un motivo.

Las fuentes dicen que se cree que la publicación en línea fue escrita por Crusius, pero eso no ha sido confirmado.

El jefe de policía no identificó al sospechoso durante una conferencia de prensa el sábado por la noche, pero Allen dijo que el tirador era un hombre blanco de 21 años de Allen, Texas. El sospechoso enfrenta posibles cargos de asesinato capital, dijo.

Allen dijo que el tirador se entregó a los oficiales cuando se acercaron a él en el Walmart.

La universidad de Collin College, en el noreste de Dallas, confirmó en un comunicado que Crusius fue su estudiante de 2017 a 2019.

“Collin College está preparada para cooperar plenamente con las autoridades estatales y federales en su investigación de esta tragedia sin sentido. Nos unimos al gobernador y todos los texanos al expresar nuestra sincera preocupación por las víctimas del tiroteo y sus seres queridos”, dijo el presidente de la universidad, Neil Matkin.

La investigación

El FBI ha abierto una investigación de terrorismo doméstico sobre el tiroteo, dijo a CNN una fuente familiarizada con el proceso de investigación.

Los primeros informes indican que el arma utilizada en el tiroteo fue un rifle, dijo el sargento de policía de El Paso Enrique Carillo a periodistas durante una rueda de prensa previa.

El FBI en El Paso pidió en Twitter que quienquiera que haya tomado videos o fotos durante y después del tiroteo los presentara a los investigadores.

La escena del crimen “será usada durante un largo período”, dijo Allen. “Desafortunadamente, los fallecidos permanecerán en la escena hasta que la escena sea procesada correctamente con fines probatorios para posterior juicio”.

El tiroteo se está investigando como asesinato, pero las autoridades dicen que hay algunos aspectos que indican la posibilidad de un crimen de odio.

“En este momento, tenemos un manifiesto de este individuo que indica hasta cierto punto que tiene un nexo con un posible crimen de odio”, dijo Allen.

  • FOTOS | Tiroteo en El Paso, Texas: así reaccionan las fuerzas del orden:

El FBI advirtió que la investigación aún se encuentra en sus primeras etapas y se necesita más trabajo para determinar si fue un crimen de odio.

“Existe la posibilidad de varias otras violaciones diferentes y estamos revisando todas las pruebas para determinar qué más puede haber, además de las violaciones que las autoridades locales han dicho que están persiguiendo”, dijo el agente a cargo del FBI en El Paso, Emmerson Buie, durante la conferencia de prensa del sábado por la noche.

Las autoridades investigan un documento de cuatro páginas publicado en 8chan que creen que fue escrito por Crusius. 8chan es un tablero de mensajes en línea plagado de teorías de conspiración racistas y antisemitas.

El documento iba adjuntó a una publicación en 8chan que decía: “Probablemente voy a morir hoy”. Un análisis de CNN de la publicación de 8chan encontró que se publicó menos de 20 minutos antes de que la policía recibiera las primeras llamadas sobre el tiroteo.

El documento está lleno de mensajes de odio nacionalista y racista hacia los inmigrantes e hispanos, y culpa a los inmigrantes y a los estadounidenses de primera generación de quitar empleos y por la mezcla de culturas en Estados Unidos.

El autor habla sobre el temor a que una población hispana influyente en Texas haga del estado un “bastión demócrata”, aunque dijo que “el Partido Republicano también es terrible”, porque el Partido Republicano es pro-empresas, lo que puede conducir a más inmigración. El autor también escribió que las opiniones sobre inmigración son anteriores al presidente Trump, y el autor parece haber mantenido estas creencias durante años.

La publicación dice además que el autor tardó menos de un mes en planificar el tiroteo y describe las armas utilizadas.

Facebook dice que está trabajando con la policía. La compañía ha eliminado los perfiles de Facebook e Instagram con el nombre del sospechoso.

Facebook y Twitter dicen que están trabajando para evitar que haya personas que compartan el documento.

A pesar de que las compañías dijeron que habían eliminado los escritos, CNN pudo encontrar fácilmente múltiples versiones de estos en las plataformas.

“Estamos eliminando de manera proactiva el contenido que viola nuestras políticas y nos comprometeremos con la policía, según corresponda”, dijo un portavoz de Twitter.

Facebook dijo que estaba tomando medidas similares.

“El contenido que elogia, apoya o representa el tiroteo o a cualquier persona responsable viola nuestros Estándares, y continuaremos eliminándolo tan pronto como lo identifiquemos”, dijo un portavoz de Facebook.

Google, propietario de YouTube, no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios de CNN.

