CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Inmigrantes indocumentados

Un ciudadano iraquí que había vivido toda su vida en Estados Unidos muere poco después de ser deportado a Iraq

Por Sonia Moghe

(CNN) — Un ciudadano iraquí que había vivido en EE.UU. desde que era un bebé murió poco después de ser deportado a Iraq, en medio de la represión del gobierno de Trump contra la inmigración ilegal.

Jimmy Aldaoud, de 41 años, murió por complicaciones con la diabetes que padecía, dijo su abogado Edward Bajoka a CNN. Aldaoud, que tenía un largo historial criminal, fue deportado a principios de junio a Iraq, donde no tenía familiares ni contactos y no hablaba el idioma. Su cuerpo fue encontrado este martes en un departamento que compartió con otro deportado iraquí estadounidense.

“No pudo obtener insulina en Iraq. Esa fue esencialmente la causa de su muerte”, dijo Bajoka. “Esta muerte fue completamente prevenible. No tuvo que suceder. La muerte ha sido devastadora para la familia y la comunidad de Jimmy”.

Agentes de Inmigración y Control de Aduanas en Detroit le dijeron a CNN que cuando Aldaoud fue deportado el 2 de junio, “se le suministró un complemento completo de medicamentos para garantizar la continuidad de la atención”.

Aldaoud, que era parte de la comunidad católica caldea en Michigan, nunca había estado en Iraq, dijo su abogado, a pesar de tener la ciudadanía iraquí a través de su padre. Nació en un campo de refugiados en Grecia. Su familia llegó a Estados Unidos legalmente como refugiados en 1979 cuando tenía 6 meses, confirmó ICE a CNN. Bajoka dijo que sus padres, ahora fallecidos, y otros tres hermanos se convirtieron en ciudadanos estadounidenses, pero él nunca lo hizo.

Bajoka compartió un video de Aldaoud tomado en Iraq dos semanas y media después de ser deportado, donde habla sobre ser arrestado por agentes de ICE en mayo antes de ser obligado a tomar un vuelo comercial días después.

“Les supliqué. Dije: ‘Por favor, nunca he visto ese país. Nunca he estado allí'”, dice Aldaoud en el video. “Me forzaron. Estoy aquí ahora, y no entiendo el idioma. He estado durmiendo en las calles. Soy diabético. Me inyecto insulina. He estado vomitando, vomitando, durmiendo en las calles. No tengo nada para comer”.

Jimmy Aldaoud fue deportado a Irak, un país en el que jamás había estado en su vida.

Aldaoud tenía un extenso historial criminal “que involucró no menos de 20 condenas entre 1998-2017”, dijo un funcionario de ICE de Detroit a CNN, incluido asalto con un arma peligrosa, violencia doméstica, desacato al tribunal, falta de comparecencia, allanamiento, destrucción maliciosa de un edificio, invasión de viviendas y posesión de marihuana. Su historial criminal finalmente lo llevó a ser encarcelado y transferido a la custodia de ICE a principios de la década de 2000, dijo Bajoka.

“Tenía problemas graves de salud mental. Era bipolar, esquizofrénico, sufría depresión y ansiedad severas”, dijo Bajoka. “En última instancia, eso fue lo que lo llevó a tener problemas con la ley y, en última instancia, lo que condujo a su deportación”.

La familia de Aldaoud, junto con el representante demócrata Andy Levin, del estado natal de Aldaoud, Michigan, espera poder traer su cuerpo de regreso a EE.UU. para recibir un entierro católico y descansar junto a sus padres.

LEE: Estas mujeres escaparon de ISIS, pero luego fueron absorbidas por el inframundo del tráfico sexual de Iraq

“Esto debería decirle a la administración Trump, si continúan deportando a personas vulnerables a Iraq, que lo harán, que las personas continuarán enfrentando el peor tipo de destino que puedan imaginar”, dijo Levin. “Lo que pregunto es a qué interés político de Estados Unidos sirve esto. No lo entiendo”.

Levin está patrocinando un proyecto de ley junto con el representante republicano John Moolenaar de Michigan que apunta a detener las deportaciones de ciudadanos iraquíes para darles tiempo para apelar sus casos de inmigración.

“He tenido intensas discusiones con la administración sobre esto. Han sido amigables y nada hostiles. Pero no parece que vayan a cambiar de rumbo”, dijo Levin a CNN. “Mi mensaje para los diplomáticos iraquíes en este momento es que no deben aceptar a nadie si no pueden proporcionarles una verdadera seguridad”.

Bajoka dijo que Aldaoud había sido liberado de la custodia de ICE a principios de la década de 2000 y que fue reintegrado en junio de 2017, como parte de una redada de inmigración masiva que se dirigió a ciudadanos iraquíes con órdenes de deportación. Aldaoud había recibido órdenes de deportación desde 2005, confirmó ICE a CNN.

Formó parte de una demanda colectiva presentada por la Unión Estadounidense de Libertades Civiles de Michigan con el objetivo de liberar a los detenidos que se encontraban detenidos indefinidamente, en parte debido a la falta de voluntad de Iraq de recibirlos, según documentos presentados por el tribunal.

Después de pasar 18 meses en un centro de detención de ICE en Ohio, Aldaoud fue liberado en diciembre de 2018 debido a una orden judicial en ese caso, junto con otros detenidos, pero “inmediatamente se escapó del programa de supervisión sin custodia de ICE al cortar su tobillera de GPS en el día de su liberación”, según un funcionario de Detroit ICE.

Mientras su caso de inmigración seguía teniendo obstáculos, dijo Bajoka, Aldaoud había renunciado a continuar apelando cuando fue detenido en mayo. Funcionarios de ICE dicen que fue arrestado por la policía local por robar un vehículo en abril.

“Ellos (ICE) lo redefinieron y básicamente le dijeron: ‘Mira, no tienes otra opción. No nos importa si no quieres ir'”, dijo Bajoka. “Lo intimidaron físicamente y básicamente lo obligaron a subir a este avión”.

Levin dijo que, al deportar a Aldaoud a Iraq, esencialmente lo estaban enviando a “su muerte”.

“Fue una sentencia de muerte enviarlo a Iraq”, dijo Levin. “No tiene familia allí. La comunidad caldea ha sido en gran parte arrasada allí. No habla árabe. Está totalmente acostumbrado a la cultura de EE.UU. Tiene problemas de salud mental, por lo que no puede tratarse. Es diabético. No tenía razón para tener acceso a medicina allí”.