CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Enfermedades

Una vacuna contra la clamidia muestra señales de éxito en un ensayo temprano

Por Jack Guy

(CNN) — Los científicos han dado un primer paso hacia una vacuna contra la clamidia luego de una prueba temprana exitosa.

Una vacuna desarrollada por un equipo británico y danés demostró ser segura y efectiva durante un ensayo controlado aleatorio con 35 mujeres, según un estudio publicado en la revista médica The Lancet Infectious Diseases.

MIRA: Sífilis, gonorrea y clamidia alcanzan récord de contagios en Estados Unidos

La clamidia es la infección bacteriana de transmisión sexual (ITS) más común en el mundo. Hay 131 millones de casos nuevos cada año, según el Imperial College de Londres, y hasta tres cuartos no muestran síntomas. Sin embargo, puede causar infertilidad si no se trata.

Los investigadores del Imperial College de Londres, Reino Unido, y el Statens Serum Institut (SSI), Dinamarca, reconocen que el desarrollo de la vacuna tiene un largo camino por recorrer. Sin embargo, había producido la respuesta inmune que esperaban, y ninguna de las mujeres desarrolló ningún efecto secundario grave.

“El resultado más importante es que hemos visto anticuerpos protectores contra la clamidia en los tractos genitales”, dijo el autor del estudio Frank Follmann de SSI en un comunicado.

MIRA: OMS: Un millón de nuevos casos de enfermedades de transmisión sexual diarios

“Nuestras pruebas iniciales muestran que evitan que la bacteria de la clamidia penetre en las células del cuerpo. Esto significa que nos hemos acercado mucho más a una vacuna contra la clamidia”, afirma.

Este es el primer ensayo clínico para una vacuna contra la clamidia genital y representa el último desarrollo en 15 años de investigación, según un comunicado de SSI.

Sin embargo, queda mucho trabajo por hacer, según el autor del estudio Robin Shattock, del Imperial College.

“El siguiente paso es llevar la vacuna a otros ensayos, pero hasta que lo haga, no sabremos si es realmente protectora o no”, dijo en un comunicado del Imperial College.

Las pruebas de diagnóstico y los tratamientos con antibióticos están disponibles, pero los programas nacionales de tratamiento han tenido poco efecto en la lucha contra la epidemia mundial de clamidia, según un comunicado de prensa de The Lancet. Los autores del estudio sugieren que una vacuna podría ser la mejor manera de combatir la infección.

Una de cada seis mujeres infectadas con clamidia desarrolla una enfermedad inflamatoria pélvica, que puede provocar dolor pélvico crónico, embarazo ectópico o infertilidad.

La infección por clamidia aumenta la susceptibilidad a otras ITS y la infección durante el embarazo aumenta el riesgo de aborto espontáneo, muerte fetal y parto prematuro, según el comunicado.

MIRA: ¿Qué es la linfogranuloma, la enfermedad venérea que desató alerta epidemiológica en Argentina?

“Dado el impacto de la epidemia de clamidia en la salud de las mujeres, la salud reproductiva, la salud infantil a través de la transmisión vertical y una mayor susceptibilidad a otras enfermedades de transmisión sexual, existe una necesidad médica mundial no satisfecha de una vacuna contra la clamidia genital”, dijo el autor del estudio Peter Andersen de SSI.

Sarah Gilbert, profesora de vacunología en la Universidad de Oxford que no participó en el estudio, dijo que se necesita más investigación ya que este ensayo analizó principalmente la seguridad de la vacuna en adultos sanos.

“Se necesitarán más ensayos para determinar si estas respuestas inmunes son capaces de prevenir la infección por clamidia en personas que han estado expuestas”, dijo Gilbert a CNN.

No está claro cuán pronto podría usarse una vacuna contra la clamidia en la población general, según Gilbert.

“Depende mucho de la cantidad de fondos disponibles para continuar con el desarrollo de la vacuna, que se volverá más costoso en cada etapa”, dijo Gilbert.

Si bien es científicamente posible que una vacuna esté disponible en cinco años, es común que las vacunas pasen 10 o 20 años en desarrollo, explicó.

MIRA: CDC recomienda la vacuna contra el VPH en hombres mayores de 21

También depende de la capacidad de fabricación de SSI, que produjo la vacuna utilizada en el ensayo.

“¿Podrán fabricar lo suficiente para comercializar la vacuna, o deberán transferirse a otro fabricante?”, dijo Gilbert.

“Eso tendrá implicaciones para el momento de la licencia de la vacuna”, añade.

En junio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó cifras que muestran que más de un millón de casos nuevos de ITS se contraen todos los días.

Las cuatro infecciones son clamidia, gonorrea, tricomoniasis (o “trich”) y sífilis.

Un promedio de una de cada 25 personas en todo el mundo tiene al menos una de estas ITS, según la OMS.