El secretario de Justicia de Estados Unidos, William P. Barr, ofreció el pleno apoyo del departamento.

“Quienes cometen tales atrocidades deben rendir cuentas rápidamente y en la mayor medida que la ley lo permita”, dijo Barr en un comunicado.

Lo que dicen las autoridades

El gobernador de Texas, Greg Abbott, se comprometió a hacer justicia.

“Lo vamos a perseguir tanto como asesinato capital, como crimen de odio, que es exactamente lo que parece ser sin haber visto toda la evidencia”, dijo Abbott. “Tenemos que tener muy, muy claro que una conducta como esta, pensamientos como este, acciones como esta, crímenes como este no son lo que Texas es y no serán aceptados aquí”.

El alcalde de El Paso, Dee Margo, dijo durante la conferencia de prensa que la ciudad se mantendrá unida a pesar de la tragedia.

“Nuestra comunidad no será definida por este acto perverso de violencia sin sentido”, dijo Margo. “Unidos, nuestra comunidad sanará. El Paso es demasiado fuerte para quebrarse por un acto cobarde como este”.

El presidente Donald Trump ha sido informado sobre el tiroteo y la Casa Blanca está monitoreando la situación, dijo el subsecretario de prensa Steven Groves.

“El tiroteo de hoy en El Paso, Texas, no solo fue trágico, fue un acto de cobardía”, dijo Trump en Twitter. “Sé que yo y todos en este país condenamos el acto de odio de hoy. No hay razones o excusas que justifiquen el asesinato de personas inocentes … Melania y yo enviamos nuestros sinceros pensamientos y oraciones al gran pueblo de Texas”.

El candidato presidencial demócrata Beto O’Rourke, quien es de El Paso, se retiró de un foro presidencial en Las Vegas para regresar a Texas.

“Se los digo, El Paso es el lugar más fuerte del mundo. Esta comunidad se unirá. Voy a volver allí ahora mismo para estar con mi familia y mi ciudad”, dijo.

El director ejecutivo de Walmart, Doug McMillon, emitió un comunicado en Instagram diciendo que no podía creer que tuviera que enviar una nota como esta “dos veces en una semana”. Otro tiroteo en Walmart ocurrió esta semana en Mississippi y dejó dos personas muertas.

“Mi corazón sufre por la comunidad en El Paso, especialmente por los asociados y clientes en la tienda 2201 y las familias de las víctimas de la tragedia de hoy. Estoy orando por ellos y espero que se unan a mí”, dijo McMillon.

Los funcionarios de inmigración en El Paso, que se encuentra en la frontera entre Estados Unidos y México, prometieron su apoyo a la comunidad.

Hector Mancha, director de operaciones de campo de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos en El Paso, y Gloria Chavez, jefa interina de agentes de patrulla del sector de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos en El Paso, emitieron un comunicado en Twitter en nombre de ambas agencias.

“El Paso es nuestro hogar y ofrecemos cualquier ayuda que podamos hoy y más adelante”, dice el comunicado. “En nombre de los hombres y mujeres de la Patrulla Fronteriza, nuestros pensamientos y oraciones están con los afectados por esta violencia sin sentido”.

El tiroteo también renovó el debate sobre el control de armas.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo que el tiroteo fue horrible y que “rompe los corazones de todos los estadounidenses”.

“Demasiadas familias en demasiadas comunidades se han visto obligadas a soportar el horror diario de la violencia armada. Ya es suficiente. La continua inacción del Senado republicano deshonra nuestro deber solemne de proteger a hombres, mujeres y niños inocentes y poner fin a esta epidemia de una vez por todas”, dijo Pelosi en un comunicado.

El senador Chuck Schumer, demócrata de Nueva York, dijo en Twitter: “Debemos actuar para ayudar a poner fin a la violencia armada en Estados Unidos”.

El senador republicano Lindsey Graham, de Carolina del Sur, tuiteó que el tiroteo fue algo “enfermo y sin sentido”.

“Es hora de hacer algo más que rezar. Es hora de promulgar leyes de sentido común en el Congreso para empoderar a los estados para que lidien con aquellos que presentan un peligro para sí mismos y para los demás, respetando al mismo tiempo el debido proceso”, dijo Graham. “Puede que no haya sido importante aquí, pero las leyes de Bandera Roja han demostrado ser efectivas en los estados que las tienen”.

Hollie Silverman, Chelsea J. Carter, Josh Campbell, Evan Perez, Ed Lavandera, Paul P. Murphy, Artemis Moshtaghian Kay Guerrero, Artemis Moshtaghian, Shawn Nottingham y Jay Croft contribuyeron a este informe.